Unicaja espera adoptar «en las próximas semanas» una decisión sobre la fusión con Liberbank

Unicaja espera adoptar «en las próximas semanas» una decisión sobre la fusión con Liberbank
DM

Azuaga ha explicado que los negociadores deben concretar la participación futura de ambas entidades

DM .
DM .Santander

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha anunciado este jueves que espera que «en las próximas semanas se puedan adoptar las decisiones que permitan llevar adelante la operación» de fusión con Liberbank, proceso que se prevé que sea mediante una absorción liderada por la primera entidad.

Al final de su intervención en la Junta General de Accionistas de Unicaja celebrada en Málaga, Azuaga ha señalado respecto a los contactos con Liberbank que «continúan avanzando» sobre los distintos aspectos habituales en estos procesos. Tras más de cuatro meses intensos de conversaciones para crear el sexto mayor banco de España con un volumen de activos próximo a los 96.000 millones, los negociadores deben concretar la participación futura de ambas entidades en el grupo y la idea inicial era que la operación pudiera cerrarse en la primera mitad de este año. Debe fijarse la ecuación de canje, clave para determinar el peso de Unicaja Banco y Liberbank en la entidad resultante.

La primera centra sus 1.182 sucursales en Andalucía y Castilla y León, mientras Liberbank cuenta con 684 oficinas y una posición estratégica en Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Manuel Azuaga ha recordado que las conversaciones con Liberbank tienen lugar en el marco del análisis de potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos los accionistas de la entidad.

La Junta de Accionistas ha aprobado las cuentas del pasado año, el primer ejercicio completo como entidad cotizada y en el que culminó la integración de EspañaDuero, con una mejora de la solvencia y un aumento del 10,2 por ciento del beneficio neto del grupo hasta los 153 millones de euros.

Ver más

También se ha dado el visto bueno a un aumento del dividendo por acción del 76 por ciento y a la gestión del Consejo de Administración, que pasa a tener doce integrantes.

Unicaja ha destacado que «la calidad del balance y los niveles de solvencia de la entidad permiten anticipar dos años, ya para el ejercicio de 2018, el porcentaje de beneficio neto destinado al pago de dividendos previsto en la salida a bolsa, un 40 por ciento para 2020».

Ello supone un dividendo de 3,8 céntimos por acción frente a los 2,1 abonados con cargo al resultado del ejercicio anterior y se ha acordado pagarlo el 10 de mayo.

Azuaga ha subrayado que «los análisis y pruebas de resistencia evidencian la solidez de Unicaja Banco y su posicionamiento para afrontar escenarios y retos futuros», y ha resaltado el trabajo de la entidad «que le permite estar preparada y adaptarse a las nuevas exigencias regulatorias» que puedan afectar al sector.

También ha incidido en el «contexto complejo y cambiante» en el que se mueven los bancos.

El consejero delegado de Unicaja Banco, Enrique Sánchez del Villar, ha resaltado el incremento del 21 por ciento de las nuevas operaciones de crédito a pequeñas y medianas empresas (pymes) y particulares o el refuerzo en solvencia.

También ha destacado el impulso del Plan de Dinamización Comercial, la potenciación de los canales en internet dentro del Plan de Transformación Digital y que los usuarios digitales (los conectados a banca electrónica en los últimos tres meses) suponen el 30 por ciento del total.

En septiembre pasado se culminó la integración -mediante una fusión por absorción- de EspañaDuero «tras superar, de forma exitosa y en plazo, la hoja de ruta establecida», resaltan desde la entidad