El ERTE de Sidenor afectará al 75% de la plantilla de Reinosa

Imagen de los folios que conforman el expediente
Imagen de los folios que conforman el expediente / DM
  • La fábrica campurriana es la que más trabajadores incluye en las medidas propuestas por la compañía, que esta mañana se empezaron a negociar

Sidenor inició esta mañana en Basauri la negociación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que aplicará a todas las fábricas del grupo y que, según un balance inicial, afectará al 50% de los 2.400 trabajadores de plantilla. Pero esa afectación no será homogénea y Reinosa aparece, en principio, como la fábrica en la que el ERTE será aplicado en mayor profundidad, con un 75% de sus 640 trabajadores implicados. La duración del ERTE será de dos años.

La cifra del 75% es la máxima que en el peor de los casos sería aplicada, pero esto no quiere decir que los efectos del ERTE al final sean de ese calibre, tanto en Reinosa como en el resto de las plantas. Todo dependerá de la evolución del mercado y de los pedidos y, también, del reparto que de ellos haga entre las fábricas la dirección central de Sidenor.

Según la documentación entregada a los sindicatos de la comision negociadora, se establece que el porcentaje medio para el expediente temporal estará situado en el 50% de la plantilla y se aplicará de la siguiente forma: Maltzaga (100%), Reinosa (75%), Azkoitia ( 62% ), Oficinas Generales (50%), Legazpi y Azuqueca de Henares (50%), Polyna (39%), Vitoria y Legutiano (35%) y Basauri (20%). Queda fuera del ERTE el centro de I+D.

Los sindicatos recibieron también la voluminosa memoria justificativa de ERTE y las medidas de acompañamiento del denominado Plan de Adaptación Laboral (PAL), entre las que se incluyen excedencias voluntarias por atención a familiares dependientes con reserva de puesto, excedencias de otra índole con abono de cotización a la Seguridad Social, bajas incentivadas, incentivos para aplicar jubilaciones anticipadas a los centros en los que no se ha aplicado la jubilación parcial tales como Azkoitia, Legazpi y Legutiano, suspensiones de contratos de carácter voluntario durante un mínimo de seis meses con abono de indemnización equivalente a la cotización a Seguridad Social.

También se añaden medidas de flexibilidad que afectarían a jornada, calendarios y vacaciones, además de un incremento de las jornadas de disponibilidad en 80 horas por año natural, y la creación de una bolsa individual para la formación fuera de la jornada de trabajo.

USO: "Mantenimiento de las plantas"

La Federación de Industria de Unión Sindical Obrera (USO) hizo la primera valoración de estas medidas y exigió a Sidenor tras conocerlas "la estabilidad del empleo y el mantenimiento de todas sus plantas vinculadas al grupo, con un plan industrial que lo garantice".

Para USO, la negociación del ERTE debe de llevar aparejado el mantenimiento del actual empleo, la estabilidad del mismo en el corto, medio y largo plazo y que todas las plantas continúen vinculadas dentro del grupo Sidenor con un Plan Industrial que lo garantice, así como unas condiciones económicas "dignas". "Estas medidas deben servir para la viabilidad presente y futura de la compañía, sin que suponga una pérdida de derechos, ni una flexibilidad a la carta; ya que los trabajadores va a poner su derecho al desempleo en favor de la empresa, con el objetivo de resolver de forma definitiva las dificultades por las desiguales carga de trabajo", sostiene el sindicato, que exige a Sidenor "que esté a la altura y devuelva a los trabajadores la aportación efectuada".

La mesa de negociación del ERTE ha sido ampliada a 14 miembros y un máximo de tres asesores en función de la representatividad, dando así representación a todas las organizaciónes sindicales en el grupo Sidenor (UGT, CC OO, USO, ELA, LAB, ESK y CSIF).

El ERTE tendrá que ser presentado a la Dirección General de Trabajo, dependiente del Ministerio de Empleo en Madrid, por afectar a varias comunidades autónomas.