Ana Hernández, voluntaria Ecoparque

«La solidaridad motiva más para correr»

Ana Hernández posa con parte de la equipación del 'Somos Ecoparque'. /Alberto Aja
Ana Hernández posa con parte de la equipación del 'Somos Ecoparque'. / Alberto Aja

A través del deporte, la atleta Ana Hernández ha encontrado una vía para poder ayudar a los más necesitados, donando el dinero que obtiene junto a 'Somos Ecoparque' por cada kilómetro realizado

Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Un euro por cada kilómetro corrido en una carrera. Ese es el trato al que llegaron con el Ayuntamiento de Arnuero Ana Hernández (Zamora, 1971) y un grupo de amigos, con los que comparte la pasión por correr y con los que creó 'Somos Ecoparque'. «Es mi vía de escape», afirma, pero el hecho de que con cada zancada «sabes que estás ayudando a personas que lo están pasando mal, tiene más valor».

–¿Cómo llegó hasta 'Somos Ecoparque'?

–Cuando el Ayuntamiento de Arnuero decidió apoyar el proyecto de kilómetros solidarios que le propusieron un pequeño grupo de corredores populares y me lo comentaron, no dudé ni un instante en sumarme a la idea, porque de ese modo podría contribuir a la mejora de la difícil situación de muchas familias en riesgo de exclusión social. La idea encaja en mi filosofía de vida, en mi forma de entender el deporte y los valores que comprende y es una motivación al esfuerzo de entrenar y preparar carreras cada vez más exigentes.

–¿Cuál es la esencia de la asociación?

–'Somos Ecoparque' nació aunando la voluntad de cinco 'runners' de transformar su deporte favorito en algo más que el simple hecho de correr. Los cinco éramos modestos corredores populares, así que el mejor éxito posible era que nuestros kilómetros de entrenamiento y de carreras sirvieran para financiar un proyecto cuyo objetivo era sacar a personas del riesgo de exclusión social. Entonces ni siquiera éramos una asociación formal. Simplemente registrábamos los kilómetros en una aplicación y se lo pasamos al Ayuntamiento de Arnuero, quien lo transforma en dinero que va a Caritas. Después se sumó la Obra Social 'la Caixa' a la compra de kilómetros solidarios. También realizan donativos particulares y alguna pequeña empresa local.

–En 2017 se constituyen como asociación, pero la historia comienza unos cuantos años antes.

–La historia se inicia en 2012, cuando un compañero del equipo, medio en bromas, reta al alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, a ver si es capaz de pagar para un proyecto social los kilómetros que hiciésemos corriendo. El alcalde recogió el guante y se fijó la cuantía en 0,25 euros el kilómetro para los entrenamientos y un euro el kilómetro en carrera oficial. En 2013 comenzamos a correr y conseguimos recaudar unos 1.800 euros. Por entones entonces no éramos muy populares y la mayoría, como mucho, habíamos participado en una carrera de diez kilómetros. Con la adhesión de la Caixa, el proyecto se lanzó y nosotros empezamos a participar en carreras más largas. Hoy en día somos cerca de una treintena de corredores. Nuestra indumentaria se ve en prácticamente todas las carreras de Cantabria y muchas de fuera.

«Por cada kilómetro entrenado recibimos 0,25 céntimos y un euro por los de las carreras»

–¿Correr implica ahora un mayor reto para usted?

–Sin duda. Recuerdo con gran emotividad mi primer maratón, en Valencia. Dos miembros del equipo íbamos a participar en un maratón en Barcelona, pero me lesioné, por lo que tuvimos que aplazarlo desde abril a finales de año, cuando se celebra el de Valencia. Llegué con mi rodilla en condiciones muy precarias, pero había que afrontarlo. Entonces correr, con la motivación extra de la solidaridad, es algo que te da más fuerza para superar los momentos difíciles (que los hubo), y aguantar el esfuerzo y el sufrimiento y cruzar una meta con la mayor ilusión del mundo. La superación personal es mayor si va unida a que ello sirva para superar los problemas de otras personas.

–¿Cómo se puede participar?

–Como corredores, simplemente entrenando y participando en carreras oficiales. Hemos puesto un límite de kilómetros a nuestros patrocinadores (el Ayuntamiento de Arnuero y la Obra Social 'la Caixa'), porque sería casi inasumible patrocinar tantísimos kilómetros. Pero también se pueden hacer donativos al proyecto a través de la plataforma de Cáritas, donde hay habilitada una cuenta especial para 'Somos Ecoparque'. Y también las pequeñas empresas pueden comprar su talón de 50 kilómetros, por 50 euros y así se convertirían en colaboradoras.

–Los fines de la práctica del deporte están vinculados a los fines solidarios. ¿Cómo es ese vínculo en su caso?

–El deporte y la solidaridad son valores que ligan bien. Se demuestra constantemente con multitud de eventos deportivos solidarios. En nuestro caso, nos ligamos al proyecto social que desarrolla Cáritas de manera impecable e imprescindible.

–¿Cuál es el próximo reto de 'Somos Ecoparque'?

–Nuestro reto principal es seguir como humildes corredores populares, que se esfuerzan por superar sus propios retos personales y lo hacen de modo que además ayudan a otros muchos a superar los suyos o dificultades más esenciales para tener una vida digna. Como equipo, hemos crecido en número de miembros y, por tanto, en cantidad de retos que cada año superamos. Nuestra ilusión es seguir año a año haciendo entrega de ese cheque a Cáritas por valor de 3.000 euros. Desde que empezamos son ya casi 17.000 euros los recaudados para ese proyecto social. Además, nos hemos vinculado a la organización del 'Trail Ecoparque de Trasmiera', que además de haberse convertido en una carrera muy popular, cada año colabora con alguna causa solidaria y/o ambiental. En 2019 presentaremos una nueva propuesta de trail solidario para colaborar con la Asociación Buscando Sonrisas.