Sniace recibe los primeros camiones de materia prima en tres años

El parque de madera estaba vacío hace apenas un par de semanas
El parque de madera estaba vacío hace apenas un par de semanas / Antonio 'Sane'
  • La toneladas de madera recibidas serán utilizada para llenar los llamados "hervidores" cuando la fábrica de celulosa se ponga en marcha| La fecha de reapertura sigue sin confirmarse

La factoría Sniace comenzó a recibir ayer los primeros camiones con madera con destino a la fábrica de celulosa, primeros suministros de materia prima que se producen en las instalaciones en los últimos tres años, durante los cuales la actividad ha estado parada debido a una crisis industrial.

El secretario del comité de Sniace, Antonio Pérez Portilla, ha explicado que las varias toneladas de madera forman parte de las labores de acopio de la materia prima que será utilizada para llenar los llamados "hervidores" cuando la fábrica de celulosa se ponga en marcha.

Según detalla, la carga de los "hervidores" supone alrededor de las 100 toneladas de madera, materia que se transformará en celulosa a través de las distintas máquinas de la fábrica, de ahí la necesidad de que en los próximos sigan llegando camiones con más suministros.

Ha reiterado que durante el mes de agosto los operarios que se reincorporados a la empresa "han avanzado mucho" en el proceso de puesta en marcha, realizando labores de mantenimiento y limpieza de la maquinaria, así como de reparaciones eléctricas y de puesta a punto de motores.

Pérez Portilla ha recordado la "gran complejidad" de algunos de los trabajos efectuados por el casi centenar de trabajadores de Sniace y de contratas que en la actualidad se dedican a la puesta a punto de las máquinas, aunque la fecha de arrancada todavía no ha sido comunicada por la dirección.

En este sentido, ha vuelto a mostrar su confianza que el inicio del proceso de reapertura de la fabrica de celulosa podría "producirse después del puente de San Cipriano", y "antes de finales de mes en el peor de los casos".

Pérez Portilla ha recordado que cuando la fábrica este en funcionamiento la plantilla que podría estar trabajando alcanzaría las 340 personas, a las que habría que añadir el personal de contratas, con lo que la cifra final podría estar en los 400 puestos de trabajo.