Penagos propone a sus vecinos rendir homenaje a Hormaechea

Juan Hormaechea. /Antonio 'Sane'
Juan Hormaechea. / Antonio 'Sane'

El Ayuntamiento abre un periodo de consultas para concretar los actos de reconocimiento al impulsor del parque de Cabárceno

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOSantander

El Ayuntamiento de Penagos ha abierto un periodo de consultas y participación ciudadana para rendir homenaje al expresidente regional, Juan Hormaechea. El motivo principal de este reconocimiento no es otro que el de ser el impulsor del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, hoy en día el buque insiginia del turismo cántabro, que no sólo recolocó en el complejo a los mineros de la extinta explotación de hierro en la que hoy habitan cientos de especies animales, sino que ha situado el nombre del pueblo y el municipio en el mapa mundi.

La idea de rendir homenaje al expresidente regional, Juan Hormaechea, no es nueva, de hecho hace muchos años que se valora hacerle un reconocimiento. «Ahora se ha registrado un escrito por parte de una vecina del pueblo, pero a lo largo de estos años muchos otros vecinos nos han sugerido hacerle un homenaje», reconoció el alcalde Carlos Lavín (Unión por Penagos). Por ello el regidor ya ha trasladado a los vecinos su intención de abrir un proceso participativo, con un periodo de consultas «para dar ideas sobre este reconocimiento», explicó.

A la par, se comunicará a los grupos de la Corporación municipal la propuesta para que ellos trasladen también sus opiniones sobre este asunto. El cauce para informar a los vecinos se realizará mediante redes sociales, pero también se abrirá un proceso administrativo «para que puedan presentar alegaciones y ver qué tipo de reconocimiento se le hace», subrayó Lavín.

«A favor»

A pesar de estar en las antípodas ideológicas del expresidente regional, el alcalde de Penagos reconoció ayer que él mismo se mostraba «a favor» de hacer ese homenaje propuesto porque, a su juicio, no se trata de una cuestión de siglas, sino de valorar una idea de la que se benefició el municipio, ya que en principio una de las opciones que se barajó tras el cierre de la mina fue la de convertir Cabárceno en un vertedero. «Sé que en política se toman decisiones acertadas y otras no tanto», dijo el regidor en alusión al pasado turbulento del expresidente inhabilitado por malversación de caudales públicos y prevaricación en 2002. No obstante, Lavín apostó por saldar la deuda del municipio con el hombre que tuvo la buena idea. «Ahora no se trata de valorar al politico, al exalcalde o expresidente, proponemos un reconocimiento sin siglas ni colores, institucional y del pueblo, al hombre, al politico que ideo convertir un área degradada en el mejor Parque Natural de Europa y poner Cabárceno, antes tambien conocido por las minas, en todos los mapas de atracción de España y el continente», explicó.

Por ello, los vecinos deberán opinar ahora sobre la forma más adecuada para rendir homenaje al hombre o al visionario del que partió la idea de transformar Cabárceno en la mejor de las maquinarias turísticas de la región, de la que viven muchas familias del municipio que trabajan dentro del parque, pero también toda la red hostelera que se beneficia de su imán para atraer visitantes durante todo el año.

Inagurado en 1990

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno fue inaugurado en 1990 y se comenzó a construir sólo un año antes, en 1989. El anuncio de su construcción fue un alivio para los treinta operarios de la mina de hierro que pasaron a formar parte del personal de Cantur. A la par, el mismo pueblo de Cabárceno, volvió a resurgir de sus cenizas cuando el parque abrió sus puertas. De hecho, muchos de sus vecinos transformaron sus cuadras o viviendas en posadas o negocios de hostelería.

Hormaechea presupuestó su «sueño» de construir el parque en 2.000 millones de las antiguas pesetas, un gasto que le acarreó las críticas de la oposición al entonces presidente muy cuestionado en sus decisiones y actuaciones. No obstante, 28 años después Cabárceno recibe más de medio millón de visitas anuales, 200.000 más de las que vaticinó entonces el propio Hormaechea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos