'La catedral' estrena vidrieras

La Iglesia de Santa María de la Asunción de Miera. /María Gil Lastra
La Iglesia de Santa María de la Asunción de Miera. / María Gil Lastra

El próximo día 15 se inaugura la remodelación de los ventanales de la Iglesia de Miera gracias a las aportaciones de los vecinos e instituciones colaboradoras

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La llamada catedral de Miera, la Iglesia de Santa María de la Asunción celebra este año su fiesta estrenando vidrieras. La Asociación Cultural El Avellano está cerca del objetivo de reunir el dinero suficiente para sufragar esta obra que se estrenará el próximo día 15, con motivo de la festividad de la patrona. La inauguración está prevista para las 12.00 horas con una presentación a cargo del historiador Enrique Campuzano. A continuación se celebrará la misa y actuará el coro Europa Concentus Músicus de Santander, tras ello se celebrará una comida de hermandad.

«Estamos a punto de conseguir el objetivo», explican desde la Asociación el Avellano de Miera donde están «francamente muy contentos» por la respuesta y el apoyo que está demostrando la gente hacia la iniciativa planteada desde este colectivo local. Hace unos meses que iniciaron la aventura de dotar a la catedral de un elemento que, a través de los siglos, le faltaba: unas vidrieras acordes con la majestuosidad de la planta de esta Iglesia. Una auténtica joya del barroco con antecedentes góticos, que se construyó entre los siglos XVI y XVII, y que han sabido preservar con mimo durante generaciones, al igual que todas las leyendas que la rodean. La iglesia de Santa María de la Asunción simboliza para sus vecinos, lo que Notre Dame para los parisinos, por ello se inició la cuestación popular para sufragar la obra con un coste cercano a los 20.000 euros, en la que también aporta el propio Ayuntamiento de Miera (4.500 euros) y también esperan recaudar unos 5.000 del Gobierno de Cantabria que junto a otros 2.000 que aporta la parroquia completarían el proyecto.

El día de la fiesta es el elegido para poder estrenar las vidrieras que, de momento, son el secreto mejor guardado, ya que se instalarán para que todo el mundo pueda disfrutarlas ese día. A la par, desde el colectivo se pretende seguir recabando medios para ejecutar otros proyectos en marcha, dentro de la propia iglesia, y aumentar así la proyección y el valor artístico que tiene el templo. De hecho esta es sólo una de las iniciativas que se están impulsando desde el colectivo cultural con el objeto de dinamizar la zona y poner en el mapa el enorme potencial turístico, natural y patrimonial que tiene su municipio.

El día de la Patrona se celebrará una misa cantada y se realizará una comida de hermandad

De hecho, Santa María de Miera es uno de los reclamos turísticos más importantes del municipio, junto a su paisaje, su etnografía trashumante o sus cavidades prehistóricas. Por ello, que el templo tenga su mejor 'traje de luces' tiene doble simbolismo para ellos: el religioso por la profunda veneración que guardan a la Virgen de Miera y el de la esperanza que albergan sus envejecidos vecinos por atraer turismo y nuevos habitantes al valle.

El artista elegido para pintar de luz y color los ventanales del templo ha sido Tomás Saiz, un conocido vidriero con sede en Torrelavega y que cuenta con una destacada trayectoria en arte vitral. Entre las obras en las que ha participado -tanto en creación artística como en restauración- están edificios emblemáticos como la propia Pontificia de Comillas, el Monasterio de Santo Toribio o el Palacio de La Magdalena. Saiz, un artista con una dilatada formación de un oficio ya en vías de extinción en España destacaba en una reciente entrevista su interés en el proyecto que le plantearon desde Miera. «Es un orgullo para mí contribuir en proyectos nuevos de este tipo para conservar y mantener este patrimonio y poder dejar ahí tu impronta», resuelve.

En este caso, Saiz trabaja sobre los bocetos de otra artista, la diseñadora y restauradora Alma Campuzano que ha construido el relato que contarán las vidrieras a los fieles de Santa María de Miera. Para lucir los ventanales y lucernas de la pequeña 'catedral' meracha Campuzano se inspiró en las letanías y leyendas de la Virgen en Miera. Una de ellas, la más antigua y que dio vida a la advocación del templo es la de la fuente donde se protagonizó la aparición mariana y que existe en el entorno de la iglesia.

En este trabajo no todo ha sido la aportación económica, ya que los vecinos también han colaborado con mano de obra «armando y desarmando» andamios y ventanales o «construyendo los marcos de las vidrieras», una labor, esta última, que ha realizado José María España y que agradece mucho la asociación, entre otras colaboraciones desinteresadas de otras personas.

Ciclo de charlas

En paralelo a esta obra, el colectivo cultural lleva desde el pasado mes de mayo desarrollando el primer ciclo de conferencias sobre Miera, sus gentes y su historia. Por la sede que el colectivo tien junto a la propia iglesia han pasado ya expertos en patrimonio religioso, catedráticos de historia o investigadores en arqueología y mundo subterráneo. El programa se cierra el viernes 20 de septiembre con el análisis de la Zarzuela 'La Romería de Miera'.