Una constructora se une a la petición de ruina del edificio de la calle Alta 125

Una constructora se une a la petición de ruina del edificio de la calle Alta 125
/ Fachada del edificio a la calle Alta. El interior del inmueble está apuntalado hasta la tercera planta.
  • Dos vecinos del inmueble que se resisten al derribo dicen que el mal estado «es por causa de la dejadez del restode dueños de la casa»

La empresa constructora Sidecan, propietaria del terreno de la calle Alta 127, ha pedido al Ayuntamiento que desaloje a los vecinos del 125 ante el mal estado del inmueble, «que amenaza ruina, es muy peligroso y nos impide iniciar la obra de construcción prevista». Sidecan, explicó ayer un portavoz de la empresa, «no puede comenzar la construcción en el solar de su propiedad del edificio previsto de 19 viviendas, 18 plazas de garaje y un local comercial por el mal estado del edificio 125».«Tememos que se pueda caer así que hemos pedido al Ayuntamiento el desalojo preventivo de los vecinos que residen en él y la declaración de ruina del inmueble, por la situación de colapso que presenta».

Los propietarios del inmueble están enfrentados y, como publicó El Diario, diez de los dieciséis dueños han pedido al Ayuntamiento que declare ruina el inmueble ante el mal estado que presenta, «con hundimiento del suelo y desprendimientos en las fachadas a causa, según los informes de los técnicos que hemos contratado, por las aguas subterráneas que corren por debajo», explicó uno de sus portavoces. Los vecinos han optado por esta vía ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre todos.

Estado del edificio

Según explicaron ayer dos de los propietarios que se oponen al derribo de edificio, José Manuel Arieta yLuis Saiz, «la situación en que se encuentra el inmueble no es más que fruto de la dejadez de la mayoría de los propietarios que ven sus pisos como un negocio en vez de como un lugar donde vivir, y dejan a un lado todas sus obligaciones que como propietarios del edificio tienen, en perjuicio de los que sí vivimos allí y mantenemos nuestros pisos en perfecto estado de habitabilidad».

Según estos vecinos, en «el inmueble residen tres propietarios que ocupan dos viviendas y varios inquilinos que ocupan otra». Añaden que «las personas que han pedido al Ayuntamiento que declare ruina el edificio no son vecinos el inmueble, sino propietarios de algunos de los pisos. Algunos nunca han vivido en ellos. Los adquirieron por medio de herencia o como inversión».

Dicen ambos propietarios que «el Ayuntamiento reconoce que el estado actual del edificio se debe a la dejadez de los propietarios, situación que los vecinos que allí vivimos sufrimos a diario,sin portero automático, sin luz en el portal y escalera permitiendo la entrada de ocupas, con las ventanas y puertas de sus casas abiertas y sin revisar el estado en que se encuentran sus viviendas».