«Ser artista no te convierte en gilipollas ni al revés»

Ramón L. Pérez

Izal serán esta noche una de las citas destacadas del Santander Music Festival

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

«Con la barra de felicidad a tope». Así se sienten los integrantes de Izal que viven en una especie de gira continua que llevan bien, aunque de vez en cuando toque cruzar el país de punta a punta. En ese viaje constante, su para de esta noche será Santander. Estarán en la noche final del Santander Music Festival (23.45 horas), practicando su 'Autoterapia' en uno de los conciertos más esperados de esta décima edición. Mikel Izal, Alejandro Jordá, Emanuel Pérez 'Gato', Alberto Pérez e Iván Mella forman la banda. Hablamos con el teclista antes del show

- Conciertos multitudinarios y miles de personas abrazando sus temas a coro. ¿Se han acostumbrado a vivir eso desde el escenario?

- Vivimos algo que es muy emocionante. Yo llevo muchos años, he tocado con mucha gente y nunca había sentido esto. La conexión es algo increíble desde principio hasta el final. La experiencia de tocar ante mucha gente es grata pero esa comunión es algo sobrenatural. Vivimos una especie de milagro bonito.

- ¿Cuál es la clave para que eso, no solo ocurra, sino que se mantenga?

- No sabemos la fórmula, pero tenemos claro que al arrancar, que fue desde menos cero, cuando los conciertos eran hasta deficitarios, siempre creímos mucho en lo que hacemos. Y había ganas de mejorar. Llevamos diez años de trayectoria ascendente y eso nos hace mucha ilusión. Son múltiples factores los que hacen que algo funcione o no. Hay mil bandas que no son tan visibles como debieran. Tienes que creer en lo que haces y dejarte la piel.

- ¿Y si de pronto, un día, ya no sucede?

- Con tantos años de bagaje has bregado en todo tipo de circunstancias. Has ido creciendo como músico y el público también ha crecido. Has tocado para diez o para mil. El fruto de todo ello no es miedo sino satisfacción. El miedo es que la gente esté callada o fría pero si todo el mundo conecta entre sí…

- ¿Han hecho su propia 'Autoterapia'?

- Desde que nos juntamos todo ha sido trabajar y trabajar e intentar mejorar haciendo un mejor disco o una mejor gira. Todo lo que iba entrando se invertía para intentar crecer. Es tanto trabajo musical, como de gestión, en el que tú decides todo; todo lo extramusical lo tienes en la cabeza. Son muchos pequeños hitos que después disfrutas en diferido. Cuando pasa el tiempo somos conscientes de lo que supusieron algunos bolos. Uno de los factores importantes es tener los pies en la tierra. Seguimos siendo los mismos.

- Son una pequeña empresa que gestiona su propia música

- Esto es algo que surge de la necesidad. Tiene el funcionamiento de una empresa y eres tú el empresario y el gestor que toma las decisiones. Se va aprendiendo, no te queda otra, aunque nos hemos rodeado de una familia técnica y de management que nos va apoyando y dando su visión.

- Hace poco leí, como un logro, que habían tenido más escuchas que Operación Triunfo con uno de sus singles ¿Esa es la vara de medir el éxito?

- Que una banda autogestionada logre por su trabajo situarse en un punto en el que tiene más escuchas que algo que tiene una promoción brutal e increíble, es noticia. Yo he tenido la suerte de tocar con tres o cuatro personas procedentes de OT que tenía más talento o menos talento, pero es una gran noticia para una banda independiente, en cuanto a su funcionamiento, porque no hay ningún estilo llamado índie, ser escuchada.

- ¿No cree que falta profundidad en su mensaje y su discurso cuando tratan de convertirles en artistas acelerados?

- Ni tan siquiera está en su música; son versiones. La música, en un programa como OT, es el envoltorio, un reality show para conectar con el mayor número posible de gente, pero no es el núcleo del programa. Se supone que son oportunidades para artistas, pero en realidad son para intérpretes. La televisión está llena de programas con los que la meta es publicitar a gente que no lo necesita. La música y el arte de verdad no son la clave.

- En este último disco han decidido experimentar incluyendo el violín de Ara Malikian

- Cuando escuchamos 'Autoterapia' por primera vez, con la producción que hace Mikel en casa, las guitarras se llevaban el sonido a un estilo 'Guitar heroe' que no nos cuadraba y planteé que molaría meter más un violín tipo gitano. Es un contrapunto de pregunta respuesta entre violín y piano. Teníamos el contacto de su manager y le pasamos un mp3 con el esqueleto del tema y al escucharlo le llamó la atención y tiró para adelante. No por caché, ni por amistad, sino por el poder de la música.

- ¿Tienen planes de continuar con esa experimentación?

- Procuramos hacerlo y se va notando de disco a disco. Tenemos conversaciones en la furgoneta en las que ya estamos hablando de un siguiente disco con miras a intentar ir un paso más allá, pero un paso notable. Tenemos un sistema siempre igual que Mikel compone y los demás arreglamos. Un arreglo te puede llevar a otro lugar, pero a nivel armónico y de riesgos, vamos poco a poco para desarrollar el concepto musical de cada uno. Por ejemplo, que no haya batería o que haya texturas que no sean reconocibles. Para dar presión no hace falta siempre un bombo a negras. Puede ser cualquier otra cosa con el mismo efecto.

- Casi 10.000 personas se quedaron sin ver a David Guetta en Santander porque el Dj no apareció. ¿No cree que estas accciones contribuyen a poner en duda la profesionalidad de los artistas?

- Ser artista no te convierte en gilipollas ni al revés. La personas son como son. Puedes ir al médico y que ese día no esté. Desconozco por qué se suspendió, sus razones tendrá. En nuestro caso, nuestra actitud es ir a tocar con toda la ilusión y si se suspende que creo que recordar que no lo hemos hecho o quizá uno, será por causa mayor, no entiendo que ningún artista en un alarde de ser algo que no es, coja y se le pase cancelar. Es una responsabilidad demasiado grande. Uno intenta siempre hacerlo de la mejor manera posible. A nosotros no se nos pasa por la cabeza ese tipo de situación. No puedes suspender porque agoto no es como has pedido. La gente está ahí

 

Fotos

Vídeos