El Cañón se despide con el homenaje a Pérez Jorrín, «un periodista noble y bondadoso»

De izquierda a derecha, Daniel Santos, Sergio Balbontín, Francisco Fernández Mañanes, José MIguel Barrio,Pilar Lorenzo, Alfredo Castañeda, Jesús Allende, Margarita Rodríguez, NachoZubelzu y Luis Ángel Moreno, durante la presentación de 'La vida en sepia'./B. C.
De izquierda a derecha, Daniel Santos, Sergio Balbontín, Francisco Fernández Mañanes, José MIguel Barrio,Pilar Lorenzo, Alfredo Castañeda, Jesús Allende, Margarita Rodríguez, NachoZubelzu y Luis Ángel Moreno, durante la presentación de 'La vida en sepia'. / B. C.

El acto, celebrado ayer en Reinosa, sirvió también para presentar el libro 'La vida en sepia', una recopilación de artículos de Luis Ángel Moreno

Blanca Carbonell
BLANCA CARBONELLReinosa

La Casona de Reinosa acogió anoche la presentación del libro 'La vida en sepia', una recopilación de los artículos escritos en el periódico local El Cañón por Luis Ángel Moreno, el propietario del Museo Etnográfico El Pajar de Proaño, e ilustrada por el artista Nacho Zubelzu. La Sala de la Chimenea se quedó pequeña para acoger este acto que era mucho más que la presentación de un libro. Se trataba de la despedida de un proyecto iniciado hace diez años, el de la Asociación Cultural el Cañón y su periódico homónimo de carácter trimestral, y también y especialmente de rendir homenaje al periodista Miguel Ángel Pérez Jorrín. Todos los presentes tuvieron palabras de cariño y recuerdo para el que fue redactor jefe de Economía y Opinión de El Diario Montañés, editor del periódico El Cañón, y promotor del libro presentado anoche, cuyo repentino fallecimiento, el pasado mes de octubre, le impidió ver culminado este proyecto.

Pilar Lorenzo, directora del El Cañón y encargada de presentar el acto, reconoció que para ella, 'La vida en sepia' «representa esa huella que no podrá ser borrada, la de un hombre sabio, noble y bondadoso, comprometido con su profesión, con sus paisanos y con su tierruca».

En las páginas de 'La vida en sepia' se puede disfrutar de un total de treinta y tres 'cañonazos', artículos que recogen la vida de antaño con su ámbito lúdico, festivo, ganadero, agrícola, religioso, etcétera. Su autor, Luis Ángel Moreno, considera que, «la finalidad de los proyectos llevados a cabo es poder dejar a las generaciones venideras un legado de sus mayores que no pueden ignorar». Con ese afán trabaja este recolector de recuerdos, que analiza el hecho de que, «hemos pasado de pueblos llenos de gente a pueblos abandonados, de una cultura tradicional a una marcada globalización económica y cultural, y en ese paso ha tenido lugar la desaparición de todo un legado». Para él, «nadie tendría que ignorar de dónde venimos ni cuál ha sido la forma de vida de sus antepasados porque conocer nuestro pasado es comprender nuestro presente».

En la presentación de la obra también intervino el artista Nacho Zubelzu, quien afirmó sentirse «contento de haber colaborado en el periódico El Cañón haciendo realidad una iniciativa cultural que ha sido testigo de un tiempo determinado en nuestra querida comarca; intentando dignificar, más si cabe, su potencial cultural, social y artístico».

Al acto también asistieron representantes políticos de los Ayuntamientos de Reinosa y Campoo de Enmedio, y el consejero de Cultura del Gobierno de Cantabria, Francisco Fernández Mañanes.

El alcalde de la capital de Campoo, José Miguel Barrio, recordó a Miguel Ángel Pérez Jorrín –más concretamente, cuando hace tres años recibiera la Pantortilla de Oro que cada año otorga a campurrianos ilustres la Peña Campurriana de Santander–; «Aquello fue un acierto «porque cuando hablaba de Reinosa se le llenaba la boca y el corazón. Era un reinosano de los que hacen ciudad», dijo.

Fernández Mañanes, que tuvo también palabras de recuerdo hacia el periodista, se refirió al periódico El Cañón calificando como «casi un milagro el sostener durante estos años una publicación de rigor y calidad». Para él, que también escribió de forma esporádica en el rotativo, «es de admirar que algunos sigáis empeñados en traer el recuerdo al presente». El acto finalizó con la entrega de los premios El Cañón, con los cuales la asociación del mismo nombre ha premiado durante años a quien desarrolla actividades culturales en la comarca. En esta ocasión, el homenajeado era Pérez Jorrín, y su viuda, Margarita Rodríguez, documentalista de El Diario, fue la encargada de recoger este premio, que la entidad también entregaba a una de las personas que ha estado al frente de la misma durante todos estos años, Pilar Lorenzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos