Permiten abatir lobos de manera excepcional en la zona afectada por los ataques

  • La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha autorizado batidas de manera puntual en los montes de Tudanca

Los recientes ataques de lobos en los montes de Tudanca han obligado a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación a tomar medidas para prevenir nuevas bajas entre el ganado. Este periódico ha publicado este miércoles, por un error de interpretación, que se permitirá abatir un lobo en todas las cacerías de jabalí que se celebren esta semana en Cantabria. La realidad es que la normativa sólo permite batidas de lobos con carácter excepcional en zonas afectadas por ataques sucesivos al ganado, como es el caso actual en el entorno de Tudanca.

En este caso, al tratarse de una zona incluida en la Reserva del Saja, la normativa dice que "hasta la entrada en vigor del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, la caza de esta especie en la Reserva únicamente se podrá realizar en aquellas batidas de jabalí que la Dirección Técnica determine en función de la mejor información disponible sobre las poblaciones de la especie, los daños producidos, y las actuaciones de control efectuadas en los terrenos colindantes y en el Parque Nacional de los Picos de Europa". La Dirección Técnica comunicará por escrito el cupo establecido al jefe de la cuadrilla que tenga atribuida la batida de jabalí en la que se autorice la caza del lobo.

El Plan Anual de Caza de la Reserva precisa que la caza de esta especie tiene la condición de "extraordinaria".

Fuera de la Reserva, las condiciones para la caza del lobo sigue siendo las mismas. La Orden de Caza que regula toda práctica cinegética esta temporada en Cantabria (exceptuando la Reserva), publicada en el Boletín Oficial de Cantabria el 5 de marzo, precisa que la caza del lobo "sólo se podrá realizar en aquellos cotos en los que se autorice expresamente y se llevará a cabo durante las batidas de jabalí".

Estas autorizaciones podrán solicitarse por parte del titular del coto de caza o podrán plantearse de oficio desde la Dirección General del Medio Natural, en función de lo que ésta determine, teniendo en cuenta la mejor información disponible sobre las poblaciones de la especie, los daños producidos y los planes de gestión o las actuaciones de control efectuadas en los terrenos colindantes. En dicha autorización se comunicará el cupo establecido e irá dirigida al titular del coto.

Así pues, las batidas de lobos se limitarán esta semana a los montes de Tudanca, donde se han producido los ataques.