«La gente que ha invertido en bitcoin en el último año, que se lo haga mirar»

Gonzalo Bernardos acude el miércoles al Hotel Bahía para participar en el Foro de El Diario. :: DM/
Gonzalo Bernardos acude el miércoles al Hotel Bahía para participar en el Foro de El Diario. :: DM

Gonzalo Bernardos, analista y consultor económico, financiero e inmobiliario, asiduo en los medios de comunicación, desgrana el miércoles en el Foro de El Diario las mejores oportunidades de inversión hoy en día

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

Para muchos, las oportunidades de inversión son como un complejo rompecabezas. La ignorancia, el miedo a la pérdida o la precaución llevan en muchos casos a refugiar los recursos propios en campos más seguros.

Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona y analista con amplia presencia en los medios de comunicación, tiene su propia brújula para identificar las mejores opciones. El miércoles en el Hotel Bahía, durante su participación en el Foro Económico de El Diario, desgranará los potenciales filones y los negocios de los que hay que alejarse lo más posible.

-¿Cuáles son las claves para una correcta inversión hoy en día?

-Lo primero es asignar correctamente los riesgos y expectativas de rentabilidad a cada oportunidad de inversión. Muchas veces se maximiza la oportunidad y se minimiza el riesgo por no hacer un análisis adecuado o apoyarse en expertos.

-¿Con la inestabilidad que se otea conviene alejarse del parqué y refugiarse en otro tipo de inversiones?

-No percibo más inestabilidad de la que tradicionalmente ha habido. Siempre puede haber alguna amenaza que pueda descabalgar el ciclo económico. En este momento esa amenaza no existe, por la sencilla razón de que la economía mundial en 2018 va a ser el año que más crezca de los últimos diez. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), sólo 18 países tienen riesgo de recesión o estancamiento. Lo que sucede es que los mercados están bastante alterados por dos cosas. La primera, la expectativa de subidas de tipos de interés, principalmente cuándo y cuánto. En segundo lugar, la subida del precio del petróleo, que implica una reasignación de rentas. Como fruto de ambos factores, la evolución en el tipo de cambio entre el dólar y el euro. Aquí entra en juego la política proteccionista de Donald Trump, que ha desorientado a los inversores. En relación a España, ha afectado a la renta variable la situación de los bancos, que tienen un problema con los tipos tan bajos y el volumen de crédito, que han reducido muchísimo y les supone una rebaja de beneficios. Creo que la Bolsa española representa una magnífica oportunidad de inversión, entre otras cosas porque preveo ciclo expansivo largo, como mínimo hasta 2021, en España.

«Hay múltiples motivos para descartar que nos estemos encaminando hacia una nueva burbuja»

-¿El inversor medio español se inclina por el bajo riesgo o por la expectativa de una alta rentabilidad?

-El inversor español tiene un perfil de muy bajo riesgo, tan sólo superado en Europa por Italia. Prácticamente lo único que hace es la compra de deuda pública. El principal activo de inversión ha sido históricamente la vivienda. El parque inversor español se llevó una sorpresa tremenda en 2007 al ver que el precio de inmuebles podía bajar. Sin embargo, en los últimos tiempos ha vuelto a la compra masiva de vivienda. ¿El motivo? Falta de opciones, pues el tipo de inversor medio no quiere ir a la bolsa, dice que no entiende y se refugia en la vivienda. Es posible que participe en Bolsa incluso sin saberlo, tras haber confiado en su director de banco y tener parte de su dinero en renta variable. ¿Qué ha hecho? Quien tiene dinero ha comprado vivienda al contado traspasando fondos de los depósitos para destinarla al alquiler y obtener rentabilidades cercanas al 4% y, posteriormente, buscar revalorizaciones.

-¿Cuáles son las principales oportunidades que ofrece hoy en día la bolsa?

-Por partes. En primer término, la banca, que está muy barata, aunque yo no invertiría en empresas que tengan parte importante de sus beneficios en países emergentes. BBVA, por ejemplo, puede tener problemas con Turquía o México en función de si llega López Obrador a la Presidencia y la potencial devaluación del peso. El Santander es un banco más global, pero tiene riesgo por Brasil, cuya divisa está cayendo mucho, igual que en Argentina, lo que puede derivar en que, con mismos beneficios, valgan menos. En cambio, Unicaja, Caixabank o Bankia son apuestas claras en un escenario de subidas de tipos. Por otro lado, automoción, Talgo, CAF, Gestamp... El automóvil es cíclico, con la economía mundial en expansión y, en mi opinión, no se verán muy afectadas por la política proteccionista de Trump. Por último, para un perfil de mayor riesgo, promotoras inmobiliarias, no socimis. Ahora están a precio de derribo y tienen expectativa de subir mucho. De aquí a cuatro años su revalorización puede superar el 100%.

-Con la coyuntura que dibuja, ¿vamos camino de una nueva burbuja inmobiliaria?

-Recientemente he escrito un artículo sobre los múltiples motivos por los que no vamos hacia una nueva burbuja. No se está financiando con crédito la compra de viviendas; los precios son mucho más bajos que en 2007, descontando el nivel de la inflación estamos un 40% por debajo de aquellos valores. Salvo Barcelona, Madrid y Palma, por inversores extranjeros, las principales ciudades tienen un descuento superior al 30% en su precio. Nos encontramos en un escenario en que lo que ha pasado en esas tres ciudades no puede generalizarse.

-¿Y cómo analiza el fenómeno de la subida del alquiler?

-Volvemos a tener dos partes del país. Una en la que interiormente los alquileres pueden estar caros, como Barcelona y Madrid, aunque no internacionalmente. ¿Qué sucede? Básicamente es que estas ciudades se han convertido en urbes del mundo. En base a ello hay una gran población itinerante que ha hecho subir los precios.

«La Bolsa española representa en 2018 una magnífica oportunidad de inversión»

-Seguimos con burbujas, ¿ha pasado la del bitcoin?

-Creo que no tiene que caer más. La gente que ha invertido en el bitcoin en el último año, que se lo haga mirar. Si les gusta jugar, que vayan al casino, que es más divertido y con más opciones de ganar. Aquello que ha subido tiene más posibilidades de bajar. ¿En qué esta sustentada la subida del bictoin? Absolutamente en nada. No encuentro ninguna justificación para que llegara a 20.000 dólares, ni a los 6.000 actuales. Como no sé valorar lo que vale, debería huir de esa inversión. Es una de las burbujas más clásicas que ha habido. Nueva tecnología, sustituto del oro, de referencia en el dólar... Es lo mismo que pasó en 1995 y 2000 con las nuevas tecnologías.

-¿Tienen futuro entonces las criptomonedas?

-Monedas diferentes a las tradicionales existirán, ya sean basadas en blockchain o en otra tecnología. La pregunta es, ¿cuál de estas monedas será la que permanezca como referencia? No tengo ni idea ni sé de ningún método o análisis para poder responder ese interrogante. Por tanto, no voy a recomendar a nadie que invierta en esto aunque siga atento a su evolución. Hay que huir de dos cosas cuando se hacen inversiones, la inseguridad y la incertidumbre, que aquí son brutales.

 

Fotos

Vídeos