La Fiscalía investigará la responsabilidad penal en el desplome de la calle del Sol

La alcaldesa Gema Igual y el concejal de Obras César Díaz antes de entrar ayer en la reunión con vecinos en el Centro Cultural Doctor Madrazo. /Roberto Ruiz
La alcaldesa Gema Igual y el concejal de Obras César Díaz antes de entrar ayer en la reunión con vecinos en el Centro Cultural Doctor Madrazo. / Roberto Ruiz

La alcaldesa informa a los vecinos de que se abrirá un expediente sancionador por las obras realizadas en el local de hostelería, «que podría haber excedido las licencias concedidas»

C. DE LA PEÑA y VIOLETA SANTIAGOSantander

La Fiscalía de Cantabria abrió ayer diligencias para investigar las causas del desplome parcial del edificio número 57 de la calle del Sol y determinar si existen responsabilidades penales, en cuyo caso derivará la causa al juzgado.

La incoación de las diligencias se produjo después de que el concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Santander, Antonio Mantecón, acudiera a la Fiscalía para ratificar la denuncia presentada la semana pasada. En ella, el edil advertía de la existencia de indicios de que en torno al derrumbe del inmueble, que obligó al desalojo de sus 27 ocupantes, se han podido cometer delitos de tráfico de influencias, cohecho, prevaricación administrativa o abuso en el ejercicio de funciones.

Ahora, la fiscal superior, Pilar Jiménez Bados, analizará el alcance de los hechos denunciados para determinar la práctica de las pruebas que considere oportuno practicar, así como requerir la documentación necesaria para la comprobación del hecho y de la responsabilidad de los partícipes en el mismo. Entre los documentos que solicitará está el expediente administrativo municipal de las obras ejecutadas en los bajos del inmueble, así como los informes periciales aportados.

El túnel de Tetuán está otra vez cerrado al paso de vehículos

El túnel de Tetuán se volvió a cerrar al tráfico en la madrugada del lunes para permitir que sigan las obras de aseguramiento del edificio siniestrado, que todavía seguirán como mínimo un par de semanas, según han informado a algunos vecinos afectados por el desplome. El pasadizo podría volver a reabrirse el fin de semana que viene, dependiendo de cómo vayan los trabajos de desemcombro para entonces.

El túnel ya se reabrió el pasado fin de semana (era Semana Grande y Santander estaba repleto de actos festivos y de coches) para facilitar los desplazamientos de ida y vuelta a El Sardinero.

La Fiscalía estaba obligada a abrir diligencias de investigación tras recibir la denuncia, aunque también pudo haberlas incoado de oficio de no haber mediado la denuncia del edil Antonio Mantecón. A partir de ahora, el fiscal instructor dispone de seis meses, prorrogables por otros seis, previa autorización de la Fiscalía General del Estado, para investigar los hechos.

La vía que abre ahora la Fiscalía discurrirá paralela a la denuncia presentada por la concejala de Ganemos Santander, Tatiana Yáñez-Barnuevo, que llevó al juzgado el derrumbe parcial de la calle del Sol por considerar que han podido existir «presuntos delitos de trato de favor y negligencia» en la tramitación de los expedientes y licencias de obras del negocio de hostelería que se estaba reformando en un local comercial del edificio siniestrado. Yáñez presentó su denuncia hace varios días en los juzgados de Santander tras valorar que el equipo de gobierno del Consistorio «permitió obras irregulares a un empresario».

Reunión con los vecinos

Precisamente ayer, la alcaldesa se reunió con los afectados y les informó de que el Ayuntamiento va a abrir un expediente sancionador por la realización de obras en el local en cuestión, que «podrían haber excedido las licencias concedidas», conclusión a la que se ha llegado en el proceso abierto por el Consistorio para esclarecer las causas y responsabilidades en el derrumbe.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en el Centro Cultural Doctor Madrazo (a pocos metros de la calle del Sol) los responsables municipales explicaron que se sigue trabajando con el objetivo de que las viviendas puedan volver a ocuparse cuanto antes, si bien «aún es pronto» para hablar de plazos en este sentido.

Igual explicó a los afectados las labores que se están llevando a cabo en el inmueble, y les ofreció colaboración en la búsqueda de alojamiento de alquiler para quienes lo requieran (ha puesto a disposición de los interesados a los técnicos de la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander), así como para coordinar las altas y bajas de servicios como la luz, el gas o la telefonía de los domicilios que, por el momento, no pueden ser ocupados de nuevo.

1.000 euros para alquiler

El Ayuntamiento también ha ofrecido a los vecinos 1.000 euros más por unidad familiar para hacer frente a los posibles gastos de alquiler, cantidad que se sumará a la ya pagada inicialmente de urgencia, que fue de 500 euros por familia, una cifra que se incrementaba a partir de reunir las familias determinadas características. La alcaldesa indicó, además, que se va a reembolsar a los afectados la parte proporcional del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) que se corresponda con los días del año que deban permanecer fuera de sus pisos.

Demolición controlada

Ayer continuaron los trabajos de demolición controlada en la zona del edificio más cercana al túnel de las cinco viviendas que se derrumbaron. Se hizo en coordinación con los propietarios, que pudieron entrar a recoger algunos objetos personales.

Hoy y mañana se prevé continuar con el desescombro, para lo cual se empleará una pequeña retroexcavadora que se introducirá en la parcela del edificio. A finales de semana, se continuará la parte de derribo controlado que falta en las cinco viviendas dañadas, pero ya en la fachada trasera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos