Peugeot Instinct Concept, más cerca del futuro

Peugeot Instinct Concept, más cerca del futuro

En colaboración con Samsung, la marca propone un vehículo que funciona de acuerdo con los distintos dispositivos conectados

Peugeot presenta un prototipo que agrupa las funciones de los distintos dispositivos como los móviles, smartwatches, y aporta además dos funciones de movilidad autónoma. Con internet, la domótica en casa y los distintos dispositivos conectados como el móvil o los relojes de última generación se crea un círculo que va a dar lugar a una nueva forma de movilidad. Gracias a la plataforma Samsung Artik Cloud, el vehículo entra a formar parte de la nube del usuario.

Se trata de la plataforma I.o.T (por las siglas internet de las cosas en inglés) aplicada al automóvil; el nuevo Peugeot Instinct Concept evoluciona en simbiosis con todos los objetos conectados y se convierte en una especie de robot que se pone en marcha según los datos previamente introducidos.

De casa al trabajo el prototipo ofrece una variedad de usos hasta ahora desconocida, como el modo de conducción o la selección de una determinada canción, por citar dos ejemplos.

Colaboración con Sentiance

Peugeot y Sentiance, empresa de Data Science, procesan los datos para establecer el perfil de cada uno. Si en nuestra agenda hemos introducido que debemos estar en un lugar determinado a una hora fijada, el sistema determinará salir antes en función del análisis realizado por el navegador según el estado del tráfico real. Además, el sistema de sonido Focal seleccionará de forma automática la última canción que estábamos escuchando en el salón.

El sistema también recibe la información desde nuestro reloj y de acuerdo con el número de calorías gastadas, el Peugeot Instinct Concept se pone automáticamente en uno de los modos autónomo (Autonomous Soft) y cerca de casa, el sistema de iluminación exterior se activa para alumbrar la plaza de aparcamiento. Por el contrario, si la actividad física es escasa el coche nos anima a caminar y aparca a diez minutos de la oficina.

Este especial robot puede determinar una conducción mixta. Si para ir a un determinado punto, el navegador puede elegir un trayecto por autopista y por una carretera de montaña, la primera parte del recorrido se realizará en modo autónomo y después cambiará automáticamente en uno de los modos manual (Drive Boost) al incorporarse a la carretera de segundo orden para disfrutar de la conducción.

Y es que el Peugeot Instinct Concept dispone de cuatro posiciones de desplazamiento: dos de conducción (Drive Boost y Drive Relax) y dos autónomos (Autonomous Sharp y Autonomous Soft). Al seleccionar Autonomous Soft, favorece el confort con recorridos un poco más largos, ideales para ver una película o para descansar. El modo Autonomous Sharp se caracteriza por un comportamiento más preciso y eficaz en carretera. El conductor conserva en todo momento el control del coche y en modo Autonomous, basta dar una orden o ejecutar una maniobra para que el sistema deje de funcionar por sí solo.

En el interior, el nuevo prototipo adopta el puesto de conducción Peugeot Responsive i-Cockpit, una evolución en los códigos de estilo del habitáculo de los últimos modelos de la marca. Destaca por su estilo futurista, necesario para adaptarse a la conducción autónoma, ajuste de la interfaz y de los asientos, iluminación de ambiente, sistema de sonido y perfil del usuario. El volante compacto y el panel en el que se encuentran los toggle switches se ocultan en el salpicadero, mientras que el pedal del acelerador queda difuminado en el bastidor.

Con una gran pantalla de 9,7 situada en la consola central, el i-Device permite realizar multitud de acciones, como adelantar al vehículo de delante con un simple gesto o pasar del modo Soft al modo Sharp. El cuadro de instrumentos holográfico proporciona los datos relativos a la conducción: velocidad del vehículo, reparto entre las dos energías de la cadena de tracción PHEV o el nivel de carga de la batería. La visión trasera digital avisa en caso de la presencia de vehículos en el ángulo muerto. En el modo Autonomous, todos los pasajeros sabrán la hora, cuánto falta para llegar y el nivel de avance en el recorrido.

Los asientos se inspiran en la aeronáutica. Permiten disociar las estructuras y las zonas de contacto con el cuerpo: base, respaldo y reposacabezas. Las primeras, son fijas y de aluminio. Las segundas son móviles y giran alrededor del eje Y, transversal, y se puede ir acostado, reclinado para conducir o en posición intermedia para ver una película o para trabajar. Todos los pasajeros pueden comunicarse con el sistema a través de un chatbot, un asistente por control de voz para acceder a numerosos servicios como reservar entradas para el cine o realizar compras online.

El Peugeot Instinct Concept es un vehículo híbrido eléctrico enchufable (PHEV) con una potencia de 300 CV. En la parte delantera cada faro led incorpora la lente de una cámara en su centro, una óptica que permite controlar el entorno del vehículo. De cada lado de los faros, la firma luminosa se expande en la parte alta del frontal.

En la calandra, una apertura permite reducir la presión ejercida en la carrocería durante el desplazamiento del vehículo. El aire entra por la parte delantera y se expulsa por la superficie de las ruedas. Este carenado virtual consigue anular las interferencias aerodinámicas con el contacto del suelo junto con el trabajo de las llantas de cinco brazos; fabricadas en aluminio, están repletas de finas hendiduras. Esta función aerodinámica también se produce en la parte trasera y el flujo de aire que entra por una apertura situada a la altura de de la puerta delantera se dirige hacia el difusor en la parte posterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos