Al nuevo sistema Metro-TUS le falta todavía un 70% para estar terminado

Uno de los carriles reservados para el Metro-TUS.
Uno de los carriles reservados para el Metro-TUS. / Javier Cotera

Las infraestructuras están sin concluir, los autobuses articulados no llegarán hasta finales de año y queda por delante cerrar la remodelación de los nuevos trayectos

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Al nuevo sistema de transporte urbano con que contará Santander, el conocido como Metro-TUS, le queda aún el 70% del proyecto para estar concluido. Se ha difundido en las últimas semanas la leyenda urbana de que el Metro-TUS no ha hecho más que provocar atascos en el Paseo Pereda este verano (porque se le ha reservado un carril exclusivo), pero José Ignacio Quirós es tajante: el proyecto no está terminado y no lo estará hasta la primavera de 2018, de manera que las críticas que se están vertiendo ya van «demasiado adelantadas».

Según explica el concejal de Medio Ambiente, Movilidad y Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Santander, todavía falta dar un buen número de pasos en los tres vectores de que se compone el proyecto: las infraestructuras están a medias y los grandes autobuses articulados que recorrerán la principal arteria santanderina (Valdecilla-El Sardinero) ni siquiera están en la ciudad. Y, sobre todo, está pendiente acabar el rediseño de las líneas de autobús que cubrirán el centro y la periferia de forma distinta a como lo hacen ahora. Uno de los grandes objetivos, de hecho, es sacar del corazón de la capital un buen número de autocares.

«En el Ayuntamiento sabemos que los carriles únicos ya pintados están llamando a confusión y que hay gente que considera que ya está terminado. Pero no es así. Queda por implementar lo más importante, que es el cambio de filosofía en toda la red». Grosso modo, el edil calcula que no se ha acometido todavía un 70% del total.

De cerca

Metro-TUS
Supone el rediseño del transporte público por la ciudad para sacar autobuses del centro.
Más capacidad
Siete paradas de autobús de la ruta principal se amplían para acoger buses más largos.
Menos tiempo
El objetivo final es ahorrar tiempo en el desplazamiento a los santanderinos.
2,5 millones
es lo que cuestan las infraestructuras físicas,a lo que hay que sumarotros 2,5 millones de los nuevos autobuses.

Para empezar, no se ha rematado la construcción de las infraestructuras físicas, cuya conclusión está programada para octubre. En este capítulo, ya se han ejecutado los carriles separados que se están viendo en algunas calles, marquesinas más grandes y una parte de los intercambiadores de Valdecilla y El Sardinero. Sin embargo, se deben finalizar éstos y pintar algunos tramos de calle de circulación restringida, como otros tramos en Calvo Sotelo y Paseo Pereda (que no se han acometido ahora para no entrar en conflicto con el tráfico veraniego) y el que va de los Delfines a la glorieta Galicia, en las inmediaciones de los Campos de Sport.

Además, queda por delante implantar la priorización semafórica (los autobuses tendrá siempre paso preferente frente al vehículo privado), instalar las cámaras de vigilancia sobre las zonas exclusivas y dotar de inteligencia a las marquesinas. Es decir, queda por colocar «toda la infraestructura tecnológica», que es la que supone un mayor desembolso económico.

Reforma de las rutas

La siguiente fase será incorporar los cinco vehículos de 18 metros, con los que se contará para noviembre o diciembre. Y, finalmente, tiene que acometerse la modificación de las líneas de autobús. Este último paso se quiere hacer coincidir con el cambio de sede del TUS a su nueva instalación de Camarreal. «Estamos hablando del primer trimestre de 2018», contando con que todo vaya como está previsto, apunta el concejal responsable.

La reforma de las rutas de autobús está aún en estudio, si bien empiezan a tenerse claras algunas ideas. Habrá líneas nuevas y habrá ajustes en otras ya existentes, que se acortarán o alargarán según convenga al nuevo sistema. Quirós explica que ya se sabe, por ejemplo, que desde la Universidad de Cantabria habrá un aumento de destinos (a Monte, a El Alisal y al complejo de La Albericia, entre otros).

Están por terminar los dos intercambiadores y toda la parte tecnológica del plan

Los autocares que doblan la capacidad de los actuales llegarán a fin de año

También se organizarán muchas más opciones de transporte público desde y hacia el Parque Científico y Tecnológico (Pctcán), que verá aumentar las frecuencias y los trayectos ya que se enlazará con la zona de Las Estaciones y Castilla-Hermida y con el complejo deportivo de La Albericia y Monte y con la universidad. «Ahora sólo pasa por allí una línea», expone Quirós, «pero en el futuro llegarán allí tres líneas».

El Metro-TUS empezó a intuirse físicamente en la ciudad a primeros de este año, después de tres años de anuncios por parte del anterior alcalde. En febrero se inició la construcción del intercambiador ubicado junto a los Campos de Sport de El Sardinero, a los que siguieron los dos (casi enfrentados) del área de Valdecilla. El sistema consistirá en reservar dos kilómetros de corredor libre de obstáculos entre Valdecilla y el campo de fútbol de El Sardinero (que tiene una extensión total de cinco kilómetros) y hacer que, en estos dos puntos, confluyan los autobuses que ahora recorren el extrarradio.

Fotos

Vídeos