El Ibex-35 recorta pero se mantiene sobre los 10.250 puntos

El Ibex-35 recorta pero se mantiene sobre los 10.250 puntos
EFE

Grifols encabezó los ascensos del selectivo español, con un avance del 1,16%, seguido de Aena, que se anotó un 0,87%, mientras que Endesa, Siemens Gamesa y ArcelorMittal avanzaron alrededor de un 0,75%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzaba la sesión en verde, pero a partir de las diez y media de la mañana entró en negativo y así continuó hasta el cierre. Aunque en ningún momento los descensos fueron muy importantes. De hecho, el índice se mantuvo por encima de los 10.200 puntos durante toda la sesión. Al cierre daba un último cambio en los 10.257,80 puntos, lo que supone un retroceso del 0,13%.

Grifols encabezó los ascensos del selectivo, con un avance del 1,16%, seguido de Aena, que se anotó un 0,87%, mientras que Endesa, Siemens Gamesa y ArcelorMittal avanzaron alrededor de un 0,75%. ACS, Bankinter e Inditex, mientras, ganaron alrededor de medio punto porcentual. Entre los grandes, subidas también para Iberdrola (0,25%) y Repsol (0,18%).

En rojo, Técnicas Reunidas fue el peor, con un recorte del 3,39%, después de presentar sus resultados. Después se colocaron Ferrovial y Telefónica, con descensos de un 1,84% y un 1,31%, respectivamente. Entre los 'blue chips', también BBVA cerró en rojo (-0,31%). 

Sesión muy política en España

Otros índices europeos cerraron en rojo, aunque en el Ibex-35, las pérdidas duraron hasta el final. El PSI-20 de Lisboa fue el mejor del día, con una subida del 1,40%. El Ftse Mib de Milán se anotó un 0,26%. Los peores del día fueron el Dax alemán y el Ftse 100 británico, que bajaron un 0,18% cada uno. El Cac 40 francés cerró prácticamente en tablas. 

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,13%, para dar un último cambio en los 10.257,80 puntos.

- Grifols encabezó las subidas en el Ibex-35, con una subida del 1,16%. Técnicas Reunidas fue el peor de todos, con un descenso del 3,39%, tras presentar resultados.

- El euro se apreció frente al billete verde, para terminar la sesión cerca de la cota de 1,20 unidades.

La caída del día coincidía con la sesión de investidura del nuevo President de Cataluña, Quim Torras, con un perfil más identitario y beligerante que su predecesor, Carles Puigdemont, y cuya prioridad, como ha declarado, es «construir república», punto que ha sido decisivo para lograr la abstención de los cuatro diputados de la CUP y que se han convertido en la llave de la gobernabilidad. Pero, según apuntan los analistas, éste no parece ser un problema para los mercados, como tampoco lo fue en exceso el año pasado a partir de principios de septiembre, cuando se adoptaron las primeras leyes de ruptura, o desde el 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum ilegal. Existe el precedente de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía, algo que a los mercados parece tranquilizarlos y que, como ha apuntado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, puede volver a aplicarse en función de cómo vayan desarrollándose los acontecimientos. 

Como señala Ignacio Cantos, de Atl Capital, en lo que primero debería cotizar el posible mayor riesgo político sería en la deuda, y la prima de riesgo de España se mantenía en el entorno de los 70 puntos básicos, lo que implica que este riesgo no está cotizando.

Italia, por su parte, caminaba hacia la formación de gobierno entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Lega. Sus respectivos mandatarios, Luigi di Maio y Matteo Salvini, se reunirían con el presidente de la República, Sergio Mattarella, esta tarde a las seis. Y puede haber un primer choque: los partidos quieren un mayor gasto público, mientras que Mattarella apunta que tiene vías de bloquear planes de gasto infundados. Sigue siendo una incógnita quién será el elegido para ocupar el puesto de primer ministro. 

El BCE provoca una subida en los tipos de los bonos

En la sesión de hoy subían todas las rentabilidades de los bonos. El rendimiento del título español pasaba del 1,25% hasta el 1,30%, mientras que el de su comparable alemán pasaba del 0,55% hasta el 0,61%, y el del italiano, desde el 1,86% hasta el 1,90%. También en Estados Unidos: el rendimiento del bono americano a diez años rozaba el 3% al cierre de la sesión europea.

Este movimiento vino motivado, más que por cualquier otra cosa, por el Banco Central Europeo. Francois Villeroy de Galhau, gobernador del Banco de Francia y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, afirmó que la primera subida de los tipos de interés vendrá trimestres después, y no años después, del final del programa de compra de bonos, que en principio tendría lugar este mes de septiembre o, a lo sumo, en diciembre, si el Eurobanco decide su prórroga. 

Ello llevó a una apreciación del euro contra el dólar. Al cierre de la sesión, la moneda única avanzaba un 0,25%, hasta el nivel de 1,1970 unidades. Aunque a primera hora de la tarde el tipo de cambio estaba en 1,1990 unidades. Comenzaba el día en el entorno de 1,194 unidades. 

En Estados Unidos dominaban los números verdes después de un movimiento que se entendió como una distensión en la guerra comercial con China: el presidente Donald Trump ha informado de que ha ordenado al Departamento del Estado que levante las restricciones que sufría la china ZTE, que no podía importar componentes americanos por haber vendido móviles a países como Irán o Corea del Norte. 

En el mercado de materias primas, nuevos ascensos para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 1,109% al cierre, hasta rozar los 78 dólares, por tanto, otro nuevo máximo desde finales de 2014. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,20%, hasta los 70,84 dólares.

 

Fotos

Vídeos