Felipe VI anima a reforzar la ya «excelente» relación entre España y Japón

Los Reyes de España, durante la reunión que mantuvieron con los emperadores de Japón, Akihito y Michiko. /
Los Reyes de España, durante la reunión que mantuvieron con los emperadores de Japón, Akihito y Michiko.

Se pronunció así en su alocución a unos 400 representantes de la colonia española residente en el país asiático

EFEtokio

El Rey de España destacó hoy el "momento excelente" por el que atraviesan las relaciones hispano-japonesas y animó a reforzar los vínculos "cada vez mas estrechos" entre dos países caracterizados por "una larga historia, un gran dinamismo y una probada capacidad de superación".

más información

Felipe VI se pronunció así en su alocución a unos 400 representantes de la colonia española residente en Japón, tras señalar que los emperadores comentaron esta mañana con él y la Reina Letizia que en 2018 no solo se conmemoran 150 años de relaciones diplomáticas, sino también 800 de la fundación de la Universidad de Salamanca, con la que Japón mantiene "una relación estrecha".

El monarca español, que acompañado por doña Letizia abrió el programa de tres días de su visita de Estado a Japón, se mostró orgulloso del "ejemplo de todos los días" ofrecido por los cerca de 3.000 españoles residentes en este país, que ayudan a proyectar en el mundo "la mejor realidad de España" y favorecen la asociación bilateral para "impulsar la prosperidad" de ambas sociedades.

"Seguir reforzando estos lazos es fundamental para seguir avanzando juntos y de la mano en tantos temas que nos incumben a todos", recalcó don Felipe, antes de valorar la condición de muchos de los españoles que viven en Japón como "auténticos referentes" en su ámbito, que contribuyen a la mejora de las relaciones, "a su riqueza y diversidad y al mejor entendimiento" entre ambas naciones.

Tras esta recepción, celebrada en un céntrico hotel de Tokio, los Reyes completarán esta noche la agenda de su primera jornada de visita con su asistencia a la cena ofrecida en su honor por el emperador Akihito y la emperatriz Michiko, que recibieron esta mañana a sus invitados con una ceremonia oficial de bienvenida en el Palacio Imperial.

Sedas y aceite de oliva

Los reyes de España regalaron al emperador Akihito una escultura del español Arturo Berned, y a la emperatriz Michiko un mantón de seda; además, entregaron a la pareja imperial un bonsái y cuatro botellas de aceite de oliva, todas premiadas por el Ministerio español de Agricultura, según confirmó la Casa Real española.

Por su parte, Akihito y su esposa Michiko entregaron a Felipe VI una vasija de cerámica, y a la reina Letizia un ovillo de seda, un bolso y un joyero. Un arreglo floral encargado por la emperatriz aguardaba también a la Reina a su llegada al hotel Imperial de Tokio donde se hospeda desde el martes la pareja española.

El ovillo, con hilos producidos por los gusanos de seda que cuida la propia Michiko en el Palacio Imperial de Tokio, contiene la cantidad necesaria para confeccionar un vestido, según explicó luego la Casa Imperial nipona.

Además de un joyero de flores decorado con pan de oro, la esposa de Felipe VI recibió un bolso de Saga Nishiki, un tejido resistente y muy elegante utilizado tradicionalmente para la fabricación del 'obi', un fajín de tela de los kimonos japoneses.

Los Reyes y emperadores intercambiaron además sus fotografías, firmadas y enmarcadas. El Gobierno nipón aprovechó esta visita para entregar también las máximas condecoraciones japonesas al Rey, que recibió el Collar de la Suprema Orden del Crisantemo, y su esposa, a la que concedieron el Gran Cordón de la Orden de la Corona Preciosa.