Mirones ve como se cumple su vieja reivindicación de tener consultorio

Miera tendrá por fin su consultorio./
Miera tendrá por fin su consultorio.

La empresa Senor ya ha iniciado las obras de construcción del edificio que contará con unas instalaciones dignas para los merachos a estrenar en 2019

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

El municipio de Miera contará, la primera mitad de 2019, con un nuevo consultorio médico en la zona conocida como Mies de Rebollar en el pueblo de Mirones. Los trabajos se han iniciado hace un par de semanas y tienen un plazo de ejecución de diez meses. La obra, que salió a licitación con un precio de 274.125 euros, se ha adjudicado a la empresa Senor por un importe de 250.303, cantidad que sufraga el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Sanidad y cuenta con financiación compartida, al 50%, de los fondos europeos Feder.

Miera llevaba ya casi tres décadas demandando un edificio básico para atender las consultas del médico y el personal de enfermería. Una reivindicación que, con la construcción del nuevo edificio, se verá por fin cumplida y los vecinos de la localidad podrán ser atendidos en una sede digna para pasar las consultas.

El nuevo consultorio de Mirones dará servicio a unos 250 habitantes, casi la mitad de la población total del municipio de Miera, que con una censo cercano a los 500 habitantes, dispone de otro consultorio médico en La Cárcoba.

La obra cuenta con un presupuesto de 250.304 euros y atenderá a la mitad de la población local

En la actualidad, los pacientes contaban con un local provisional habilitado en las antiguas escuelas del pueblo de Mirones, pero el espacio, «aunque era aceptable» no reunía las condiciones adecuadas ni para el personal que lo atendía ni para los vecinos. «Es un espacio que contaba con buenos accesos, pero la sala del personal ATS era pequeña para la camilla y no reunía las mínimas condiciones para atender a los pacientes», recordó ayer el teniente de alcalde de Miera, José Miguel Crespo, a este periódico.

El nuevo edificio, que se construye ya en unos terrenos cedidos por el municipio de Miera, en la Mies de Rebollar, contará con un espacio habilitado para sala de espera, sala de consultas, además del despacho para enfermería y ATS. También cuenta con un almacén y una sala de calderas, además de accesos totalmente adaptados para los vecinos, ya que se trata de una población envejecida, dentro de un municipio aquejado por el problema de la despoblación.

El municipio de Miera está encuadrado en la Zona Básica de Salud Miera, que tiene una población adscrita de 4.226 habitantes. Además del Centro de Salud de referencia, ubicado en Liérganes, cuenta con los consultorios de Miera, La Cavada, San Roque de Riomiera, Pámanes y Mirones.

La carretera

Por otro lado, fuentes municipales explicaron a éste periódico que en breve espacio de tiempo también se va a anunciar la construcción de la carretera al barrio de La Cárcoba. En este sentido, los trámites están ya «muy avanzados».

Cabe recordar que el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, anunció hace unos meses la inversión de 1,8 millones en acondicionar y ampliar el acceso al antiguo pueblo que alberga la capital meracha y la iglesia de Santa María de la Asunción.

El proyecto que fue presentado a los vecinos incluía el acondicionamiento y ampliación de los 3,05 kilómetros de la carretera de acceso a La Cárcoba con un plazo de ejecución de 12 meses.

Se trata de otra vieja reivindicación de los habitantes del pueblo de Miera, ya que a los valles altos no pueden subir ni los autobuses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos