Fútbol | Racing

Experimentos de emergencia en la zaga

Gándara trata de salvar una entrada de Dani Aquino en la sesión del miércoles. /Alberto Aja
Gándara trata de salvar una entrada de Dani Aquino en la sesión del miércoles. / Alberto Aja

Paco Regalón no entrena y Carlos Pouso prueba a Julen Castañeda como central junto a Gándara | El cordobés será sometido este viernes a pruebas para determinar el problema de su rodilla y tiene muy difícil jugar el domingo en Tudela

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Los virus en el fútbol atacan por partes. A un órgano concreto del equipo. Y en el Racing, esta semana, la zona afectada es la defensa. Carlos Pouso lo tiene crudo. La sanción de Gonzalo por cinco tarjetas amarillas fue algo previsto. Quizá, aunque nadie lo reconozca, hasta provocado. Sin embargo, ahora el técnico vasco seguro que lamenta el castigo del burgalés. Miguel Gándara y Paco Regalón partían como pareja de garantías para ocupar el centro de la zaga el domingo en Tudela. Todo iba bien, hasta el miércoles, cuando al término de la sesión, el central cordobés sufrió un fuerte golpe en la rodilla derecha. Parecía poca cosa, pero el tiempo va diciendo lo contrario. Este jueves no entrenó, aún con la articulación hinchada. Y este viernes será sometido a pruebas, aunque, salvo recuperación milagrosa, Pouso perderá a otro efectivo en la zaga. Todo eso en una plantilla descompensada que no anda sobrada de piezas en la parte de atrás.

Así que el técnico vasco este jueves preparó una defensa de emergencia. Cuando menos sorprendente: con Julen Castañeda en el eje de la zaga. Gándara es el único central sano. Además de la sanción de Gonzalo, la mala fortuna alcanzó también al canterano Javi Gómez. El torrelaveguense, con contrato profesional y que no ha disputado ni un minuto esta temporada con el primer equipo, se lesionó también el miércoles -una rotura de fibras-, cuando tenía una oportunidad, por lo menos, de colarse en la convocatoria para viajar a Tudela.

También existe la opción de adelantar los plazos de recuperación de Borja Granero, aunque parece que el míster no está muy por la labor. El valenciano se ha incorporado esta semana al trabajo del grupo, pero con precauciones. Ha completado la mitad de las sesiones y este jueves, cuando se fue al banquillo, se puso hielo por algunas molestias. Quizá entre en la convocatoria, pero no tiene pinta de que vaya a entrar directamente al once titular.

Antonio Tomás: «No se debería dar tanta bola a mi estado. Estoy bien»

Antonio Tomás quiso zanjar este jueves el asunto sobre su forma física en la rueda de prensa posterior al entrenamiento. El centrocampista de Cartes no es ajeno al debate: «Siempre es un tema que está en el aire el estado de Antonio. Yo me encuentro bastante bien. He tenido problemas, pero creo que es un tema al que no debería dársele tanta bola, porque me encuentro bastante bien». El veterano futbolista cántabro es un fijo en las alineaciones de Pouso.

Y la última de las opciones es la del canterano Juan Gutiérrez, este jueves, el único zaguero de las secciones inferiores presente en la sesión. A su favor está que ya ha debutado con el primer equipo esta temporada, aunque no con Carlos Pouso, que parece decantarse por la veteranía.

Ahí es donde entra Julen Castañeda. El lateral vasco, uno de los futbolistas más en forma del Racing, estuvo este jueves, toda la mañana, en el centro de la zaga junto a Miguel Gándara. No es una posición nueva para él, porque en la cantera de la Real Sociedad actuó ahí alguna vez. Pero de eso hace más de un lustro. Lo dicho, una elección de emergencia.

Lógicamente, el traslado de Julen Castañeda provoca un efecto dominó. Si finalmente el guipuzcoano juega como central el domingo frente al Tudelano, Pouso tendrá que buscar un lateral izquierdo donde no lo hay. Así que lo más probable es que tenga que tirar de Álex García para el puesto. El de Beranga apenas ha dispuesto de minutos esta temporada y menos aún desde el cambio de entrenador. Se trata de un volante izquierdo, aunque esta campaña jugó un partido como lateral -contra el Burgos- y lo cierto es que coincidió con su mejor actuación del curso. Quien también trabajó este jueves como zaguero zurdo fue Héber, pero esa opción y más aún fuera de casa, parece remota.

No acaban ahí los problemas

No acaban ahí los cambios en la retaguardia verdiblanca. Seguramente, como en Villaviciosa, la idea de Carlos Pouso hubiese sido dejar el lateral derecho a Miguel Gándara con Regalón y Gonzalo en el centro. Un planteamiento más defensivo. Sin embargo, los contratiempos obligan a que el santanderino se mantenga en su puesto natural. En esta tesitura, la lógica dice que debería ser titular el único lateral derecho de la plantilla: Adán Gurdiel. Pero da la impresión de que el técnico vasco no ve al berciano para este tipo de encuentros. Y quien este jueves fue alineado con la defensa titular fue Sergio Ruiz. El astillerense ya ha actuado ahí esta temporada, con suerte dispar. De todas formas, a Pouso le gusta jugar al despiste en los entrenamientos y cualquier cosa puede pasar cuando anuncie la alineación del domingo.

Las incógnitas se amplían también al centro del campo, aunque en ese caso por el bendito problema del sobrante de efectivos. César Díaz, por la derecha, y Pau Miguélez, por la izquierda, parecen los primeros en la parrilla para ocupar las bandas. Y en el centro, a codazos. Antonio Tomás, Quique Rivero, Jerin o Javi Cobo, sin olvidar las opciones de Sergio Ruiz y Borja Granero. A saber.

Mucho más fácil es adivinar la delantera. Con dos tipos como Borja Lázaro y Dani Aquino marcando goles en los últimos partidos del equipo verdiblanco, hay poco espacio para la competencia. El madrileño y el murciano son fijos, para desgracia de Juanjo o Franco Acosta, por ejemplo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos