El aeropuerto firma su peor agosto en ocho años

Pasajeros, en el aeropuerto de Parayas.
Pasajeros, en el aeropuerto de Parayas. / Roberto Ruiz
  • Un verano que va camino del récord para el turismo en Cantabria no tiene reflejo en el Seve Ballesteros: el último mes perdió el 20,7% de los pasajeros que

Algo ocurre con el Seve Ballesteros. En el verano en que Cantabria va camino del récord en el número de turistas (tanto nacionales como extranjeros), el aeropuerto santanderino cierra el peor mes de agosto de los últimos ocho años. Según los datos oficiales ofrecidos ayer por Aena, el Seve Ballesteros perdió el último mes el 20,7% de los pasajeros que tenía hace un año, hasta situarse en los 83.049 viajeros. Cifras impensables hace unos años cuando el aeródromo cántabro dejaba balances superiores a los 120.000 pasajeros en un mes de agosto. Curiosamente, Aena fue la encargada ayer de afirmar que «los buenos resultados en los aeropuertos españoles (a nivel global) se deben al excelente desarrollo del sector turístico en este ejercicio. Entonces, ¿qué pasa en el de Santander?

El Gobierno regional vuelve a echar la mirada hacia Ryanair para explicar estos datos y recordar la supresión de seis de sus rutas para justificar la sangría que sufre el aeropuerto mes tras mes. El Ejecutivo dice que intentará revertir la situación el próximo mes de octubre, cuando tiene previsto reunirse con los propietarios de la línea de bajo coste en Dublín para negociar el nuevo convenio, es decir, dinero a cambio de vuelos. Aún así, ya anticipa que los datos de septiembre serán también muy malos.

Hasta la fecha, Ryanair se ha escudado en la falta de aviones para explicar la retirada de rutas en Cantabria y esperar a la llegada de nuevos aparatos para recuperarlas. Pero, de momento, sigue sin haber novedades positivas para el aeropuerto santanderino. Curiosamente, Ryanair sí está apostado por otras instalaciones del norte del país, caso de Foronda, en Vitoria, también de la mano del Gobierno vasco.

Los datos de este último mes dejan aislado al aeropuerto cántabro si se observan los resultados del resto de aeródromos del norte del país. Mientras el de Santander se quedaba en números rojos en agosto, en Bilbao crecieron un 7,4%, un 13,5% en Asturias, un 10,5% en Santiago y un 2,6% en A Coruña. Por ello, el PP cántabro instó ayer al Gobierno a la creación y la puesta en marcha del grupo de trabajo sobre la situación del aeropuerto ante la «desenfrenada caída» en el número de viajeros mes tras mes. Al portavoz de Turismo del PP, Santiago Recio, le resulta «sorprende» que el aeropuerto esté registrando estas cifras cuando la región está viviendo «una excelente» temporada turística, según reconocen los profesionales del sector, apuntó. Por lo que, dijo, se hace todavía «más urgente» la convocatoria del comité de seguimiento, «del que nada se sabe» desde que se creó.

Y es que atendiendo a lo que va de año, en los ocho primeros meses de 2016 el aeropuerto cántabro registró 527.866 pasajeros, un 12% menos que en el mismo periodo de 2015, mientras que en el conjunto de la red Aena, formada por 46 aeropuertos, el tráfico de viajeros ha aumentad un 10,9% en lo que va de año, y un 7,6% en agosto.

Al igual que ya ocurriera en junio y julio, el pasado mes no fue mejor en el número de operaciones. Así, en agosto los vuelos cayeron un 10,1%, hasta un total de 1.009, frente a un incremento del 7,6% en el conjunto del resto de España. Y en los ocho primeros meses se han registrado 6.641 operaciones, un 9,8% menos, mientras que a nivel nacional han subido un 7,4%.

Malos datos en septiembre

La directora general de Turismo, Eva Bartolomé, volvió a insistir ayer, «y me cansaré de repetirlo las veces que haga falta, que estos malos datos se deben a que recién llegados al Gobierno, en agosto de 2015, la dirección de Ryanair nos comunicó su decisión de retirar seis de sus vuelos en el aeropuerto Seve Ballesteros. Fue una decisión puramente comercial, al margen del Gobierno regional», insistió. Por ello, advirtió que «los malos resultados se repetirán en octubre, cuando se hagan públicos los datos de septiembre». Su esperanza «es que en la reunión de octubre en Dublín con la directiva de la compañía aérea nos digan que los nuevos aviones que esperaban incorporar a lo largo de 2016 y que por motivos ajenos a ellos no pudieron integrar en su aerolínea, lo hagan pronto». Mientras tanto, «nosotros seguiremos con una intensa promoción de Cantabria, principalmente fuera de España. Para esta temporada de otoño, nuestro objetivo es el mercado de proximidad. Dado que tenemos un presupuesto muy ajustado, centraremos los esfuerzos en el extranjero», afirmó Bartolomé.

Según los datos publicados este lunes por Aena, la cifra de operaciones en agosto también descendió, en un 10%, con 1.009 vuelos, frente a los 1.122 del mismo mes de 2015, lo que supone una reducción de 113 despegues y aterrizajes.

En lo que va de año, el número de pasajeros en el aeródromo regional cayó un 12 por ciento, pasando de los 599.654 viajeros de los ocho primeros meses de 2015 a los 527.866 actuales, con un descenso de 71.788 pasajeros.

La cifra de vuelos desde enero hasta agosto se redujo en un 9,8%, con un total de 6.641 operaciones, frente a las 7.364 realizadas en el mismo periodo de 2015, es decir, 723 menos.

Respecto al mes de julio de este año, el número de viajeros descendió un 3,9 por ciento, con 3.423 pasajeros menos, y la cifra de operaciones bajó un 4,3 por ciento, lo que supone una reducción de 46 despegues y aterrizajes en la terminal cántabra.