Camargo hace un lavado de cara al centro cultural La Vidriera

Los empleados municipales ya han comenzado la primera fase de las obras./
Los empleados municipales ya han comenzado la primera fase de las obras.

Las obras se dividirán en una primera fase de reparación de desperfectos y una segunda de pintado dela totalidad de la fachada

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

El Ayuntamiento de Camargo ha comenzado las obras de renovación integral de la fachada del centro cultural La Vidriera para mejorar su aspecto visual y su conservación. Esta actuación comienza una vez mejorado el entorno en el que se ubica el edificio con las nuevas aceras y las zonas de preferencia para peatones y carril bici, a la que se sumará la próxima apertura del nuevo aparcamiento de vehículos.

Así, trabajadores municipales han iniciado la primera fase de esta actuación en la fachada del edificio, que consistirá en la eliminación de los desperfectos que ésta pueda presentar y en la reparación de los pequeños puntos donde se haya perdido el enlucido, como consecuencia del tiempo y de las inclemencias meteorológicas.

Posteriormente, tras la preparación de la fachada, dará comienzo la segunda fase en la que se llevarán a cabo los trabajos de pintado de la totalidad de la superficie exterior, más de 2.000 metros cuadrados, en la que se empleará como novedad una pintura mineral de silicato que no incluirá entre sus componentes elementos derivados del petróleo.

A esta actuación habrá que sumar la apertura del nuevo aparcamiento junto al edificio

Desde la Concejalía de Obras y Medio Ambiente, el edil Carlos González ha explicado que «se trata de una pintura de mayor durabilidad y resistencia a la intemperie ya que, al carecer de esos componentes plásticos, no le afectarán las diferencias de temperatura provocadas por el frío o el calor», lo que hará a su vez «que no se manche por el polvo en suspensión como ocurre con las pinturas plásticas».

Igualmente, por su composición, también presentará una mayor conservación en el tiempo en lo referido a la permanencia cromática, haciendo que los colores no pierdan intensidad y permitiendo que se mantengan prácticamente como el primer día por más tiempo.

Estos trabajos en el exterior del edificio son el paso previo a la remodelación que el Ayuntamiento llevará a cabo posteriormente en el interior, una vez que concluyan los trabajos de traslado de la Biblioteca Municipal al edificio de las antiguas oficinas de Cros, donde se están llevando a cabo actualmente las obras de remodelación del interior del inmueble para adecuarlo a su futuro nuevo uso.