El MetroTUS ha introducido 22 cambios y ha ajustado 11 de las 20 líneas desde su estreno

El MetroTUS ha introducido 22 cambios y ha ajustado 11 de las 20 líneas desde su estreno
Javier Cotera

El nuevo modelo de transporte ha ido transformándose con las protestas vecinales y las variaciones introducidas por el Ayuntamiento

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

La idea primigenia del MetroTUS buscaba modernizar el transporte público urbano. Establecer una red optimizada, adaptada a las necesidades de cada zona de la ciudad. La filosofía consistía en descongestionar de autobuses el centro, articulando una red que acercara la periferia a sendos intercambiadores en Valdecilla y El Sardinero, sobre los que discurriría una línea central con más capacidad, más ágil y rápida. Pero la puesta en marcha el pasado 1 de febrero del nuevo sistema del transporte municipal no ha resultado como se esperaba.

En PDF

Los vecinos no han visto con buenos ojos los transbordos y se quejan de la pérdida de tiempo que suponen las esperas obligadas al pasar de un vehículo a otro. Tal ha sido la magnitud de la protesta, sobre todo en los barrios de la periferia, que la alcaldesa, Gema Igual, ha introducido modificaciones en once de las 20 líneas principales en menos de cuatro meses. Cambios que dan al traste con esa filosofía inicial del nuevo TUS. La misma que buscaba articular todo el sistema en torno a la línea central. Ahora más autobuses han retomado su ruta anterior en horas punta, para pasar de nuevo por el centro, sin transbordos. Han sumado paradas a sus trayectos, algunas que ya existían y que fueron eliminadas el pasado día 1 de febrero; y han alterado sus itinerarios para pasar por lugares que atravesaban antes.

El ejemplo más claro es la línea 3, quizá la que más ha sufrido con el nuevo planteamiento. Viajar desde Ojaiz a la primera parada de la Universidad de Cantabria, junto a la Escuela de Caminos, suponía poco más de 30 minutos en el pasado, cuando el centro no estaba vetado a esta línea. Desde el 1 de febrero, en que su recorrido se limitó a conectar todos los barrios de Peñacastillo con el intercambiador de Valdecilla, el tiempo invertido para hacer la misma ruta se incrementa en más de 15 minutos, sobre todo por culpa del transbordo. De ahí que los cambios introducidos el pasado 22 de marzo recuperen la antigua ruta (pasando por el centro) en las horas punta del día: a primera hora de la mañana, al mediodía y por la tarde.

Aunque también es cierto que en algunos caminos el MetroTUS ha acertado de pleno. La línea central acorta el tiempo que se tarda en recorrer el centro hasta en 10 minutos. Algo que viene condicionado sobre todo por el diseño del itinerario, con menos paradas y por el carril único, que agiliza mucho el tránsito por la capital. Lo mismo ocurre con trayectos al azar, como el que une Monte con la plaza de Italia. Hasta 10 minutos menos puede tardarse si la configuración coincide en el Intercambiador de El Sardinero para efectuar el transbordo en menos tiempo.

Pero son precisamente los vecinos de esa periferia, Monte, Peñacastillo, Cueto, quienes se quejan del perjuicio que supone tener que bajar a medio trayecto, sobre todo en los días de invierno, para esperar a la llegada de otro bus. Precisamente por eso algunas de las modificaciones ejecutadas en la línea central, o en otras como la 1, la 2, la 11 o la 20 se corresponden con los horarios para ajustar mejor esos transbordos. La línea 5 ha experimentado alteraciones para prolongar su recorrido. La 9 se ha dividido en dos diferentes: la 9 y la nueva 8, que cubre el recorrido de El Sardinero hasta Cueto. En el caso de la línea 17 ha recuperado su anterior trazado por General Dávila, Camilo Alonso Vega y Pedro San Martín. La que ha añadido una nueva parada en el Ayuntamiento es la línea 18, cuando realiza el trayecto de las Estaciones hacia Monte.

Todas estas modificaciones suponen algo de confusión en las paradas. La gente pregunta continuamente por los horarios y los itinerarios y es ahora, en verano, cuando llegará una nueva actualización para cubrir la demanda de pasajeros que acuden a las playas. La principal novedad será la lanzadera a las arenales. Un servicio que prestarán los autobuses articulados y que partirá de la plaza Manuel Llano (Cazoña) y concluirá en El Sardinero, pasando por Reina Victoria. La línea central funcionará con los autobuses convencionales y la línea 3 llegará hasta El Sardinero en todos sus servicios, con paso por Reina Victoria. Las actualizaciones afectarán también a las líneas que tradicionalmente ya modificaban su itinerario en temporada estival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos