Hacienda pone de límite el 12 de junio para presentar el plan de recortes

El consejero Juan José Sota ha exigido que no se toquen fondos destinados a la sanidad, educación y servicios sociales. /
El consejero Juan José Sota ha exigido que no se toquen fondos destinados a la sanidad, educación y servicios sociales.

El Ministerio remite una carta al Gobierno regional en la que también informa que Cantabria cumplió el año pasado con la regla de gasto y el objetivo de deuda pública

GONZALO SELLERSSantander

Al Gobierno de Cantabria le quedan menos de dos semanas para presentar en Madrid el Plan de Ajuste exigido por Hacienda. En total, 24 millones de euros de recortes si quiere acceder a los 226 millones que le corresponden del Fondo de Liquidez, un dinero fundamental para poder pagar los vencimientos de deuda.

El Ministerio remitió a la Consejería de Economía una carta esta misma semana en la que le informa de ese plazo límite. El Ejecutivo regional, antes de eso, ya se había puesto en marcha para decidir en qué partidas hará los recortes. El esfuerzo se repartirá entre todas las consejerías y será cada una la que decida las partidas concretas. Eso sí, las ordenes de Juan José Sota son que no se toquen fondos destinados a la sanidad, educación y servicios sociales, y tampoco los reservados para cumplir el pacto con Ciudadanos.

Pero no todo son malas noticias para Cantabria. A pesar de la pasada de frenada en el déficit, con el doble de lo permitido por Madrid un 1,4% frente al 0,7%, desde Hacienda sí reconocen en esa carta que la región cumplió otros objetivos de estabilidad el año pasado.

El volumen de deuda, por ejemplo, ascendió a 2.890 millones de euros, lo que representó un 23% del PIB regional. Hacienda estableció un objetivo para la comunidad autónoma del 23,5%. Por lo tanto, "ha cumplido el objetivo de deuda pública del ejercicio 2016", se puede leer en el documento.

Además, el gasto computable el año pasado fue de 2.136 millones de euros, lo que supuso un incremento del 0,9% en relación con 2015. Un dato inferior a la tasa de referencia de crecimiento del Producto Interior Bruto de la economía española, calculada en el 1,8%. De esta manera, Cantabria "cumplió en 2016 la regla de gasto", asegura el Ministerio en la carta.

Los últimos en mandarlo

Todas las comunidades autónomas ya han enviado a Madrid sus planes de ajuste. Excepto Cantabria, que apuró al máximo por si el Gobierno central respondía a sus reclamaciones de impagos por Valdecilla y Comillas, entre otras demandas. Pero no ha sido así y el bipartito deberá ahora acelerar al máximo si quiere cumplir el plazo y evitar una fase de asfixia económica en junio.

De momento, la Consejería de Economía ya ha tenido que adelantar 52 millones de euros de su bolsillo para pagar vencimientos de deuda del primer trimestre. Pero se avecina otro pago de 50 millones dentro de dos semanas que pueden colocar al Gobierno en una delicada situación financiera, agravada porque al mismo tiempo debe desembolsar la paga extra de los funcionarios.

El dinero de la deuda se suele abonar con las partidas del Fondo de Liquidez que llegan desde el Ministerio, pero este año aún no se ha recibido ni un céntimo. Los 77 millones del primer trimestre están bloqueados en Madrid y también se quedarán allí los 144 del segundo trimestre si Cantabria no manda ya su Plan de Ajuste, en el que debe incluir ese recorte del Presupuesto.

El alto déficit con el que se cerró 2016 y el informe reprobatorio de la Autoridad Fiscal, que pone en seria duda la capacidad de Cantabria de cumplir con los objetivos de estabilidad, han sido decisivos para que Cristóbal Montoro active esta primera medida preventiva contra la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos