Carlos V se encamina hacia su retiro

El Emperador, sus hermanas y su séquito llegaron ayer hasta Ramales./Irene Bajo
El Emperador, sus hermanas y su séquito llegaron ayer hasta Ramales. / Irene Bajo

La XIX edición de la recreación de la Ruta del Emperador pasó ayer por Colindres, Limpias, Rasines, Ampuero y Ramales

IRENE BAJO Ramales de la Victoria

El Emperador Carlos V se dejó ver ayer por los diferentes pueblos de la comarca del Asón en los que se detuvo a descansar del largo viaje que emprendió en el marco de la decimonovena edición de la Ruta de Carlos V Laredo-Medina de Pomar (Burgos). Este tramo, que forma parte de la Ruta Laredo-Yuste, recorre todas las poblaciones por las que el emperador pasó en 1556 para dirigirse a su retiro en el Monasterio de Yuste, en Extremadura, donde falleció.

Esta recreación histórica, que ostenta el distintivo de Rutas Europeas del Emperador Carlos V-Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa, arrancó en la jornada de ayer desde la Plaza de la Constitución de Laredo. Desde este punto partieron los andarines que participan en la ruta, que más tarde recaló en los municipios de Colindres, Limpias, Ampuero y Rasines, antes de finalizar en Ramales de la Victoria. Estos municipios ofrecieron a los andarines y a la comitiva real tentempiés para retomar fuerzas y poder finalizar las dos etapas de la ruta.

A su llegada a Ramales al emperador, interpretado por Miguel Ángel Marsella, le esperaba una calurosa acogida del pueblo ramaliego. Durante toda la jornada imperó el ambiente festivo en las calles en las que se instaló un mercado de productos artesanos y se celebraron talleres para los niños.

En la jornada de hoy, la comitiva se encaminará hacia Medina de Pomar, donde el emperador y su séquito serán recibidos con un gran desfile, momento en el que el condestable de Castilla hará un homenaje a los augustos huéspedes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos