Sylvia de Miguel, la fuerza de un huracán hecha empresaria y amante de la moda

Sylvia de Miguel, una empresaria entregada y apasionada del estilo./DM
Sylvia de Miguel, una empresaria entregada y apasionada del estilo. / DM

La directora del centro deportivo Move & Go de Santander es una mujer fuerte, de esas que irían a cualquier lado y conseguirían sus propósitos

Adriana del Val Ruiz
ADRIANA DEL VAL RUIZ

Sonriente, empresaria, luchadora, sin miedo, inteligente, apasionada… Todas estas cosas parecen muchas, pero se dan a la vez en una sola persona: Sylvia de Miguel.

Conozco a esta mujer «todoterreno» desde hace ya muchos años. Os parecerá una tontería, pero mi primera imagen de ella fue el mismo día de mi boda. Su hermana era mi invitada y ella se pasó a saludar porque la hacía ilusión ver a otra novia casarse en el mismo lugar que ella lo hizo poco antes. Me pareció todo un detalle y guardé ese instante en mi corazón. A partir de ese momento muchos han sido los eventos y «saraos» que nos han unido. Normalmente casi siempre relacionados con ponencias, charlas y otros menesteres del mundo de las Redes Sociales, como, por ejemplo, nuestro tan querido Santander Social Weekend.

Compartimos muchas cosas, pero quizá la más importante es la pasión por nuestro trabajo y por el mundo digital. Ella es directora del centro deportivo Move & Go de Santander, ubicado en un lugar privilegiado entre Mataleñas y el Faro. Cuando le pregunto si esto es lo que ella siempre quiso, lo tiene bien claro: «Sí», –me contesta rotundamente-. «Cuando tenía 25 años y acababa de terminar mi máster tuve que plantearme si trabajar para el grupo familiar o buscar en otro lugar. Casi desde que tengo memoria me imaginaba siendo empresaria, creo que estaba ya predestinada, o encaminada… Así que, en el momento de elegir y siempre apoyada (y animada) por mi familia, aunque me lo pensé un poco, decidí apostar por las empresas familiares», comenta.

Currículum

Sylvia pertenece al grupo Siecsa, formado por muchas diferentes empresas y uno de los grupos referentes aquí en Cantabria. Su primer reto llegó siendo muy joven: ella, junto con un grupo de gente profesional y muy ilusionada, abrió el primer centro deportivo del grupo en Torrelavega. Lo que todos hoy conocemos como el Torresport, surgió como un negocio pionero en la comarca del Besaya. Hoy, es un punto de referencia para todo el que desea asistir a un centro wellness.

Cinco años después dejó aquel centro para abrir uno nuevo en la zona de Mataleñas, en Santander. «Soy la que arriesga y se atreve con todo. Voy abriendo yo los centros...», me cuenta, entre risas. Y no me sorprende, creo que ella es toda una luchadora y, aunque seguro que como todos tiene sus miedos, no lo parece. La veo una mujer fuerte, de esas que irían a cualquier lado y conseguirían sus propósitos.

Posando en las instalaciones del centro deportivo que gestiona.
Posando en las instalaciones del centro deportivo que gestiona. / DM

Recuerda aquellos comienzos con nostalgia. Le pregunto qué supuso para ella ser joven y una mujer al cargo de tanta responsabilidad y gente. Me explica que claro, que no es lo mismo cómo te enseñan a gestionar una empresa en la carrera a como luego es la realidad. La teoría está muy bien aprenderla, pero luego la práctica es otra. «Tienes que saber liderar, gestionar a la gente y saber qué necesitan ellos y qué necesitas tú que hagan para que se cumplan los objetivos de la empresa». A la vista de los resultados, ella tiene lo que hace falta para esto y mucho más.

Estilo propio

Me sorprende cómo somos las personas. Cuando hablamos de moda, sin darse cuenta, ella misma explica cómo su evolución personal se ha visto reflejada también en su estilismo. Cuando comenzó y quería dar a ver que valía a pesar de su juventud, su vestimenta no salía de los trajes formales y un poco tipo «uniforme». Ahora es otra cosa totalmente diferente: el color, las mezclas de prendas… No la hace falta un disfraz de seriedad, ella vale y pisa segura. Su ropa lo demuestra.

«La moda es nuestra herramienta para comunicar al mundo cómo somos y cómo nos sentimos. Sobre todo, las mujeres tenemos un arma muy importante en nuestro armario. Dependiendo de cómo nos sintamos, lo que queramos conseguir ese día o en una reunión determinada, nos ponemos una u otra cosa». Y no le falta nada de razón, la moda son muchas cosas, pero, sobre todo, es eso con lo que expresamos quiénes somos frente al mundo.

Sylvia, como amante del estilo y del periodismo, me confiesa al terminar nuestra entrevista que tiene ahí una vocación frustrada de ser escritora. Tuvo un blog que todavía vive a través de Instagram. Un blog de moda Curvy: «Miss Curvy Style».

«Todo nació de la necesidad de encontrar moda más allá de las tallas grandes hechas para mujeres mayores. Ropa sin vida y sin alma», recuerda. Descubrió gracias a otras blogueras que había muchas tiendas online que ofrecían moda actual en tallas grandes y quiso aportar su granito de arena y ayudar a quienes, como ella, buscaban vestir de manera moderna y actual, pero con una talla grande. Y es que Sylvia, además de todo lo que ya os he contado, adora las prendas, los colores, las tendencias… y por eso, en sus ratitos libres, sigue expresando quién es y qué se pone a través de sus redes.

Una mujer de 10, a quien admirar y a quien seguir. No sólo está a la última en moda y tendencias, no sólo saca adelante empresas con equipos de muchas personas, sino que también es un ser maravilloso que está dispuesto a apuntarse a cualquier reto que se le ponga por delante.

Otras historias:

Síguenos en: