Alerta máxima en toda Cantabria por riesgo de incendios forestales

Andrés Fernández

Medio Natural tiene a todo su personal movilizado ante la sequía en Liébana y el Valle del Ebro y las previsiones de calor y viento sur para los próximos días

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Toda Cantabria está en alerta máxima por riesgo de incendios. La Dirección General del Medio Natural ha decidido ampliar a toda la comunidad la alerta que hace una semana activó para el sur de la región. La sequía, las altas temperaturas y el viento sur previstos para los próximos días ha motivado la decisión del Gobierno, que tiene movilizados a casi 300 operarios -entre la guardería y las cuadrillas- más los técnicos e ingenieros.

En estos momentos los efectivos luchan contra un incendio en La Población que tras tres días no da tregua. La sequía, y que se ha tratado de un fuego «premeditado», esta complicando la labor de los efectivos, a los que se ha sumado un hidroavión del Ministerio de Agricultra, según ha explicado el director general del Medio Natural, Antonio Lucio.

Lucio ha explicado que la dirección general llevaba una semana con todos los servicios de prevención activados y el 11 de octubre se decidió ampliar la alerta máxima a toda la comunidad por dos razones. Por un lado, porque las previsiones meteorológicas para los próximos días hablan de altas temperaturas y viento sur, y, por otro, porque aunque en la costa la sequía es menor y, por tanto, el riesgo, al tener los efectivos en alerta podrían trasladarse para dar apoyo a cualquier punto de la comunidad.

¿Qué significa alerta máxima?

Estar en alerta máxima significa que todos los trabajos habituales de las cuadrillas forestales y de los guardas quedan en suspenso para estar de retenes para el servicio de prevención y extinción de incendios. Traducido a números son unos 120 guardas y seis cuadrillas formadas por unos seis funcionarios cada una. En total casi 300 operarios, según ha explicado el director general del Medio Natural, quien suma a ellos los técnicos e ingenieros. También el Servicios de Emergencias del 112 está pendiente y el Seprona de la Guardia Civil colabora en las tareas de prevención y vigilancia.

Ver más

Lucio ha pedido la colaboración ciudadana para que evite prácticas de riesgo en estos días de buen tiempo, como barbacoas, hogueras o las temidas colillas de tabaco. Recuerda que están prohibidas las quemas y pidió que se restrinjan al máximo los trabajos con maquinarias de desbroce cerca de los montes.

El final del verano y el principio del otoño es una época habitual de riesgo de incendios forestales en el sur de Cantabria (Liébana y el Valle del Ebro), si bien este año ese riesgo se ha visto incrementado por la sequía extrema de la zona. La Dirección General del Medio Natural ha empezado ya a dar los primeros pasos del Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales aprobado en junio y que tiene una vigencia de 4 años. Entre ellos citó la contratación de personal – ya se han incorporado 15 personas y lo hará alguna más a la guardería antes de fin de año- y la adquisición de siete nuevas autobombas. La consejería trabaja ya en el diseño de medidas de conciliación de usos del monte y en los presupuestos de 2018 habrá partidas específicas para el plan.

Fotos

Vídeos