CaixaBank subirá los intereses si el Supremo obliga a asumir el impuesto de las hipotecas

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, hoy en Valencia. Efe/
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, hoy en Valencia. Efe

La entidad, que asumirá el pago del AJD si así se establece el día 5, descarta reintegrar a los clientes el dinero pagado por los clientes en los últimos años a las haciendas autonómicas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha reconocido que si la resolución final del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas implica que la banca tenga que pagar a partir de ahora ese tributo al escriturar un crédito, deberán subir el precio a través de los tipos de interés para compensar esa situación. «Tendremos que tener en cuenta todos los costes de una hipoteca porque si no lo hacemos, los supervisores nos dirán que no hacemos una política prudente de concesión de créditos», ha explicado durante la presentación de resultados trimestrales del grupo bancario en Valencia.

Aunque Gortázar ha insistido en la necesidad de «esperar para saber lo que finalmente dictamine» el alto tribunal sobre esta cuestión, también ha recordado que, ante un coste adicional sobrevenido para la banca, el sector «tiene la obligacion prudencial» de contar con esta contingencia a la hora de elaborar su política de hipotecas «porque así lo exigen todos los supervisores». El ejecutivo de CaixaBank sigue así la línea marcada ayer por la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, quien también afirmó que tendrían que trasladar esa realidad a los créditos, no por la vía de las comisiones, pero sí por los diferenciales aplicados.

«Por haber cumplido una norma es difícil que haya que aplicar una penalización» Gonzalo Gortázar, consejero delegado de caixabank

A la espera de esa aclaración de criterio del alto tribunal con respecto al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), Gonzalo Gortázar se ha mostrado contrario a que los bancos tengan que abonar a los clientes el dinero que pagaron por este tributo al constituir sus hipotecas; e incluso tener que hacerlo a las Haciendas autonómicas, las encargadas de gestionarlo. «Hablamos de una sentencia que dice que un reglamento en vigor durante 23 años no es válido», ha indicado el consejero delegado. Y si no lo es, «deja de serlo inmediatamente», ha aclarado. Pero «por haber cumplido una norma es difícil que haya que aplicar una penalización», según Gortázar.

Por ahora, la entidad no ha realizado ninguna provisión de dinero para hacer frente a esta contingencia. Esperará a la resolución del día 5, pero cuenta con que no tenga efectos retroactivos y por tanto no se vea obligada a dotar dinero para realizar devoluciones, como ha ocurrido en otros casos, como el de las cláusulas suelo.

En estos días, el grupo no ha notado cambios en el proceso de firmas de hipotecas, aunque reconoce que «es normal» que algunos clientes quieran esperar a que se aclare el panorama para escriturar. CaixaBank no está asumiendo el pago del AJD en estos días porque rije la normativa de que debe ser el cliente, según ha explicado Gortázar.

Gana un 19% más

CaixaBank ha registrado un beneficio atribuido en los nueve primeros meses de este 2018 de 1.768,8 millones de euros, lo que supone un 18,8% más respecto al mismo periodo del año pasado gracias a la mayor aportación del banco portugués BPI, la fortaleza de los ingresos, la reducción de las dotaciones y la contención de costes.

Según ha comunicado este viernes la entidad financiera presidida por Jordi Gual a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos 'core' del negocio, como son el margen de intereses, las comisiones, los ingresos del negocio de seguros, la puesta en equivalencia de SegurCaixa Adeslas y las participaciones de BPI Bancaseguros, aumentan un 4,5%, y el total de los ingresos un 6,3%.

En concreto, la contribución de BPI asciende a 168 millones, frente a los 59 millones en los nueve primeros meses de 2017, y si se tiene en cuenta la aportación de las participadas de BPI, la contribución total del banco portugués asciende a 399 millones.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos