Fomento instalará pantallas acústicas en la autovía a su paso por Rinconeda

La alcaldesa, Rosa Díaz, y los concejales Fernando Sañudo y Avelino Rodríguez, posan junto al paso elevado de la autovía. /DM
La alcaldesa, Rosa Díaz, y los concejales Fernando Sañudo y Avelino Rodríguez, posan junto al paso elevado de la autovía. / DM

Los vecinos llevan años a la espera de que se instale algún tipo de sistema para reducir los ruidos

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Una histórica reivindicación de los vecinos de Rinconeda y del Ayuntamiento de Polanco va camino de convertirse en una realidad. Se trata de la instalación de pantallas acústicas en el tramo de la autovía A-67 a su paso por esta localidad, muy cerca de unas viviendas cuyos moradores llevan esperando varios años a que se instale algún tipo de sistema para reducir los ruidos que padecen como consecuencia del paso de los vehículos por la vía rápida.

La materialización de estas obras, que no tiene fecha concreta, vendrá con la ejecución del proyecto del ramal de continuidad Sierrapando-Barreda que promueve el Ministerio de Fomento dentro de una ambicioso inversión que pretende mejorar la capacidad y la seguridad en la autovía entre Santander y Torrelavega.

La colocación de pantallas acústicas ha sido una demanda de sucesivas corporaciones en las últimas legislaturas, demanda que hasta el momento el Ministerio no había atendido. Ahora, ha accedido a instalar estos sistemas y así se lo ha trasladado esta misma semana el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a los responsables municipales durante la presentación del proyecto de ampliación de la capacidad de la autovía A-67 Torrelavega-Santander, que pasará de los 53 millones de euros iniciales a un presupuesto estimado de licitación de 115. La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, que la pasada semana visitó la zona donde se instalarán las pantallas, ha valorado de forma muy positiva este compromiso de Fomento que, a su juicio, «mejorará de forma muy notable la calidad de vida de los vecinos», que son los más afectados por estar separados unos pocos metros de la autovía. Las obras de la autovía afectan en Polanco a una franja de terreno que comienza a la altura de Requejada y pasa junto al aparcamiento del campo de fútbol de Rinconeda y al barrio Quintana.

Viviendas

En esta zona está prevista la expropiación de una decena de viviendas y por ello existe entre los vecinos afectados una lógica intranquilidad al no conocer los planes concretos del Ministerio de Fomento, en especial sobre cuándo se producirán las ocupaciones. Esta intranquilidad ha sido recogida por la alcaldesa y los responsables municipales, quienes, en un reciente encuentro con De la Serna, le han planteado el asunto. El ministro ha asegurado que, en cuanto se disponga de información más actualizada sobre el desarrollo de los proyectos, en especial del cronograma de actuaciones, se trasladará al Ayuntamiento para que éste lo haga llegar a los vecinos, a fin de que estos puedan prever sus actuaciones de futuro.

Otras obras de mejora

La instalación de pantallas acústicas en Rinconeda no es la única mejora que el Ayuntamiento ha conseguido incluir en el proyecto de Fomento. De la Serna también ha confirmado la incorporación a los iniciales planes de obra de dos actuaciones en la autovía A-67, y que tiene por objeto mejorar la seguridad de los viandantes que transitan de un núcleo a otro del municipio, mediante tramos de aceras en aquellas zonas más conflictivas de las intersecciones con los viales autonómicos.

«Esta actuación mejorará de forma muy notable la calidad de vida de los vecinos»

La primera actuación solicitada y aceptada por el Ministerio prevé construir una acera que comunique el núcleo de Requejada con el barrio El Hondal (Polanco), y la segunda es otro tramo de aceras en el vial que une el polígono de Rolisas (Mar) con el barrio San Pedro (Rumoroso).

Estas dos actuaciones son consecuencia de la petición municipal a instancias de un grupo de vecinos que hace unas semanas promovió una recogida de firmas solicitando mayor seguridad vial.

Además, el Ministerio ha anunciado la construcción de una glorieta en la conexión de entrada y salida a la autovía con el acceso a Polanco por el barrio El Hondal, una zona muy conflictiva por la alta intensidad del tráfico de vehículos que soporta. Con ello, se pretende mejorar la circulación de la zona y también la seguridad vial ya que allí se construirá un tramo de aceras que posteriormente se complementará con otro de acceso a Polanco.

 

Fotos

Vídeos