Freno al proyecto de recuperar el lago Ándara

Jesús Cuevas, alcalde de Cillorigo de Liébana, en las proximidades del lago. /Pedro Álvarez
Jesús Cuevas, alcalde de Cillorigo de Liébana, en las proximidades del lago. / Pedro Álvarez

El alcalde de Cillorigo de Liébana afirma que se trata de «una desagradable sorpresa» después de haberse consignado una partida presupuestaria | La Confederación Hidrográfica del Cantábrico cree que «no se garantizan las normas de calidad del agua»

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZSantander

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha dado una varapalo al proyecto de recuperación del lago de Ándara en el primer informe que ha emitido sobre el mismo. Según recoge el documento que Confederación ha enviado a los responsables del Parque Nacional de Picos de Europa, el proyecto «no permite garantizar que se cumplan las normas de calidad ambiental para las aguas superficiales en el lago que se pretende recuperar ni la no afección a las aguas subterráneas y al manantial que da origen al río Urdón».

En octubre pasado, el codirector por parte de Asturias del Parque Nacional de Picos de Europa, Rodrigo Suárez Robledano, envió a la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico el proyecto de recuperación del antiguo lago de Ándara, en el Macizo Oriental del Parque Nacional, con objeto de que valorasen las posibles afecciones al dominio público hidráulico así como las posibles circunstancias a considerar a la hora de realizar la evaluación de afecciones a la Red Natura 2000 y estimar así si el proyecto debía ser sometido a evaluación de impacto ambiental.

Las conclusiones enviadas por Juan Miguel Llanos, comisario de Aguas, no son muy positivas, ya que en el documento remitido a los responsables del Parque reconoce que a la vista de los resultados de los análisis fisioquímicos realizados, «el proyecto de restauración del lago, situado en las inmediaciones de las escombreras de la Vega del Redondal, debe ser trasladado al órgano competente en materia de suelos del Gobierno de Cantabria a los efectos de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y en el Real Decreto por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados».

Igualmente, señala que «en relación con las posibles afecciones del proyecto al dominio público hidráulico y sin pronunciamiento del órgano competente en la evaluación de afecciones en espacios protegidos Red Natura 2000, la documentación presentada no permite garantizar que se cumplan las normas de calidad ambiental para las aguas superficiales en el lago que se pretende recuperar ni la no afección a las aguas subterráneas y al manantial que da origen al río Urdón».

A la vista de los resultados presentados, el informe de Confederación señala también «el incumplimiento de las normas de calidad ambiental para las aguas superficiales (NCA) en varias de las muestras analizadas. En relación de la conexión entre el lago y la cueva del nacimiento del río Urdón, los ensayos de trazadores realizados no permiten concluir que no exista conexión».

Sin informe

El alcalde de Cillorigo de Liébana, Jesús Cuevas, que ha recibido el informe de manos del consejero de Medio Rural, reconoce estar «totalmente sorprendido, ya que después de más de diez años de estudios por parte de la Universidad de Oviedo y de presentaciones del proyecto al que en los tres últimos años se ha consignado una partida económica por parte del Parque Nacional, que nunca se llegó a ejecutar, nos encontramos con que la parte más importante para poder realizarse, como es la Confederación, no había realizado el informe sobre el mismo».

Cuevas no entiende «cómo si se procede a tapar la grieta por donde se filtra el agua y se supone que el agua se une al río Urdón, no contamina dicha agua, ya que si el informe deja claro que las escombreras contaminan el río, lo lógico sería que se retirasen del lugar, ya que entiendo que si se logra tapar el lugar de la filtración y se recupera el lago, este hecho ya no se produciría».

El primer edil lebaniego ha anunciado que «solicitaremos una entrevista con técnicos de la Confederación Hidrográfica del Norte para que nos aclaren el tema de la contaminación del agua». Cuevas señala que «para el municipio de Cillorigo de Liébana y para la zona lebaniega del Macizo Oriental del Parque Nacional de Picos de Europa, recuperar el antiguo lago de Ándara significaría un importante recurso turístico y por eso creemos que se nos debe dar una explicación coherente de por qué no se puede recuperar».

El proyecto de recuperación del lago de Ándara pretende incrementar la superficie actual de la laguna, de aproximadamente 100 metros cuadrados, de forma que se recupere el antiguo lago que, con una superficie aproximada de 2 hectáreas y unos 10 metros de profundidad máxima, fue afectado por las labores mineras realizadas entre la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX para la extracción de plomo y zinc.

Se propone el vertido de lodo sellante compuesto por cemento y bentonita en el punto de fuga de la laguna en una primera fase y, en el caso de que no se consiga el llenado del lago, en una segunda fase se realizarían inyecciones de cemento y bentonita en varios puntos.

 

Fotos

Vídeos