Los retos de gestión de la ganadería de montaña, a debate este viernes en Potes

Los retos de gestión de la ganadería de montaña, a debate este viernes en Potes
J. Rosendo

Juan Busqué Marcos, coordinador del Área de Sistemas de Producción Animal del Centro de Investigación y Producción Agraria (CIFA), impartirá una conferencia este viernes

El coordinador del Área de Sistemas de Producción Animal del Centro de Investigación y Producción Agraria (CIFA) del Gobierno de Cantabria, Juan Busqué Marcos, impartirá este viernes, 28 de junio, en Potes la conferencia 'Retos de gestión de la ganadería de montaña en Liébana', dentro del ciclo 'Liébana y sus recursos naturales', incluida en la programación de actividades culturales de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.

Al igual que sucede en el resto de Cantabria, la ganadería es un sector clave en Liébana. Por el carácter montañoso de esta comarca, se trata de una ganadería extensiva, adaptada a utilizar directamente una vegetación dispersa y de acceso difícil mediante el pastoreo, en una proporción muy alta correspondiente a pastos comunales.

Tradicionalmente esta ganadería tenía múltiples usos -transporte, trabajo, leche, carne, lana, cuero-, que eran fundamentales para la supervivencia de las poblaciones rurales.

Según explica Busqué, actualmente la orientación mayoritaria es la producción de terneros destinados a la producción de carne. Otros servicios ecosistémicos generados por este tipo de ganadería, que cada vez se cuantifican mejor, son aspectos muy relacionados con nuestra supervivencia a nivel global: mantenimiento de biodiversidad, fijación de carbono, regulación de los flujos de nutrientes y agua, etc.

La Política Agraria Común (PAC), necesaria, según el técnico, para el mantenimiento de estos sistemas ganaderos de baja rentabilidad económica, responde de forma creciente a esta generación de servicios de interés para la sociedad.

Otro de los temas que se tratará en la conferencia es la interacción ganadería-turismo, así como otras propuestas de futuro, con especial hincapié en la gestión de los pastos comunales, mayoritariamente localizados en montes de utilidad pública, y con gran potencial para apoyan en la generación de alimentos diferenciados, de alto valor nutricional y organoléptico y generadores de espacios naturales de alto valor ecológico.