La invasión de la avispa asiática obliga a adoptar medidas especiales

Dos bomberos de Torrelavega proceden a la retirada de un nido de avispa asiática.
Dos bomberos de Torrelavega proceden a la retirada de un nido de avispa asiática. / Luis Palomeque

El Ayuntamiento incrementará el presupuesto para luchar contra la vespa velutina. En ocho meses se han retirado ya 80 nidos

J. I. ARMINIO TORRELAVEGA.

La lucha contra la invasión de la avispa asiática se recrudece también en Torrelavega. En lo que va de año se han retirado más nidos de vespa velutina (80) que en todo 2016 (62). Y es que la presencia y retirada de enjambres de avispón asiático en el municipio se ha incrementado notablemente desde su aparición en Cantabria hace varios años, según ha confirmado el concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca Casal, a la hora de hacer balance de la situación.

El Ayuntamiento adjudicó en 2011 a una empresa la retirada de enjambres, colonias, nidos y otras acumulaciones de insectos himenópteros: abejas, abejorros, avispas, avispones europeos, hormigas..., que suponen un peligro o causan molestias a las personas o los animales. Esta adjudicación se hizo con un presupuesto máximo anual de 2.500 euros, lo que fue suficiente para la erradicación de estos enjambres. Sin embargo, en 2013 se detectó en Cantabria la presencia de la referida especie invasora (vespa velutina nigrithorax), que produce ataques muy intensos y virulentos a las colmenas de abejas, disminuyendo en gran medida los rendimientos productivos y matando a las larvas. La irrupción de esta especie ha venido produciendo paulatinamente un aumento de los enjambres detectados en Torrelavega, que han tenido que ser retirados, lo mismo que en el resto de Cantabria.

Nuevo contrato

La llegada del avispón asiático ha conllevado que se doble el número de intervenciones y, por consiguiente, el gasto. Por ello ahora el Consistorio redactará un nuevo pliego para contratar este servicio de retirada de enjambres, dotándole de mayor presupuesto.

La proliferación de esta espacie invasora está siendo importante en la región. Un ejemplo es que en el término municipal de Torrelavega las actuaciones de retirada de enjambres de esta especie invasora durante el año 2016 fueron 62 respecto a las 91 retiradas totales (68%) de enjambres, aumentando de forma muy importante durante este año, ya que se han retirado hasta el presente mes de septiembre un total de 80 enjambres de vespa velutina, respecto del total de 104 enjambres erradicados (76%).

La dirección general del Medio Natural del Gobierno de Cantabria ha elaborado un protocolo de vigilancia y control del avispón asiático, estableciendo que en los núcleos urbanos de población mayor de 5.000 habitantes la retirada de los nidos detectados e identificados en este ámbito, es competencia de las administraciones locales.

En lo referente a la salud pública, el avispón asiático no es más agresivo que otros insectos himenópteros, aunque reacciona de forma muy virulenta cuando ve amenazado su nido o se produce una vibración a menos de cinco metros del mismo, desencadenando entonces un ataque muy virulento al agente causante. Su localización es errática, anidando en setos, cornisas, árboles, tablones de madera, cobertizos...

Desde su introducción en España en 2010, la expansión de la avispa asiática, apodada la 'asesina de abejas', ha ido creciendo de forma exponencial en las comunidades autónomas del norte hasta convertirse en imparable. La especie crece en número y en colonización de nuevos territorios, hasta asumirse entre los propios profesionales del medio ambiente que la única batalla válida contra ella pasa por limitar los perjuicios que causa, ya que erradicarla resulta casi imposible.

Cantabria supone un fidedigno ejemplo de la invasión de esta plaga: desde que en octubre de 2013 se encontrara el primer nido, en Ojébar (Rasines), la vespa velutina ha ido conquistando terrenos a un ritmo cada vez más creciente. Si en marzo de este año se tenía constancia de que se había asentado en tres de cada cuatro municipios de la región, actualmente se puede afirmar que está presente en casi todos.

Fotos

Vídeos