Valdáliga amplía su servicio de transporte para los centros médicos

El taxista Luis Díaz de Castro recoge a Pedro Carmona, un vecino de Caviedes, para trasladarlo al médico../Sara Torre
El taxista Luis Díaz de Castro recoge a Pedro Carmona, un vecino de Caviedes, para trasladarlo al médico.. / Sara Torre

Los taxis del Ayuntamiento llegan ahora hasta Cabezón, Comillas y San Vicente de forma gratuita para quien lo requiera

Sara Torre
SARA TORRECaviedes

El Ayuntamiento de Valdáliga ha comenzado recientemente a implementar el servicio de transporte de los vecinos al médico. Desde el año pasado, los taxistas, Luis Díaz de Castro y Martín Álvarez Odriozola se encargaban de trasladara los cdentros de salud a quien lo requiriera y de forma gratuita, pero este servicio ha mejorado y ahora, quien lo necesite, también podrá llegar hasta Cabezón de la Sal, Comillas y San Vicente de la Barquera para extracciones de sangre. «Los de El Tejo van a Comillas, el miércoles; los de Lamadrid, a San Vicente, los lunes, y los de otros pueblos a Cabezón, el viernes», explica Díaz de Castro, que añade que también se trasladará a los vecinos a Torrelavega, a otras consultas, los jueves. El taxista cuenta que aún no hay mucha gente enterada, porque el nuevo servicio lleva poco tiempo funcionando, pero «lo mismo pasó el año pasado cuando se puso en marcha y enseguida se fue difundiendo».

Lo que existía hasta el momento era la posibilidad de que los vecinos de Valdáliga, especialmente la gente mayor que carece de carnet de conducir, fueran trasladados a los centros de salud del municipio que les correspondan en determinados días de la semana y según unas rutas planteadas.

«Hay bastante demanda actualmente, la gente está contenta y el Ayuntamiento ha querido dar otra vuelta para seguir mejorando», explica el taxista. Además, agradece a los centros de salud la colaboración pues los responsables están avisados y tratan de establecer las consultas los días en que están previstas las rutas que les corresponden.

Según el alcalde de Valdáliga, Lorenzo González, lo que se intenta es «que no se note la diferencia entre vivir en Santander y vivir en Valdáliga, ayudando a toda la gente que no tiene manera de moverse dentro del municipio al médico, para que esa gente no se vea desplazada».

Cuenta el regidor que es una demanda que tienen los vecinos y que pagan con sus impuestos y «lo lógico es que puedan sacar rentabilidad de los impuestos que pagan, porque lo que está claro es que cualquier servicio que se ponga en marcha sale de las costillas de los vecinos».

En la misma línea de facilitar la vida a los vecinos en un municipio eminentemente rural, envejecido y disgregado, el Ayuntamiento organiza también iniciativas para que los mayores estén acompañados, como por ejemplo talleres.

También pensada para los mayores, destaca la residencia que se inauguró recientemente en Roiz y que poco a poco va cubriendo sus plazas.

 

Fotos

Vídeos