Los ladrones rompen la tranquilidad de Valle de Villaverde, al robar en tres casas

Las viviendas de Valle de Villaverde están dispersas por el municpio. /
Las viviendas de Valle de Villaverde están dispersas por el municpio.

Los vecinos afectados por los pequeños hurtos se quejan de la inseguridad que atribuyen a la falta de vigilancia policial

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOValle de villaverde

Valle de Villaverde es un lugar tranquilo, donde sus vecinos se conocen y en el que en rara ocasión ocurre algún incidente. Sin embargo, el viernes 23 de noviembre tres vecinos del municipio se percataron de que unos ladrones habían entrado en sus casas, haciéndose con sus joyas y dinero. Esta situación ha provocado una sensación de inseguridad que se ve agravada ante la «falta de patrullas de la Guardia Civil en la zona», algo que, según indicaron los vecinos, viene sucediendo desde hace aproximadamente un año.

En el barrio Manzanal, a un kilómetro del centro del municipio, viven Alberto Mejuto y su familia desde hace siete años. Este vecino descubrió que le habían entrado en su vivienda en la madrugada del sábado, 24 de noviembre, sobre las 24.30 horas. «Veníamos de una fiesta de despedida de unos niños de acogida, por eso llegamos más tarde de lo habitual. Metí el coche en el garaje y al querer acceder a casa por la puerta del interior del garaje no pude, porque habían intentado forzar la cerradura desde dentro. Tuvimos que salir y al rodear la casa vimos que estaba todo dado vuelta, patas arriba. Por eso sabemos que robaron la tarde del viernes».

Esta familia se percató de que les faltaban algunas piezas de oro, gemelos, anillos, una cadena, un pasador de corbata y 70 euros en metálico que guardaban en un cajón. «No se han llevado más porque no han querido porque los aparatos electrónicos estaban a la vista. Debieron entrar muy rápido, dejando la casa revuelta y una ventana y las cerraduras rotas», indicó este vecino, quien añadió que, en su caso, «el valor económico de las cosas lo cubrirá el seguro, pero no el valor sentimental. Aunque lo peor es el susto y la sensación de saber que te han estado tocando tus cosas y entrado en tu casa, violando tu intimidad».

«Deberíamos tener más presencia de la Guardia Civil», afirmó Javier Pérez, alcalde de Villaverde

Mejuto aseguró que en los siete años que llevan viviendo en Villaverde siempre se han sentido seguros, dejando incluso la puerta abierta, algo que ha cambiado, ya que el robo a afectado a estos vecinos: «Esto nos ha afectado en nuestro día a día. Miramos todas las noches en todos los cuartos hasta debajo de la cama y en los armarios, por si ha entrado alguien. Incluso teníamos pensado hacer un viaje y lo hemos descartado por miedo a dejar la casa sola». Por otro lado, Mejuto efectuará un importante desembolso económico al ampliar la cobertura de los seguros y al instalar alarmas con sirenas y cámaras de seguridad.

Por su parte, el alcalde de Valle de Villaverde, Javier Pérez, explicó que había visto alguna publicación en internet de que estaban robando por la zona. «El viernes nos tocó a nosotros. No había gente dentro de las casas y se han llevado generalmente joyas y dinero». La Guardia Civil comunicó a Pérez el modus operandi. «Será una o dos personas como mucho que se dedican a los hurtos menores y que lo que hacen es tocar el timbre y si no abre nadie, entran». «Dos de las casas en las que robaron están en pistas del pueblo, dispersas, pero lo que más nos ha sorprendido es la tercera, que está al pie de la carretera», señaló el alcalde, confirmando que algunos de los afectados denunciaron ya el robo y que el resto lo hará en los próximos días.

Más presencia policial

«Deberíamos tener más presencia de la Guardia Civil, pero deben estar en todos los sitios igual, con poca gente y no dan a basto», señaló Pérez, comunicando que el responsable de la Guardia Civil de Laredo informó de que se iba a reforzar el control de documentación.

Hace cerca de un año les cambiaron el cuartel de referencia del municipio, pasando de un cuartel vizcaíno al cántabro de Ramales de la Victoria, con lo cual anteriormente el municipio disponía de patrulla las 24 horas y, según afirmó el alcalde «ahora se pasan de vez en cuándo y dan una vuelta y pueden venir patrullas de Ramales, Ampuero, Laredo, Limpias y Guriezo».

Los vecinos coinciden con el alcalde en que existe una carencia de presencia policial. Concretamente, Mejuto hizo hincapié en que «la Ertzaintza pasa por el pueblo para ir de Trucíos a Carranza», pero que «no se les puede llamar ni parar en Villaverde porque no tienen competencia». «Estamos desamparados. Aquí vive mucha gente mayor que ahora se siente insegura», señaló este vecino que aseguró que la patrulla que fue a inspeccionar uno de los robos al día siguiente desconocía que la noche anterior habían robado en su casa. «Hay una descoordinación entre cuarteles total». «Nos sentimos en tierra de nadie pero pagamos los impuestos igual que todo el mundo y no tenemos los mismos servicios», opinó Mejuto.

 

Fotos

Vídeos