Perro deambulando por los tejados de la calle Alta en pleno temporal

Vecinos llaman al 112 alertando de que el animal corría riesgo de precipitarse al vacío. Finalmente encontró el camino de vuelta a la terraza de su casa

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Un perro merodeando por los tejados de la calle Alta ha mantenido en vilo a vecinos de la zona, que observaban con alarma cómo el animal iba buscando una manera de salir de allí en un peligroso recorrido entre el viento y las granizadas.

Sobre las 12 del mediodía, un vecino llamaba al 112 para advertir de lo que estaba viendo por su ventana, a la altura del Parlamento, y reclamando un rescate para el perro. Mientras tanto, el periplo del perro fue cobrando peligrosidad con un chaparrón de granizo, tormentas eléctricas y fuertes rachas de viento. «Yo veía que iba tratando de meterse por alguna ventana, pero las encontraba cerradas y entonces pasaba a otro tejado, saltando y corriendo entre las tejas... Es como si se hubiera perdido», cuenta Javier, un vecino que grabó la escena con su teléfono y llamó a los servicios de emergencia.

Unos veinte minutos duró la escena. Sobre las 12.20, vio cómo un hombre salía a una terraza y llamaba al perro que, de inmediato, se dirigió a ese punto y entró en la que debía de ser su casa. «Es una terraza con salida al tejado; se ve que el perro salió y ya no supo volver», contaba este vecino cuando, aliviado, comprobaba que el animal estaba a salvo. En ese momento volvió a llamar al 112 para avisar del feliz final de la historia.