«Los vecinos del Tenis están ocupando el edificio ilegalmente»

Imagen de archivo del edificio Tenis de Laredo, que está en primera línea de playa. /DM .
Imagen de archivo del edificio Tenis de Laredo, que está en primera línea de playa. / DM .
Laredo

El vecino que pide el derribo impugna el recurso de la comunidad de propietarios, que asegura que el proyecto de demolición «compromete la estabilidad del inmueble»

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

«La sentencia de 1990 anula el Acuerdo de la Comisión de Gobierno de 22 de junio de 1989, por el que se concede Licencia de Primera Ocupación del edificio, con lo que se está efectuando por parte de la comunidad de propietarios una ocupación ilegal del inmueble, que además está siendo permitida desde hace casi treinta años por el Ayuntamiento, que mira hacia otro lado e incumple sus obligaciones de inspección y restauración de la legalidad urbanística». El vecino afectado por el exceso de construcción del Edificio Tenis de Laredo, que reclama el cumplimiento de la orden de derribo parcial (de los vuelos o terrazas de la edificación, así como de todo lo construido bajo cubierta por encima de la línea teórica de 45º), ha impugnado el recurso de reposición presentado por la comunidad de propietarios contra el auto en el que se daba al Ayuntamiento dos meses de plazo para iniciar los trabajos de derribo del inmueble, y en el que los vecinos alertaban sobre el riesgo de efectuar la demolición.

En las alegaciones presentadas, el vecino afectado señala que el auto que recurren los vecinos hace referencia al plazo de inicio de los trabajos y «no a la idoneidad del proyecto de derribo, puesto que los incidentes planteados por las partes fueron resueltos en 2016».

El demandante del 'caso Tenis' asegura que Dynamis, empresa redactora del proyecto de derribo, ha determinado que es técnicamente posible la ejecución del proyecto de Pentia (la primera empresa que realizó el estudio de demolición), «por lo tanto, son ya dos los ingenieros que han afirmado que ese proyecto es perfectamente viable». «Los extremos que se discuten en el recurso se refieren a la supuesta inejecutabilidad del proyecto, cuando lo cierto es que a tenor de la vista celebrada el 9 de junio de 2016 y del Auto dictado por la Sala el mismo día y posterior Auto de 31 de octubre de 2016, la ejecución es posible y además, es posible ejecutarla conforme al proyecto realizado por Pentia».

«Dos ingenieros han determinado que es posible la ejecución del proyecto de derribo»

Sobre la actitud procesal de la comunidad de propietarios, que dice que el proyecto de demolición tiene «graves deficiencias» y «compromete la estabilidad del inmueble», el demandante no se pronuncia, pues ya ha reiterado que el principal responsable es el Ayuntamiento, «con su dilación injustificada en la ejecución de la sentencia». «La comunidad de propietarios es perjudicada por la demolición debido a la actuación del promotor del edificio y del Ayuntamiento. Aunque peor situación es la mía, que llevo años esperando que se satisfaga un derecho fundamental como es el derecho a la ejecución de la sentencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos