77 denuncias por botellón durante la noche del viernes en Santander

Imagen de archivo de jóvenes haciendo botellón en Piquío, en El Sardinero/DM .
Imagen de archivo de jóvenes haciendo botellón en Piquío, en El Sardinero / DM .

La Policía Local estableció diez controles por toda la ciudad, pero la gran mayoría de las sanciones se pusieron en zonas como el Río de la Pila, Santa Lucía, la plaza de Pombo, los Jardines de Pereda y en El Sardinero

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

En la noche de este viernes y la madrugada del sábado la Policía Local de Santander ha realizado 77 denuncias por botellón. Hace una semana los agentes denunciaron a casi 120 personas que bebían en la calle durante las noches del viernes y sábado y hace dos fines de semana fueron 93. Los números del botellón en la capital se repiten fin de semana tras fin de semana en los últimos meses y casi se podría decir que en los últimos años. Y es que desde que el Ayuntamiento de Santander aprobó en abril de 2008 la Ordenanza sobre la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actividades Antisociales está prohibido de consumir bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo «fiestas o en terrazas y veladores autorizados». Por supuesto que hay épocas en las que las cifras «son mayores». Se disparan en verano, vacaciones de Semana Santa o Navidad y durante la Semana Grande... Pero, así todo, en un fin de semana normal se suelen poner en torno a un centenar de denuncias.

La Policía Local estableció este viernes por la noche (los viernes son los días en los que más gente sale a beber en la calle) diez controles por toda la ciudad con el objetivo de combatir el botellón. «A lo largo de la semana recibimos información de vecinos que se quejan de que en su barrio o en su calle se bebe alcohol en la calle y que hay follones o que los que beben dejan todo sucio y lleno de basura. Y teniendo en cuenta esto y otras zonas en las que sabemos perfectamente que habitualmente hay botellón pues preparamos el dispositivo», explican fuentes de la Policía municipal.

Entre los 77 denunciados también hay algunos menores. «En el caso de estos las denuncias se hacen llegar a sus padres o tutores», pero también se les impone una multa económica similar a la de los mayores de edad.

Los espacios donde se reunen las personas que hacen botellón en Santander son los de siempre. Apenas han variado en los últimos años, y por supuesto coinciden con los puntos en los que los agentes han realizado más denuncias durante la pasada noche del viernes y los fines de semana anteriores. «El Río de la Pila, Santa Lucía, la plaza de Pombo, los Jardines de Pereda y en El Sardinero, en la zona conocida como los bajos del Rhin, en el parque de Mesones, en Piquío y por el Auditórium», explican desde la Policía Local.

Hay que recordar que en 2017, en Santander se impusieron 2.062 multas por consumir alcohol en la vía pública, muy relacionadas con el botellón y los hábitos de ocio nocturno durante los fines de semana y días festivos de los jóvenes, incluidos menores de edad.

Controles de alcoholemia y drogas

También la pasada noche del viernes y la madrugada del sábado, varios dispositivos policiales dirigidos a la prevención de los accidentes de circulación, realizaron 16 pruebas de alcoholemia a conductores resultando dos de ellas positivas.