Miravalles contará esta semana con nuevos viales y 80 aparcamientos

Trabajos de señalización en los nuevos viales de Miravalles, próximos al cementerio y el tanatorio.
Trabajos de señalización en los nuevos viales de Miravalles, próximos al cementerio y el tanatorio. / Luis Palomeque
  • El desbloqueo de un proyecto de construcción de viviendas paralizado en los últimos años ha permitido realizar la obra

Buenas noticias de nuevo para la mejora de los accesos y la seguridad vial en el barrio de Miravalles. El constructor torrelaveguense Julio Vargas entregará esta semana al Ayuntamiento una zona urbanizada junto al cementerio de La Llama, tras el desbloqueo de un proyecto de construcción de viviendas paralizado desde hace casi una década por denuncias de colindantes. La obra se retrasó unas semanas porque la empresa Viesgo tuvo que retirar un poste del tendido eléctrico que había quedado en mitad de uno de los viales. Finalmente, se llevó a cabo el asfaltado y la señalización.

El concejal de Urbanismo y Vivienda, José Otto Oyarbide, está muy satisfecho: "Es una noticia muy positiva, ya que esta zona del barrio, próxima al cementerio, quedará por fin sin vallas, limpia y acondicionada, y los vecinos podrán disfrutar de nuevas aceras, alumbrado, zonas verdes y aparcamientos". Oyarbide resalta que la obra quedará "complementada" con la próxima construcción de un vial que unirá el barrio con el Bulevar Ronda, a la altura del tanatorio de la empresa Nereo.

El edil socialista reconoce que el proyecto de Vargas quedó desbloqueado tras las "cordiales" conversaciones mantenidas con el arquitecto de las obras, Luis Castillo. "Lo más importante es que hemos llegado a un entendimiento que nos permite atender otra demanda histórica en la ciudad", concluye.

El constructor desarrolla en Miravalles dos unidades de actuación que suman 20.000 metros cuadrados, proyectos que quedaron paralizados tras denuncias de colindantes en una de ellas, denominada ‘La Escalerona’, que comunica con la Plaza de la Llama a través de unas escaleras, valladas desde hace varios años. El plan incluía la construcción de un aparcamiento subterráneo de 294 plazas, que, finalmente, fue anulado en los Juzgados.

"Ya sabemos lo que pasa en los Tribunales, las cosas se fueron retrasando, pero ya está resuelto", afirma el constructor, que quiere sacarse la "espina" que tiene clavada en su ciudad natal con la paralización de estos proyectos. Ahora su deseo es entregar al Ayuntamiento la parcela urbanizada para uso público, una "primera fase" a la que seguirá otra similar si el mercado inmobiliario se recupera "ligeramente".

Los trabajos ahora ejecutados han supuesto una inversión de 500.000 euros para su empresa, mientras que para el Ayuntamiento salen a "coste cero". Concretamente, se han habilitado 1.600 metros cuadrados de aceras, 1.300 de jardines y 2.600 de viales, en los que se han creado 80 plazas de aparcamiento, muy necesarias en la zona. También se han instalado 26 farolas y la urbanización del lugar se ha completado con el asfaltado y la señalización vertical y horizontal.

El veterano constructor espera que ahora, después de esta obra que "ha quedado muy bien", el Ayuntamiento proceda a "desbloquear" la unidad de actuación próxima, ‘La Escalerona’, un proyecto que "permitirá a los vecinos de Miravalles llegar en cinco minutos al corazón de Torrelavega".

Acceso al Bulevar Ronda

El barrio contará primero con otro importante acceso. El concejal de Obras, Javier López Estrada, ha anunciado que en breve se iniciará la construcción del nuevo vial que unirá Miravalles y el Bulevar Ronda, un proyecto que quedó paralizado tras desaparecer el dinero para financiar la obra. La empresa Ruiz Varela Nereo Hermanos, que aporta las dos terceras partes del presupuesto, emprendió acciones legales contra la persona que hacía de intermediaria en la operación, por haber cometido los presuntos delitos de falsificación de documentos y apropiación indebida de 110.057 euros. López Estrada ha mostrado su satisfacción por el desbloqueo de este proyecto, que tiene un plazo de ejecución de tres meses. El vial partirá junto al tanatorio y tendrá una longitud de 68 metros.