Díaz Tezanos avisa de que es «tiempo de pelear» en el homenaje a Ramón Ruiz

Ramón Ruiz, durante su discurso, observado por Eva Díaz Tezanos. / Roberto Ruiz
Cantabria

Casi 300 altos cargos, alcaldes, militantes y amigos despiden al exconsejero de Educación y a su equipo en un acto que evidencia la fractura en el PSOE

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

El cese de Ramón Ruiz y las dimisiones de Salvador Blanco y Rosa Inés García no parece que vayan a cerrar la rebelión interna del PSOE. Más bien al contrario. Cerca de 300 altos cargos, concejales, líderes de agrupaciones locales, militantes y los doce alcaldes que los socialistas tienen en Cantabria se reunieron este domingo en el restaurante Oxford de Puente Arce para homenajear al exconsejero de Educación y a su equipo. El mismo comentario se repetía en casi todas las mesas: Pablo Zuloaga ha convertido a Ruiz en un mártir para la causa. Y si alguien dudaba de las intenciones de Eva Díaz Tezanos tras perder a su mano derecha y a dos de los principales gestores de sus áreas –los responsables de Sodercán y MARE–, ella misma aclaró que la pelea por el control del partido no ha hecho más que comenzar. «Aún hay cosas buenas por las que tenemos que luchar. Esto no es una despedida. Tenemos fuerza para no quedarnos quietos. Es tiempo de pelear por lo que creemos. Tiempo de seguir soñando».

Ver más

El acto de este domingo no puede leerse sólo en clave de homenaje al trabajo desempeñado por el exconsejero. Forma parte de una estrategia de demostración de fuerza que comenzó el pasado viernes con las dimisiones de Blanco y García. Tezanos y sus afines se lanzaron a un fin de semana de lo que en política se llama ‘sacar músculo’ y dejar claro que Zuloaga está muy lejos de dominar el partido. Primero, con la rueda de prensa multitudinaria del sábado, en la que el núcleo duro del PSOE de los últimos años, acompañado de los alcaldes y líderes de los principales municipios, excepto Santander, reclamaron al nuevo secretario general que cesara su campaña de acoso a la vicepresidenta. Y después, la comida de este domingo para despedir a Ruiz, que también sirvió para denunciar la pérdida de calidad educativa que ha supuesto su cese y para que Tezanos lanzara su reto a la Ejecutiva. Para avisar de una batalla que ya ha comenzado a librarse en los municipios, donde en las próximas semanas se elegirán a los comités locales y, por tanto, el diseño del nuevo Comité Regional. Y quien controla ese órgano, controla el PSOE.

«Esto no es una despedida, es un punto y seguido, aún hay cosas por las que luchar» Eva Díaz Tezanos. Vicepresidenta de Cantabria

La vicepresidenta, que hoy mantendrá una previsible tensa reunión con Zuloaga para elegir a los sustitutos en MARE y Sodercán, no escondió que la «división interna» en su partido «se ha trasladado al Gobierno generando una inestabilidad política». «Siento tristeza y preocupación por la situación que estamos viviendo», reconoció.

Pero quien fue especialmente crítico con las decisiones de Zuloaga fue Jesús Barriuso, expresidente del Consejo Escolar –presentó su dimisión tras el cese de Ruiz– y colaborador profesional del exconsejero desde hace casi treinta años. «La Educación y la Cultura estaban en las mejores manos, sólo han dejado de estarlo por la injusticia y la estupidez de unos cuantos», denunció.

«Zuloaga tiene cierta dosis de soberbia y un desconocimiento real del proyecto educativo» Ramón Ruiz. Exconsejero de Educación

Unas palabras que fueron contestadas con aplausos de los asistentes, entre los que se encontraban el expresidente Jaime Blanco, representantes de sindicatos educativos y la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga. Algunos, como Alfredo Pérez Rubalcaba y varios catedráticos de universidades españolas, no pudieron asistir pero mandaron mensajes de apoyo al exconsejero. Y entre los ausentes destacaron el portavoz parlamentario, Víctor Casal, y los otros dos consejeros nombrados por Tezanos: Juan José Sota (Economía) y María Luisa Real (Sanidad).

Eva Díaz Tezanos saluda a la alcaldesa de Piélagos a su llegada al acto / ROBERTO RUIZ

Frente a Mañanes

Ramón Ruiz hizo especial énfasis en la importancia del proyecto educativo que Tezanos inició en 2003, se interrumpió en 2011 con la llegada del PP y volvió a retomarse, bajo su mando, tras las elecciones de 2015. Y lamentó que Zuloaga, además de «ciertas dosis de soberbia», tenga «un desconocimiento real de esas políticas». «Temen más las palabras que los hechos. No les gusta la expresión ‘limpieza selectiva’, pero es lo que intentaron con algunos directores generales –se refería a Zara Ursuguía (Deportes) y a Marina Bolado (Cultura)–. Y tampoco les gusta la palabra ‘acoso’, pero es lo que hacen reiteradamente con la vicepresidenta», se quejó.

«Ningún consejero, por mucho que se empeñe, podrá continuar el proyecto de Ramón» Jesús Barriuso. Expresidente Consejo Escolar

Barriuso no cree que el nuevo consejero de Educación, Francisco Mañanes, reclutado por Zuloaga tras haberse enfrentado a Gorostiaga y Tezanos por el liderazgo del PSOE en los congresos de 2000 y 2012, vaya a poder continuar con el proyecto educativo de Ruiz. Mañanes sí ha dicho que su etapa será continuista, pero Barriuso lo descartó. «El proyecto de Ramón era tan único y genuino que no se podrá continuar por otro consejero por mucho que se empeñe. Podrán decir lo que quieran, pero harán otro proyecto, no éste», adelantó.

En cualquier caso, lo que evidencian los actos de este fin de semana es que el PSOE aún se encuentra muy lejos de cerrar su fractura interna, que ya ha contaminado de lleno al Gobierno y que Díaz Tezanos, espoleada por sus allegados, tiene en mente intentar recuperar lo que perdió en el Congreso.

«Es necesaria una reforma de la Constitución que permita un Estado federal»

Eva Díaz Tezanos se puso ayer el uniforme de líder del PSOE, como si todavía ostentara la Secretaría General, para hablar sobre Cataluña y el papel de su partido en el conflicto. La vicepresidenta abogó por llevar a cabo una reforma de la Constitución que desemboque en un modelo de Estado federal y permita «un encaje más preciso» de las diferentes identidades de las comunidades autónomas.

Para ella, la situación que vive en la actualidad el país se caracteriza por los momentos políticos «más complicados» vividos en España tras 1977, con acontecimientos «convulsos y violentos» que, en su opinión, «no parecen dejar espacio para una salida razonable a esta crisis territorial».

Tezanos defendió que, en primer lugar, el Estado debe «restituir» el orden constitucional porque, de no hacerlo «está en riesgo» el sistema democrático. Para ello, considera «imprescindible» la unidad de todos los grupos políticos constitucionalistas y que el Gobierno de España «salga del inmovilismo».

En segundo lugar, afirmó que es «necesario» hacer de España un país «más atractivo para todos», en el que todos puedan «vivir juntos», por lo que ha abogado por una reforma de la Constitución, algo que, recordó, «hace unos años» ya pidieron los socialistas, pero «entonces no se les escuchaba». «Ahora necesitamos con urgencia un nuevo marco de convivencia que convierta al Senado en una cámara realmente territorial y que delimite con mucha más precisión cuáles son las competencias del Estado», dijo.

Fotos

Vídeos