Nueve ayuntamientos se unen para dar un impulso definitivo a la Vía Agripa

Miembros de la Asociación Vía Agripa, junto a representantes municipales, en el evento en la Finca del Marqués de Valdecilla. /Héctor Ruiz
Miembros de la Asociación Vía Agripa, junto a representantes municipales, en el evento en la Finca del Marqués de Valdecilla. / Héctor Ruiz

La senda nace para recuperar un itinerario que se había quedado fuera del Camino del Norte de Santiago reconocido por la Unesco

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZSolares

No ha sido una reivindicación con pancartas, ya que sus impulsores decidieron «seguir el camino paso a paso y por la vía de los dictámenes establecidos». Tras casi dos años trabajando en el proyecto, ayer la senda cultural de la Vía Agripa echó a andar definitivamente. Lo hizo con una puesta de largo en la Finca del Marqués de Valdecilla, a la que acudieron integrantes de la Asociación Vía Agripa, encargada de velar porque salga adelante esta iniciativa, junto a alcaldes y representantes de los Ayuntamientos por los que transcurre el camino.

Bareyo, Camargo, El Astillero, Entrambasaguas, Piélagos, Ribamontán al Mar y Ribamontán al Monte son los siete ayuntamientos que se unieron al proyecto lanzado por los alcaldes de Villaescusa y Medio Cudeyo. El objetivo era recuperar este itinerario que había quedado fuera del Camino Norte de Santiago reconocido por la Unesco.

El dato

53
kilómetros de itinerario, como alternativa al Camino Norte de Santiago, son los que recorre la Vía Agripa.

«La gente me preguntaba el motivo de que no pasara el camino de Santiago por aquí», comentó ayer en la presentación el alcalde de Medio Cudeyo, Juan José Perojo. Por ello, se puso en contacto en 2016 con Constantino Fernández, regidor de Villaescusa, para recuperar la senda de Agripa. A partir de ahí, son un total de nueve municipios los que se han sumado a la iniciativa. «En mí tenéis un compañero de fatigas, al igual que yo en vosotros», recalcó Perojo.

Las consejerías de Turismo y Cultura están involucradas en la iniciativa

La idea era recuperar el tramo que antaño era transitado por algunos peregrinos que querían llegar a Santiago sin cruzar la bahía en barca, para después lograr que la Unesco lo reconociera oficialmente. La vía trazada se inicia en Bareyo y llega hasta Piélagos. A su paso, los caminantes transitan distintos lugares de interés cultural y natural como pico Castillo, nacimiento del Cubón, Palacio de los Cuetos y Pinturas en El Pendo. Todo ello, arropado por distintas ideas que ha puesto en marcha la Asociación como una aplicación móvil, la realización de dípticos o preparar el recorrido para ciclistas. «Es una senda tan importante que nos va acabar dando igual que sea o no incluida por la Unesco», confesó ayer Jesús Herrán, director de comunicaciones y relaciones públicas de la asociación.

Respaldos

Además de los nueve consistorios y de la propia Asociación Vía Agripa, fruto de diferentes reuniones que se han mantenido con el Gobierno regional, las consejerías de Cultura y Turismo han respaldado el proyecto de diferentes maneras. Por su parte, Francisco Fernández Mañanes, titular de Educación, Cultura y Deporte, se comprometió en su momento a colaborar y asesorar desde su departamento para impulsar la senda.

Sin embargo, el consejero de Turismo y Medio Ambiente Francisco Martín invertirá en el proyecto haciéndose cargo de la instalación a lo largo del tramo de paneles informativos e indicaciones que señalicen la ruta, además de hacer frente al presupuesto de 50.000 euros para la impresión de los dípticos.

Todo ello, se complementa con el trabajo previo realizado por la asociación para dar forma a la senda cultural en busca de la Vía Agripa. Entre otras cuestiones, uno de los principales focos de trabajo fue dotar al proyecto de peso histórico, y para ello, los expertos hicieron un profundo estudio basado en fuentes bibliográficas.

Futuro

Uno de los puntos que más ha costado en el transcurso del proyecto ha sido el de coordinar a «los nueve consistorios, cada uno de un color diferente», incidió Valeriano Teja, presidente de la asociación. «Me ha sorprendido la facilidad que han demostrado a la hora de abrirnos las puertas para proposiciones». No obstante, y a pesar de que la intervención de los ayuntamientos ha jugado un papel clave, se decidió que los miembros de la asociación no tuvieran cargos políticos dentro de los mismos.

De esta forma, hay representantes propuestos por los distintos consistorios de los municipios involucrados dentro de la asociación que se encargarán de sacar adelante el camino, pero libres de carga política para asegurar que «el proyecto tenga efectividad y durabilidad a lo largo del tiempo», insistió Teja. De hecho, una de las principales metas actuales es la de potenciar al máximo la difusión de este proyecto dentro de la región. «Queremos que haya gente en bicicleta, con mochilas, paseando a lo largo de la senda», tal y como comentó Teja.

En busca de dicho fin, la asociación hizo un recorrido en abril por los distintos ayuntamientos para exponer la iniciativa, algo que también se hará en colegios, asociaciones culturales y grupos senderistas. Además, Teja adelantó que se van a programar salidas en grupo porque «no podemos hablar de algo que no hemos pisado y pateado». Para ello, se hará una primera salida inaugural el próximo 4 de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos