El pescador que soñaba con pintar surfistas

Villanueva muestra su cuadro favorito de la colección, inspirado en una surfista asturiana. :/Héctor Ruiz
Villanueva muestra su cuadro favorito de la colección, inspirado en una surfista asturiana. : / Héctor Ruiz

Un vecino de Marina de Cudeyo expone sus coloridos cuadros sobre surf en Rubayo y Somo durante agosto

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZ

Las musas, esos seres mitológicos que aportaban inspiración a los artistas en momentos de sequía creativa, han sido generalmente representadas como mujeres jóvenes con instrumentos de música. Sin embargo, al margen de leyendas griegas, cada uno encuentra la inspiración de distinta forma. En el caso del palentino Francisco Villanueva, afincado desde hace años en Cantabria, su inspiración procede del mar, de sus largas jornadas pescando. Ahora, el artista ha presentado y puesto a la venta su primera exposición de pintura dedicada al mundo del surf, que se puede visitar hasta el 10 de agosto en el Centro Cultural El Tolle de Marina de Cudeyo.

En realidad la profesión que le ha alimentado a lo largo de su vida ha sido la pesca. Pero la encargada de alimentar su alma, como el mismo define, es la pintura. Se trata de una pasión que lleva cultivando desde pequeño. «Casi parece algo genético, porque a mi hermano también le gusta mucho, lo que pasa que él hace más arte callejero». No obstante, la pesca le ha servido para dar rienda suelta a su creatividad. «No sabes lo bonito que es estar con tu caña y ver a tu hijo en la ola surfeando mientras yo pesco Lubina, eso es una gozada», explica.

Es de esas tardes junto al mar de donde nace su fijación por pintar escenas de surferos. De hecho, él nunca ha surfeado, su contacto con ese mundo ha sido a través de sus hijos y amigos. «Me encanta ver cómo van a coger olas pese a todo, porque el agua les da fuerza». Es por ello que ve sus cuadros como una forma de «hacer un reconocimiento a todo lo que tiene que ver con el surf, que no está lo suficientemente valorado, sobre todo en lo que respecta a las competiciones».

«El día que tengo sucios los pinceles no me lo pienso dos veces y utilizo las manos»

Dentro de la temática, ha querido dar un papel protagónico a la mujer. «Ellas son muy importantes en el mundo deportivo, y no tienen su lugar», valora. Razón por la cual la mayoría de lienzos cuentan con una figura femenina sobre o agarrada a una tabla. «Si el surf no está lo suficientemente reconocido, menos las chicas que hay dentro», insiste.

Sus musas son distintas, como su propio hijo, profesores del deporte y, especialmente, una joven asturiana surfera que es la protagonista del cartel de la exposición. «He representado a todos mis amigos que tienen escuelas», recuerda. Además, los lugares principales de inspiración han sido Llanes, Langre y Somo.

Francisco Villanueva decidió hace dos años que era el momento de dejar la pesca y volcarse en la pintura, «aunque yo no pretendo vivir de esto, de hecho nadie vive de pintar en este país». Sin embargo, ya no hay nada que le detenga y «el día que tengo sucios los pinceles no me lo pienso dos veces y utilizo las manos», reconoce.

Ya está pensando en su siguiente colección, «para la que tiene muchas ideas en la cabeza». En principio, quiere mantener el surf y la mujer como «su seña de identidad». Además, otro de los factores característicos de Villanueva es el uso de los colores llamativos. «Siempre he sido de los que dibujaba un prado y buscaba un verde distinto», comenta. Para sus siguientes obras espera conseguir tonos todavía «mucho más vivos».

Por el momento, todavía le queda recorrido a la colección de este año, que lleva creando desde invierno y que después de su exposición en Marina de Cudeyo se trasladará a Ribamontán al Mar, concretamente al Centro de Surf de Somo, donde estará del 13 al 31 de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos