El Plan de Movilidad de Torrelavega recoge datos para ver qué calles se pueden peatonalizar

El Plan de Movilidad de Torrelavega recoge datos para ver qué calles se pueden peatonalizar
Luis Palomeque
Torrelavega

El Ayuntamiento, a través de una empresa especializada, inicia los trabajos para mejorar la circulación en la ciudad y conseguir un tráfico más fluido y sostenible

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

El Ayuntamiento de Torrelavega quiere conocer qué calles del centro de la ciudad son susceptibles de ser semi o peatonalizadas, determinar las zonas en las que se pueden habilitar más aparcamientos públicos disuasorios, dónde se pueden crear más carriles bici y cómo se puede mejorar el transporte público y los itinerarios para personas con movilidad reducida. Es uno de los ejes del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), cuyo objetivo es mejorar los sentidos de circulación, establecer vías prioritarias y vías de evacuación circulatoria.

El Consistorio, a través de una empresa especializada, ha iniciado los trabajos para elaborar ese Plan de Movilidad. Con los primeros datos que se obtenga se pretende concretar las calles que pueden ser peatonalizadas o con circulación restringida a vehículos autorizados, estudiar zonas para crear nuevos aparcamientos públicos en la periferia, nuevos carriles bici en el casco urbano, y mejorar y fomentar el transporte público. El concejal de Movilidad Urbana, Javier Melgar, explica que, para ello, se están colocando aforadores -unos cables negros- sobre la calzada en algunas calles de Torrelavega para medir el número de vehículos que pasan por distintos puntos y obtener datos certeros de los flujos circulatorios.

El edil asegura que el objetivo final es elaborar «un plan completo y documentado» para tomar «las mejores decisiones» y determinar las acciones más positivas para Torrelavega en materia de movilidad urbana, todo con el propósito de mejorar la circulación en la ciudad y conseguir un tráfico más fluido.

La elaboración del Plan de Movilidad se adjudicó el pasado mes de diciembre a la empresa Toll Alfa que acaba de iniciar la fase de recogida de datos mediante las instalación de los 27 aforadores en distintos puntos urbanos para obtener unos números sobre tráfico rodado que sirvan para tomar decisiones sobre cualquier modificación en las calles. Según Melgar, tras la instalación de estos medidores se pondrá en marcha otro sistema para recabar datos mediante la realización de encuestas a los ciudadanos, ya sean viandantes, usuarios del Torrebús o comerciantes de la ciudad.

Encuestas

Esas encuestas las realizará personal de la propia empresa adjudicataria también con la idea de determinar los flujos peatonales. Por último, se celebrarán igualmente entrevistas y reuniones, tanto con los grupos políticos de la ciudad como con los colectivos sociales, vecinales, comerciales, empresariales y sindicales para tener una visión global de los temas y contar con la opinión de todos los agentes representativos del municipio.

Una vez hayan sido recabados todos los datos correspondientes a los flujos circulatorios en Torrelavega, la empresa adjudicataria del Plan de Movilidad tiene de plazo hasta finales de este año o principios del que viene para redactarlo. «Con la elaboración del plan esperamos solucionar algunos de los problemas que en la actualidad presenta la capital del Besaya en lo que se refiere a circulación y tráfico rodado, así como peatonal, para hacer de Torrelavega una ciudad más sostenible, más cómoda y más agradable para vivir», asegura Melgar.

La empresa Tool Alfa se adjudicó en 51.000 euros el concurso al que se presentaron una docena de ofertas y que tiene un plazo de ejecución de un año, prorrogable. El concurso, con un presupuesto de licitación que se fijaba en 75.000 euros, salió a contratación en septiembre de 2016, pero tardó más de un año en adjudicarse, por lo que el Plan de Movilidad podría no estar finalizado antes de que termine esta legislatura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos