Mare, primera empresa pública que aprueba un plan de igualdad entre hombres y mujeres

  • El objetivo es evitar la discriminación por razón de sexo entre sus empleados y el Gobierno regional quiere extenderlo a todas sus entidades

En MARE trabajan 34 mujeres frente a 237 hombres.
En MARE trabajan 34 mujeres frente a 237 hombres. / Celedonio Martínez

MARE, entidad dependiente del Gobierno de Cantabria que se ocupa de la gestión de los residuos, ha estrenado ya I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, con vigencia hasta 2020, un instrumento dirigido a evitar la discriminación por razón de sexo entre sus empleados y del que se quiere dotar a "todas" las empresas públicas de la Administración regional.

Con este objetivo, y según ha avanzado la vicepresidenta del Gobierno regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social y con competencias también en materia de igualdad, Eva Díaz Tezanos, se ha remitido comunicación al resto de empresas públicas del Gobierno para que comiencen a trabajar en diseñar e implantar estos planes de igualdad y ofreciéndole la ayuda y el asesoramiento de la Dirección General de la Mujer, encuadrada en su departamento.

Díaz Tezanos ha explicado que se trata de un "objetivo político de primer orden" al considerar que estos planes son "el instrumento más eficaz" para conseguir la igualdad efectiva de oportunidades entre mujeres y hombres en las empresas. De esta forma, se pretende implantar estos planes tanto en las empresas públicas en las que por el volumen de trabajadores en obligatorio al tener más de 250, como es el caso de MARE, que tiene 271, como en el de la sociedad de promoción turística Cantur, como en aquellas en las que, al tener menos empleados, no lo es, como Sodercan.

En estos momentos, según Díaz Tezanos, de las 14 empresas públicas solo MARE cuenta con plan de igualdad, que fue aprobado el pasado 14 de julio tras venirse trabajando en él desde diciembre de 2015. Sin embargo, la vicepresidenta y consejera ha explicado que en Cantur "se está trabajando ya" en contar con un plan de igualdad para incluirlo en el próximo convenio, y también en el Instituto de Hidráulica.

También ha apuntado que estas labores también se van a iniciar en Sodercan, sociedad para el desarrollo regional que, según ha afirmado, ya contó con un plan de igualdad en el periodo 2007-2011, con Salvador Blanco como director general y con un Gobierno PRC-PSOE, que no fue renovado en la etapa del PP pese a ser obligatorio tener uno.

Plan de igualdad de MARE

En MARE, el 9 de diciembre de 2015, se acordó iniciar los trabajos para elaborar este plan para lo que desde la Comisión de Igualdad de la empresa se elaboró un "detallado estudio" en el que se diagnosticaba la situación de igualdad real existente en ese momento entre mujeres y hombres de su plantilla y se plantearon acciones concretas y específicas para avanzar y mejorar en este campo. Ese diagnóstico reveló que en MARE trabajan 34 mujeres frente a 237 hombres, lo que supone un 13% y un 87%, respectivamente.

Miembros de la Comisión han explicado en la presentación de este jueves, en la que ha estado presente también la directora general de MARE, Rosa Inés García, que las mujeres en MARE suelen ocupar puestos en departamentos administrativos y oficinas, no en el de producción. Ante esa realidad, se ha decidido que hay que "abrir" la presencia de la mujer en "todos los ámbitos" de MARE.

En ese diagnóstico se descubrió también, según estos mismos miembros de la Comisión que se ha encargado de los trabajos, que había "cosas" que en materia de igualdad se estaban haciendo "bien" y eran "muy positivas" pero no se encontraban recogidas en un documento o no estaban "muy organizadas", aspectos estos que se han querido mejorar ahora con este plan.

En este plan de MARE se establecen nueve áreas de interés para trabajar en materia de igualdad: Acceso al empleo, clasificación profesional, promoción, formación, retribuciones, ordenación del tiempo, prevención del acoso sexual, comunicación e imagen, y salud y calidad de vida.

Así, entre otros aspectos se determina que los procesos de selección para puestos de trabajo en MARE deben realizarse "con criterios de igualdad de trato y oportunidades"; se contempla el acceso de mujeres a los puestos de responsabilidad de la empresa o se pretende garantizar la "igualdad retributiva de mujeres y hombres en todas las áreas que se ofrecen".

Cuestionada por la posible existencia de diferencias retributivas por razón de género en MARE, Díaz Tezanos ha afirmado que en el diagnóstico realizado "no se han constatado en absoluto", si bien ha recordado que Cantabria es "una de las comunidades autónomas con mayor brecha salarial" entre mujeres y hombres.

En el plan también se establece un equipo y un procedimiento en prevención y actuación en casos de acoso sexual por razón de sexo, o moral; se evalúan los riesgos laborales desde una perspectiva de género y haciendo alusión a la violencia machista. También se realiza una estimación de los puestos de trabajo en relación con el embarazo y se aboga por una gestión de los recursos humanos que integra la conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Ya se han puesto en marcha, según han explicado en la presentación, algunas acciones específicas, principalmente para dar a conocer este plan a través de folletos informativos. Asimismo, en la web de MARE habrá un espacio dedicado a lo relativo a la igualdad dentro de la empresa y, además, entre septiembre y el 31 de diciembre se celebrarán cuatro cursos sobre igualdad, en modalidad online, para su personal.

Además, la vicepresidenta regional ha resaltado la importancia de que las empresas de Cantabria, no solo las públicas, cuenten con este tipo de planes y ha recordado los 500.000 euros convocados por el Gobierno regional para subvencionar su elaboración y puesta en marcha en aquellas empresas que no tienen obligación de tenerlo.

Ha insistido en que el objetivo del Gobierno es que estos planes sirvan para "transformar el entorno laboral" en la comunidad en otro con "más igualdad" y que las empresas avancen en bases de "calidad" y aprovechen "todas las capacidades" de sus plantillas.