Primer día de clase en Primaria

Los siete exámenes del nuevo curso escolar

Los siete exámenes del nuevo curso escolar
María Gil

Una Consejería de Educación 'en obras', los nuevos cambios en el calendario escolar, la aplicación pendiente de la Lomce, el futuro de los interinos y el banco de recursos educativos son algunas de las novedades y tensiones que afrontarán desde hoy, primer día del curso, estudiantes, profesores y padres

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

La comunidad escolar que hoy inicia curso se va a enfrentar este año a algunas novedades y tensiones pendientes. El calendario escolar, que puede ajustarse a ambos epígrafes, es uno de los pricipales cambios. Se mantienen los cinco bimestres, pero hay novedades en Semana Santa y Carnavales. Se ajusta también el protocolo de acoso escolar y se amplían las aulas de 2 años. También hay cambios en los ratios de las aulas en un curso en el que la interinidad del profesorado llega al 37%, una de las más altas de España, y el colectivo está pendiente de las oposiciones que no se convocaron este año y de las previstas para 2018, que pueden alcanzar las 400 plazas.

No obstante, sin la mayor novedad, y la que puede tener más consecuencias en la práctica, es el cambio en el equipo de la Consejería de Educación tras el cese de Ramón Ruiz y la entrada de Francisco Fernández Mañanes, quien ha dicho que va a mantener «el núcleo central» de las políticas que se han impulsado bajo el mandato de Ruiz, pero de alguna forma deberá imprimir su propio estilo.

De momento, los responsables de enseñanza de los sindicatos CCOO y STEC han alertado de una «desbandada generalizada» de cargos de confianza que va a dejar la Consejería «casi vacía e inoperante» en pleno inicio de curso.

Este año, en el que crecen el número de alumnos y el número de clases, se revisa también el protocolo de acoso escolar para hacerlo más efectivo. También deberá empezar a aplicarse el 'Acuerdo por la Educación en Cantabria' firmado la pasada primavera. Y se verán los efectos de la aplicación de la Lomce (la famosa Ley Wert), de momento suspendida a la espera de un pacto de estado que aun no se ha convocado.

Examen 1 Calendario escolar y evaluaciones

Más que una novedad es un principio de consolidación. Habrá que ver qué hace el nuevo consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, cuando tome efectivamente posesión de su nuevo cargo. De hecho, la implantación el curso pasado del nuevo calendario escolar, organizado en cinco bimestres y con cuatro periodos vacacionales, no estuvo exenta de polémica.

El curso que empieza hoy mantiene esos cinco bimestres, pero se agrega un elemento más a la polémica, pues Jueves Santo se mantiene como día sin clases -pese a eliminar la semana de vacaciones de Semana santa- pero el calendario laboral lo ha eliminado como fiesta. Es decir: los niños no tendrán clase pero los padres estarán trabajando. Este curso desaparece la semana de Carnaval y la de Semana Santa, y a cambio se establece una semana de descanso a finales de febrero y otra en torno al puente del 1 de mayo, respectivamente. Así, las periodos de vacaciones del próximo curso serán definitivamente del 30 de octubre al 5 de noviembre; del 23 de diciembre al 7 de enero (navidades); del 22 al 27 de febrero; y del 30 de abril al 6 de mayo.

Otra de las novedades que introduce el calendario escolar es la reducción del número de evaluaciones, que pasan de cinco a cuatro, siendo una de ellas -la primera de todas, que se hace al mes y medio de comenzar las clases- de carácter cualitativo y las tres restantes, cuantitativas. Se trata por tanto de un «primer informe» o «diagnóstico» para ver los puntos positivos y dificultades que presentan los alumnos, y acordar así las medidas que correspondan en cada caso. Las otras tres evaluaciones, las que cuentan para nota, se realizarán antes de las vacaciones de Navidad, otra intermedia -previa a los festivos de Pascua- y la última a final de curso.

Examen 2 Banco de recursos educativos

Este 'banco' gestiona los libros y material escolar y está dotado con dos millones de euros este curso –hay quien critica que los colegios gestionen los fondos, y que estos se distribuyan de forma desigual–.

Este año, Educación aportará a los colegios de Cantabria 100 euros por cada alumno de 1º y 2º de Primaria para adquirir libros y material escolar, 70 más que el curso pasado. Los centros recibirán 30 euros por el resto de alumnos de Primaria -los que cursan 3º, 4º, 5º y 6º- y 140 euros para aquellos que tienen importantes necesidades socioeconómicas.

Hasta el pasado curso, el reparto económico para gestionar el banco de libros y material escolar era equitativo y los colegios recibían 30 euros por cada estudiante matriculado en la etapa de Primaria, con independencia del curso. Pero a partir de ahora, Educación, en virtud de las peticiones recibidas desde los centros, ha cambiado la filosofía y aumentará a 100 euros las ayudas para los estudiantes de 1º y 2º de Primaria, tanto de los colegios públicos como de los concertados. En total, alrededor de 8.000 alumnos.

Examen 3 Más profesores y alumnos

El nuevo curso escolar arranca con 90.159 alumnos, 218 más que en el curso pasado; 70 clases más, para cumplir con las ratios y las necesidades educativas especiales; 9.100 profesores, 90 de ellos nuevos y 24 directores que estrenan cargo.

Más del 30% de los nuevos alumnos se acumulan en la Educación Primaria, la etapa con más densidad de estudiantes: 33.450. Por su parte, en Educación Infantil están inscritos 16.894; en la ESO, 21.611; en Bachillerato, 7.409; y en Formación Profesional, 10.795.

También habrá más clases, al menos 32 más en Infantil y Primaria y otras 38 en Secundaria. En el primero de los casos este crecimiento se debe al aumento de las aulas para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales y a la reducción de las ratios acordada en junio de 2016. Los límites son 18 estudiantes por clase en el primer ciclo de Educación Infantil y de 25 en el segundo ciclo de Infantil y en toda Primaria.

El ejercicio 2017/18 trae consigo dos nuevas aulas para niños de 2 años (cuenta ya con un total de 180 repartidas en 64 municipios); la extensión de la ratio de 25 alumnos por clase a todas las etapas de la Educación Primaria; la puesta en marcha del III Plan de Cualificación de Formación Profesional, en el que se invertirán 28,5 millones de euros hasta 2020; y la ampliación de la oferta académica en estos estudios con la incorporación de tres nuevos ciclos

Examen 4 Oposiciones y alta interinidad

El curso arranca en Cantabria con una tasa de interinidad del 34%. La Consejería de Educación se ha propuesto como meta reducirla al 12%. Para ello tiene intención de convocar entre 300 y 400 plazas de Secundaria en 2018 y en las próximas semanas se decidirá, junto a los representantes del profesorado, el número exacto.

Las oposiciones se celebrarán, como viene siendo habitual, en verano, una vez finalizado el curso escolar que ahora empieza. No obstante, habrá que ver qué decisiones toma sobre esta cuestión el nuevo equipo que llega a la Consejería encabezado por Francisco Fernández Mañanes.

Habrá que tomar una decisión, también, sobre las 187 plazas de Primaria correspondientes a las oposiciones, que finalmente no se han celebrado este año, de forma que se sumen a la oferta de empleo de maestros de 2019.

Examen 5 Cambios en el protocolo de acoso escolar

Se ha revisado el Plan de Convivencia para que los protocolos sean «más ágiles» cuando se detecten, por ejemplo, casos de acoso escolar. Con estos cambios se da una mayor potestad al equipo directivo y al consejo escolar del centro para tomar una decisión «inmediata» cuando se detecte un caso de acoso escolar.

Desde la Consejería de Educación se ha insistido en que las aulas son «saludables» y «seguras» en Cantabria, la comunidad autónoma que cuenta con menos casos de acoso escolar, aunque sí que se dan algunos casos.

También se ha establecido un protocolo de actuación sobre identidad de género.

Examen 6 El 'Acuerdo por la Educación en Cantabria'

En primavera de este año, la Consejería de Educación y las familias, profesorado y sindicatos de la enseñanza pública y concertada, municipios, organizaciones empresariales y la Universidad de Cantabria dieron forma a un pacto con 120 medidas que deberán comenzar a desarrollarse este curso. Entre sus puntos principales figura:

1. Frenar el abandono escolar temprano: Debe ser una obligación de la Administración educativa y de cada centro poner todos los recursos posibles en el objetivo de terminar con el abandono escolar temprano.

2.Innovación: La Consejería deberá promover proyectos de innovación, investigación y evaluación a través de convocatorias para los centros, contando con la colaboración de la UC.

3. : La Administración educativa promoverá proyectos enfocados a la mejora organizativa de los centros, en relación con tiempos y horarios, organización del alumnado, metodologías activas de trabajo...

4. Evitar la repetición de curso: Puesto que la repetición de curso suele resultar ineficaz y costosa, y contribuye a la desigualdad y al abandono escolar, tiene que dejar de ser una medida que se contemple como solución, siendo, en su caso, una medida excepcional.

5.Financiación pública: Se deberá dedicar una financiación mínima del 5% del PIB en ocho años, con la intención de alcanzar, en otros ocho, el 7%.

Examen 7 La aplicación de la Lomce

La negociación del pacto de Estado por la educación mantiene 'congelada' sine die la aplicación de la polémica y cuestionada Lomce y, por tanto, la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan introducir modificaciones. Desde el Gobierno de Cantabria esta ley fue muy criticada por el socialista Ramon Ruiz, que llegó a lanzar un órdago anunciando su inaplicación en Cantabria. Precisamente el PSOE nacional ya ha anunciado que no esta dispuesto a que los cambios más polémicos introducidos por la Lomce, que considera «demoledores» para el sistema educativo, se mantengan por más tiempo.

De hecho, presentarán en el Congreso para tratar de liquidar lo antes posible los aspectos más polémicos de la Lomce que quedan en vigor tras la paralización de las reválidas, acordada en diciembre pasado. Los principales objetivos serán: devolver la enseñanza de Religión y la de Educación para la Ciudadanía a una regulación similar a la que tenían con la ley anterior a la Lomce; prohibir que puedan firmar conciertos o recibir subvenciones públicas los centros privados que separan en distintas clases a niños y niñas; poner límites a la extensión de los conciertos educativos con centros privados; y devolver a los consejos escolares de escuelas e institutos las competencias que les retiró la Lomce en favor de los mayores poderes de los directores.

Fotos

Vídeos