«Nos sentimos traicionados, nos han apuñalado», dice el PP de Guriezo

«Nos sentimos traicionados, nos han apuñalado», dice el PP de Guriezo
DM

La asamblea local anuncia bajas en bloque tras fichar su partido a su «enemigo número uno», el exalcalde del PRC Adolfo Izaguirre

ELENA TRESGALLO GURIEZO.

La agrupación municipal del Partido Popular de Guriezo ha acordado en asamblea darse de baja del partido tras conocer el fichaje -avalado por la dirección regional- de su «enemigo número uno», el exalcalde del PRC Adolfo Izaguirre. Desde la pequeña agrupación local se anuncian bajas en cascada tras sentirse «traicionados y castigados» por apoyar a Ignacio Diego en el último Congreso Regional.

Se sienten víctimas de una purga política por haber apoyado al antiguo líder frente a la actual dirección regional. Los populares de Guriezo se rebelaron ayer frente a la decisión del partido de proclamar cabeza de lista a Izaguirre, un histórico del PRC que las pasadas elecciones -también por discrepancias con su ejecutiva y sus propios concejales - concurrió a las urnas con la marca Compromiso por Cantabria y obtuvo tres ediles, uno más que el PP.

Por aquellas fechas, los populares ya se consideraban enfrente de Izaguirre, pero la política de pactos los colocó como compañeros incómodos de viaje e hicieron juntos alcalde al socialista Narciso Ibarra. Un pacto a tres que quedaba finiquitado esta semana con la proclamación del exalcalde regionalista.

«El pecado que hemos cometido ha sido el de apoyar a Ignacio Diego, nos han enseñado la puerta de salida»

Ángel Serna, el que hasta ahora ha sido el líder popular en el municipio, explicaba ayer cómo se negaron a aceptar la imposición del exalcalde propuesta por los negociadores del PP. «Teníamos muy claro desde el principio que no estaríamos en una lista con Adolfo Izaguirre, ni detrás ni delante, porque una cosa es formar parte de un equipo de Gobierno -decisión que nos costó mucho tomar, pero era la menos mala de las opciones- y otra muy distinta es estar en la misma lista electoral», afirmaron.

La propuesta de la secretaria autonómica, María José González Revuelta, y del vicesecretario de acción electoral, Roberto Media, era -según dijo Serna- «hacer una lista de integración» con Izaguirre a la cabeza. «Les dijimos que no, que este señor había sido históricamente el enemigo número uno del PP de Guriezo».

A la par, según prosiguió Serna, también les trasladaron su intención de apartarse «si hacía falta y no tenían su confianza», dándoles opción a elegir otro candidato del pueblo. Todo lo que fuese menos fichar al viejo alcalde. Pero eso no ocurrió.

Tras la asamblea de este viernes, los dos concejales del PP se darán de baja en el partido, como creen que así harán el grueso de afiliados «descontentos» con la imposición. «Nos vamos a dar de baja y pasaremos a no adscritos y, a partir de ahí, tenemos un poco la decisión en el aire, pero vamos a seguir con ganas de estar en política como han hecho nuestros compañeros de Santiurde de Toranzo, que también les han impuesto a una persona sin decirles nada», resumió el edil.

«El pecado que hemos cometido ha sido apoyar a Ignacio Diego en el Congreso Regional del Partido Popular donde salió vencedora la señora Buruaga, y nuestra penitencia ha sido que nos han enseñado la puerta de salida», apostillaron. «Nos sentimos traicionados por el que ha sido nuestro propio partido durante estos años, y también, por supuesto, por el que ha sido nuestro compañero en el equipo de gobierno en esta legislatura. Vamos, que nos han apuñalado por detrás y por delante».