El Tribunal Supremo revisa este miércoles el recurso de Liberbank por ajuste laboral de 2013

Liberbank nació de la fusión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura./
Liberbank nació de la fusión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

La entidad bancaria actúa contra la sentencia que anuló la medida porque "no notificó los 33,4 millones que ganó en el primer trimestre de ese año"

DM .Santander

El Tribunal Supremo revisará este miércoles el recurso de casación interpuesto por Liberbank contra la sentencia que anulaba el ajuste laboral aprobado en 2013 al considerar que "el banco no notificó los 33,4 millones que ganó en el primer trimestre de ese año en la negociación con los sindicatos".

Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas, la Sala de lo Social del alto tribunal tratará este conflicto colectivo casi un año después de que la Audiencia Nacional estimara las demandas de varias organizaciones sindicales, entre ellas Csica, que pedían la nulidad "a todos los efectos" de las medidas unilaterales implantadas con anterioridad a la firma del primer ERE.

Los magistrados alegaron entonces defectos formales para refrendar su decisión ya que Liberbank "no proporcionó la documentación necesaria bien porque no se hubiese confeccionado o bien porque no se quiso entregar".

Sobre este aspecto, la sala afeó al banco y a los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT por haber incumplido el principio de buena fe por el que han de regirse las negociaciones laborales.

Una circunstancia en la que insiste la Corriente Sindical de Izquierda (CSI), que en un comunicado reprocha haber sido "marginada" por la dirección del banco y los representantes de las organizaciones que apoyaron la adopción de este plan.

Acciones poco éticas

Para CSI, la sentencia de la Audiencia Nacional evidenció las "actuaciones contrarias a cualquier ética profesional" del consejero delegado Manuel Menéndez, pero también las consecuencias de la "nefasta reforma laboral del PP", que obligan a los trabajadores a "estar años en los tribunales para conseguir anular estos recortes".

El Tribunal Supremo declaró nulo en 2015 el primer ERE temporal acordado en junio de 2013 al confirmar que se había vulnerado la libertad sindical.

Dicho pacto supuso reconvertir 1.332 suspensiones temporales de contrato anunciadas en un primer momento en 775 reducciones de jornada al 50% y dejó mil afectados por la merma de la jornada del 30% al 770.

Al margen de aquel, Liberbank, grupo fruto de la fusión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, alcanzó un nuevo acuerdo en diciembre de 2013 con los sindicatos representantes del 80 % de la plantilla, en vigor hasta este mes y validado por el Supremo a principios de 2016.

Hace una semanas concluían de forma anticipada las reuniones previas a la negociación de un nuevo ERE en las que el banco planteó un sistema de bajas incentivadas a 525 empleados mayores de 59 años y una reducción horaria y salarial del 10 % hasta dentro de dos años, entre otras medidas.