El Racing recurrirá para que el Ayuntamiento se haga cargo de las obras de los Campos de Sport

Los nuevos Campos de Sport, en mayo de 1988, durante la última fase de su construcción.
Los nuevos Campos de Sport, en mayo de 1988, durante la última fase de su construcción. / Se Quintana
  • El club, que ya ha recibido el requerimiento municipal, puede plantear un recurso de reposición o directamente un contencioso-administrativo

ElRacing lo tiene claro.Ni seis días ni cinco ni ninguno. El club ya ha recibido el requerimiento por el que se le exige que comience con carácter de urgencia las obras de reparación de los Campos de Sport, pero su interpretación del contrato de uso del estadio no ha cambiado. Con ambas partes enrocadas y las posiciones cada vez más enconadas, los verdiblancos tienen como alternativas presentar un recurso de reposición o acudir a un contencioso-administrativo, como se le llegó a sugerir el viernes desde elAyuntamiento de Santander.

El presidente del Racing, Manolo Higuera, y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, se reunirán de forma inminente para tratar de desbloquear la situación. Y a menos que alguna de las partes ceda, todo indica a que se resolverá en los tribunales, porque tras el requerimiento enviado por elConsistorio lo único que parece seguro es que las obras de reparación se acometerán de inmediato y que ya estarán en marcha a principios de octubre. Los trabajos se pueden prolongar durante más tiempo, puesto que las previsiones más optimistas estiman su ejecución en algo más de un mes, pero el pésimo estadio del edificio exige que se actúe cuanto antes en lo que se ha convertido ya en un problema de seguridad pública.

De este modo, y si no cambia el escenario, será elAyuntamiento de Santander quien ponga en marcha las obras de forma subsidiaria.Con cargo al Racing –al que además multará–, según el propio Consistorio.Con cargo a las arcas municipales, si se da la razón la sociedad anónima deportiva. Será así el propio Ayuntamiento (si se presenta un recurso de reposición) o un juez (en el caso del contencioso-administrativo) quien dirima definitivamente las responsabilidades.

El problema nace de un documento de cesión del uso tan deficiente como incompleto, y que apenas regula el uso, régimen de explotación y los diferentes supuestos de la cesión del uso del estadio más allá de la titularidad municipal y el uso exclusivo del Racing como parte del pago –no como cesión o alquiler– por los antiguos Campos de Sport.

Toda esta polémica ha estallado en un momento en el que elAyuntamiento de Santander y elRacing negocian la renovación de los convenios de utilización de los Campos de Sport y las Instalaciones Nando Yosu.El primero, por las evidentes deficiencias que presenta en sus escasas dos páginas un documento tan ambiguo que permite a ambas partes forzar su interpretación a su favor. El segundo, porque expira en poco más de un año y medio.

Después de que el último temporal hiciera de nuevo evidentes la semana pasada las graves deficiencias del estadio, como ya habían denunciado en 2015 los bomberos municipales, elRacing dejó clara su postura de que debe ser elAyuntamiento quien se haga cargo de las obras de reparación. El Consistorio, que ya en su día derivó al club la orden salida de la propia administración municipal en la que instaba al propietario del estadio a actuar, respondió el viernes con un nuevo requerimiento, ya de urgencia, en el que daba al club un plazo de seis días para iniciar las obras, so pena de hacerlo la propia administración subsidiariamente, pero con cargo a la SAD y con la consiguiente sanción (o sanciones).

La postura del equipo de Gobierno de Santander es así clara e inequívoca.Además, se reivindica como la administración competente y deja claro que no existen interpretaciones posibles, dado que lo que ha salido del Ayuntamiento es una orden expresa hacia elRacing ante la que sólo cabe cumplirla o recurrir, ya sea ante el propio Ayuntamiento o ante los tribunales.

«Es estructural»

Sí que han surgido voces discordantes en la propia Casona, donde la oposición ya ha mostrado su desacuerdo.El GrupoRegionalista lo hizo a través de la moción registrada el viernes en la que solicita que se acometa la inmediata reparación. Y ayer el jefe de la oposición,Pedro Casares, insistió en un comunicado en la postura mostrada ya en este periódico e instaba alalcalde a «tomar medidas» para solucionar los problemas en la estructura del estadio de los Campos de Sport «sin coacciones». «No estamos hablando de mantenimiento, estamos hablando de obras de conservación de la edificación. Cuando alguien tiene alquilada una casa se hace cargo de mantenerla o pintarla, pero no de arreglar un tejado o la fachada; eso es cosa del propietario», sostiene Casares.