La ciudad contará con su primera área para autocaravanas esta legislatura

La finca elegida para ubicar el área de autocaravanas se utiliza ahora como aparcamiento / Luis Palomeque
Torrelavega

El lugar elegido para su construcción es una finca municipal situada detrás de los nuevos edificios de la Fundación Asilo

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Torrelavega dejará de ser por fin zona hostil para los que viajan en autocavarana. La ciudad contará con su primera área para este tipo de vehículos antes de finalizar la legislatura. El lugar elegido es una finca municipal situada detrás de los nuevos edificios de la Fundación Asilo, que ahora se utiliza como aparcamiento. El Ayuntamiento atiende así la reivindicación del sector, planteada de forma reiterada en los últimos años.

Ya en el presupuesto municipal para este ejercicio se incluyó una primera partida (40.000 euros) para este proyecto, que se encargará en las próximas semanas, según ha confirmado a este periódico el concejal de Movilidad, Javier Melgar. El edil socialista quiere que los amantes de esta forma de viajar tengan en el área de Torrelavega todos los servicios que suelen demandar. Eso sí, se estudia que por el consumo de agua y electricidad tengan que pagar.

Melgar está satisfecho de poder atender las reivindicaciones de los autocaravanistas, especialmente de los que se agrupan en Torrelavega, y no descarta construir una segunda área en los próximos años en la finca Prado del Roble, del Barrio Covadonga, cubriendo así las necesidades de los que prefieran estacionar en un lugar menos céntrico y más cercano al carril bici y el área verde del Besaya.

De hecho, dicha finca, que se utiliza todos los años como aparcamiento de las autocaravanas que participan en las quedadas de la asociación Furgobesaya y en las fiestas patronales, era la primera opción que se barajó. Sin embargo, la larga tramitación que se prevé (es propiedad de una entidad bancaria) ha hecho elegir finalmente la parcela próxima al Asilo para ejecutar el proyecto inicial.

Un portavoz de Furgobesaya, Toño Gómez, ha manifestado su satisfacción porque «por fin» Torrelavega va a contar con una área de estas características, un servicio que ya tienen «otras muchas ciudades». No obstante, Gómez ha lamentado que los responsables municipales no iniciasen el proyecto hace cinco años, cuando comenzaron las quedadas en el Barrio Covadonga, lo que «hubiera permitido hacer la primera área en la finca Prado del Roble, que es el lugar más idóneo».

El autocaravanista dice que es un sector turístico que ayudará a dinamizar la ciudad y pone como ejemplo las 250 personas que participaron en la última quedada, hace unas semanas, procedentes de varias regiones españolas, a pesar del mal tiempo. También resalta el «carácter cívico» del que hacen gala las personas que protagonizan estos asentamientos y el gasto que realizan.

La última, en Santander

El último proyecto de este tipo que se ha ejecutado en Cantabria ha tenido como escenario Santander. La capital de la región cuenta desde junio con una nueva zona para autocaravanas, con 25 plazas, entre el parque de Las Llamas y el campus universitario, que se suma así a las 15 plazas existentes en Nueva Montaña. Para festejar que la ciudad cuenta con esta área cerca de la playa, acudieron alrededor de 50 autocaravanistas de toda España. El estacionamiento, en el que se puede aparcar hasta 48 horas, se ha dotado de espacio para el vaciado de las aguas grises y las aguas negras, una fuente y una boca de agua potable, bancos y contenedor para basura.

Las 25 plazas disponibles en Las Llamas estuvieron casi siempre copadas este verano y la etiqueta de zona hostil que en su día tuvo Santander en los foros de autocaravanistas empieza a formar parte del pasado. Pero gestionar el éxito a veces resulta complicado y el Ayuntamiento tuvo que enfrentarse en agosto al dilema de una estampa de vehículos de este tipo en las cercanías aparcados justo delante de la señal que, en teoría, no les permitía quedarse allí. Los que circulan a menudo por las inmediaciones del Palacio de Deportes tuvieron la oportunidad de verlo. Las autocaravanas que no cabían en su zona.

Fotos

Vídeos