El comité de Fundinorte pide que se dé prioridad a la actual plantilla si surge un inversor

Una de las concentraciones de los trabajadores ante la sede del Gobierno regional./Ana Rodríguez
Una de las concentraciones de los trabajadores ante la sede del Gobierno regional. / Ana Rodríguez

Ayer comenzaron las negociaciones para pactar un ERE de extinción en la factoría de San Felices de Buelna, que se encuentra en concurso de acreedores

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

Los administradores concursales, la empresa y la representación sindical iniciaron ayer las reuniones para negociar un ERE de extinción en la factoría de San Felices de Buelna, que ha entrado en concurso de acreedores. Las impresiones al salir del encuentro no eran muy buenas por parte de los trabajadores, que reclaman que un posible inversor que rescate la fundición dé prioridad a la plantilla actual a la hora de contratar a trabajadores.

«La contratación de los trabajadores es el primer punto en las negociaciones en el que no vamos a cejar», señaló ayer a este periódico el presidente del comité de empresa de Fundinorte, Francisco González, al finalizar la reunión. El sindicalista se mostró poco animado, ya que la respuesta de los administradores concursales no ha ido en la dirección deseada: «Han dicho que lo van a estudiar pero en principio dicen que no quieren condicionar al posible inversión». No se han dado a conocer los nombres de los interesados, pero sí que hay «dos o tres» y que uno de los grupos inversores ya ha visitado la fábrica «y parece que les ha gustado».

La próxima reunión no se ha concretado, pero se cree que será dentro de una semana aproximadamente. González indicó que insistirán en la situación de la plantilla ya que «si necesitan un técnico especial o un ingeniero es lógico que lo contraten de fuera», pero para emplear operarios «que den prioridad a los trabajadores que llevamos en el oficio 40 años». Del medio centenar de obreros que forman parte de la plantilla, «al final los que quedarán serán unos treinta» después de restar las jubilaciones y los que hayan encontrado empleo en otra parte.

Contactos

González se mostró molesto con el papel que está jugando Sodercán ya que, según las noticias del comité de empresa, «ha mantenido contactos con posibles compradores y no nos han dicho nada, deberían habernos llamado».

La situación de los trabajadores de la antigua fundición de San Felices de Buelna es mala ya que han agotado el paro «y no recibimos ningún tipo de prestación aunque hay que pagar la hipoteca y atender a los hijos». Además, en unas fechas «próximas a las Navidades», lamentó González.

La plantilla ha agotado ya el paro y no recibe ningún tipo de ayuda económica

La plantilla de Fundinorte procede de Greyco, por lo que ya ha sufrido un cierre que se une ahora a este segundo. La factoría, que perteneció a Frenos Iruña, fue adquirida por el Grupo Vela tras un concurso y posterior liquidación y se comprometió a una serie de aportaciones para recibir la inyección financiera por parte de Sodercán. Se encuentra parada desde febrero y entró en concurso de acreedores el pasado mes de septiembre.

A pesar de haber presentado el ERE de extinción de los contratos, Fundinorte no se ha declarado en liquidación en espera de nuevos inversores.

 

Fotos

Vídeos