El Gobierno no tendrá «inconveniente» en aportar nuevos fondos a Fundinorte si hay garantías

El Gobierno no tendrá «inconveniente» en aportar nuevos fondos a Fundinorte si hay garantías
Ana Rodríguez

Los trabajadores de la antigua Greyco de San Felices de Buelna, 53 de ellos en un ERE, se concentran ante el Gobierno mientras el Parlamento debate sobre la empresa

DM .
DM .Santander

El Gobierno de Cantabria «no tendrá ningún inconveniente» en aportar a Fundinorte, antigua Greyco, de San Felices de Buelna, los 1,8 millones de dinero público que le han solicitado los propietarios, el Grupo Vela, si los informes encargados por Sodercan sobre la viabilidad de la empresa demuestran que dichos fondos públicos quedan «garantizados» o respaldados por activos de la empresa.

Precisamente, este jueves por la tarde, el Consejo de Administración de Sodercan va a abordar también la situación de Fundinorte y también el futuro de la implicación del Gobierno regional en la empresa. Así lo ha anunciado el consejero de Industria, Francisco Martín, en su comparecencia en la Comisión parlamentaria de esta área para, a solicitud de los grupos mixto y Podemos, informar sobre la situación de Fundinorte, empresa en la que, según ha reconocido, hay «dificultades» pero que sigue siendo un proyecto «vivo».

Por su parte, el grupo mixto y Podemos han afirmado que lo que está ocurriendo en Fundinorte les «recuerda» a lo sucedido en proyectos fallidos como GFB o Ecomasa, en los que ha habido pérdida de dinero público, y creen que es un «capítulo más» que acabará con el mismo resultado.

Por su parte, el diputado del PP y expresidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha resaltado algunas de las diferencias que, a su juicio, hay entre Fundinorte y Ecomasa, un proyecto que nació en su etapa al frente de Cantabria y en la que, según ha dicho, todas las aportaciones del Gobierno estaban «debidamente justificadas».

En su exposición, Martín ha repasado la trayectoria de la empresa, que nació en 2016 con el Grupo Vela después de que éste comprara Greyco, que se encontraba en fase de liquidación, con la planta llevara cerrada un año y medio y con sus 53 trabajadores inmersos en un Expediente de Regulación de Empleo. Para la puesta en marcha del proyecto, Sodercan y el Grupo Vela suscribieron a mediados de 2016 un acuerdo que incluía un plan de inversiones de 4,3 millones, de los cuales uno era aportado por el inversor privado y el resto, 3,3 por el Gobierno de Cantabria.

Dicho acuerdo estaba sujeto al desarrollo de un plan de negocio en el que, según ha reconocido Martín, se han producido algunas «desviaciones» que han hecho que el volumen de producción y clientes haya estado por debajo de lo previsto.

El pasado marzo, Sodercan acordó encargar una auditoria sobre la viabilidad de la empresa de cara a analizar posibles nuevas aportaciones de fondos públicos, una decisión que Martín ha considerado «más que normal» para conseguir que la nueva inversión quedase garantizada con activos y patrimonio de la empresa para evitar que se pierda.

El proyecto de Urdaneta

Por otra parte, Blanco y Diego han pedido explicaciones al consejero por los motivos por los que el Gobierno descartó el proyecto que, antes que el Grupo Vela, presentó el fondo Urdaneta Capital para reflotar Greyco cuando, según han señalado, el acuerdo ya estaba cerrado. No obstante, el consejero no ha dado respuesta alegando que la comparecencia era para hablar de Fundinorte.

La comisión se ha celebrado el mismo día en que estaba convocada una concentración de los trabajadores de Fundinorte frente al Gobierno de Cantabria. Según ha explicado Martín, los 53 trabajadores de Fundinorte están afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que expira el 31 de diciembre de 2018. El consejero ha explicado que el empleo medio en 2017 ha sido de 24 trabajadores, en lugar de los 30 que se preveía inicialmente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos