Sobaos, quesadas, cafés y tés

Desde Cantabria llegan a todo el país

Sobaos de la Vega de Pas. /
Sobaos de la Vega de Pas.

Los huevos y la mantequilla eran dos de los productos que durante años sostuvieron la alimentación familiar en la Cantabria rural. Los sobaos y las quesadas son dos joyas que han llegado con éxito a día de hoy

DIEGO RUIZ

El éxito del sobao radica en su esponjosidad y su intenso sabor a huevos y mantequilla. Dos de los productos básicos sobre los que antaño se sostenía la alimentación familiar en la Cantabria rural. En la Vega de Pas se hacen desde el siglo XVI estos 'bizcochos' que hoy son conocidos en todo el país y a los que le han salido competidores de tercera división de fabricación industrial.

Los primeros sobaos se elaboraban con leche, miga de pan, huevos y miel, si es que se tenía en ese momento. Aquella masa había que trabajarla a mano, sobarla, y de ahí el nombre del dulce. Con el paso del tiempo se sustituyó el pan por la harina y la miel por el azúcar, y se le añadió la mantequilla, además de algunos toques de limón, anís o ron. Esta mezcla se cuece después en un horno, tras servirse sobre unos rectángulos de papel grueso, encerado y con un cierre muy característico.

Ver más

Los sobaos pasiegos tienen el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP) que fija una proporción oficial de un 26 % de mantequilla, 26 % de harina de trigo, 26 % de azúcar común blanquilla, 19 % de huevo -de cáscara, no yemas claras y claras por separado- y el contenido del gorro debe de pesar entre 130 y 180 gramos en los grandes; entre 40 y 80 gramos, los medianos, y entre 20 y 40, los pequeños. Los dos últimos se comercializan desde hace poco tiempo y los expertos suelen inclinarse por el de toda la vida, el grande, para muchos, el auténtico.

La zona de elaboración y envasado de los sobaos amparados por la Indicación Geográfica Protegida Sobao Pasiego se encuentra centrada en la denominada comarca del Pas, que abarca la zona delimitada por los ríos Pas y Pisueña y el área de influencia de dichos ríos. Se encuentra, por lo tanto, situada en la zona centro de la Comunidad Autónoma de Cantabria.

El aspecto externo del sobao es una masa batida de forma rectangular cuya miga es de color amarillo intenso y su superficie tiene un color tostado característico. Es de textura densa, esponjosa y jugosa y su sabor es dulce, destacando de modo especial el aroma a mantequilla.

La quesada se elabora con leche cuajada, azúcar, harina, huevos, mantequilla, canela en polvo, limón y sal
La quesada se elabora con leche cuajada, azúcar, harina, huevos, mantequilla, canela en polvo, limón y sal

La quesada, una exquisitez

La quesada es el postre típico de cualquier comida tradicional de Cantabria. Una exquisitez que, poco a poco, se va abriendo mercado a la vera del su hermano, el sobao.

Este producto se elabora con leche cuajada, azúcar, harina, huevos, mantequilla, canela en polvo, limón y sal. En algunas recetas para hacer en casa, la leche se sustituye por yogur natural o de limón, y la mantequilla por margarina, pero esa mezcla nunca puede llamarse quesada. El horno en la elaboración de la quesada pasiega juega también un papel importante.

Este producto artesano, que no lleva conservantes ni colorantes, se comercializa en piezas redondas, ovaladas o rectangulares, con pesos que van desde los 600 gramos del formato pequeño a los 900 del grande. En cuanto a precios, según el fabricante, oscilan entre los 4 y los 9 euros.

Para beber, café y té

Aunque la tradición marque que los sobaos y las quesadas deben tomarse con leche de vaca, también son buenos acompañantes el café y el té. El café de Cantabria tiene nombre propio: Dromedario.

Café Dromedario se funda en 1871 en Santander. Su creador fue Antonio Fernández Baladrón, empresario adelantado a su tiempo, comprometido con la ciudad y sus vecinos. Fue presidente de la Cámara de Comercio en dos ocasiones, concejal de Hacienda, fundador del Ateneo, y miembro de las comisiones que gestionaron la construcción del Palacio de la Magdalena y el Hotel Real, entre otras muchas iniciativas. Desde su creación Café Dromedario ha mantenido su condición de ser el café de Cantabria por excelencia y el liderazgo absoluto en la región.

Café Dromedario tiene sus instalaciones en la Recta de Heras, donde tuestan los mejores granos procedentes de los principales países cafeteros del mundo. Allí se elaboran cafés molidos con mezclas muy pensadas por los expertos de la marca. Además, Dromedario ofrece otros productos como manzanillas y tes. La escuela de baristas de Dromedario es una de las más prestigiosas del país. El Grupo Dromedario posee también las marcas Café Pozo (Madrid) y La Tostadora (Vizcaya).

En Torrelavega se localiza la empresa Fast Tea, proveedora de tes e infusiones de gran calidad. Entre sus productos destacan el te negro, el verde y el rojo, además de tisianas, rooibos e infusiones para gin tónic.

Productores en la Feria

Orlando Ibáñez
| Ibáñez
«Sobaos pasiegos ecológicos y galletas»

«Casa Ibáñez acude a la feria con los sobaos pasiegos ecológicos y las galletas pasiegas ecológicas. No pueden faltar la quesada y la tarta de manzana. Es una producción, en su conjunto, artesanal, potenciada por la utilización de productos naturales y ecológicos».

Miguel Ángel Spano
| Joselín
«Tradición de La Vega y conservas»

«Nuestros sobaos y quesadas ocupan un lugar prominente en el stand, junto a la línea de conservas del mar de Cantabria (anchoas y bonito). Las expectativas que tenemos para la feria son bastante buenas. Confiamos en que los resultados sean positivos para todos».

Oscar Fernández
| Casa Luca
«Sobaos, quesadas y galletas pasiegas»

«Casa Luca presenta una selección de sus productos, sobaos, quesadas y galletas pasiegas. Con despacho en el centro de Santander, en la calle Amós de Escalante, de su obrador en Alceda salen unos postres y dulces típicos de Cantabria elaborados mediante recetas generacionales».

Marco Pardo
| Casa Olmo
«Sobaos, mini quesadas y galletas»

«Junto a los sobaos pasiegos, tamaños pequeño y grande, están nuestras quesadas, incluidas las mini, de una ración. Y no faltan las pastas típicas y las galletas de la casa, elaboradas con mantequilla y con sabor a limón. Es un surtido muy representativo de nuestra producción».

Gerardo Portilla
| El Macho
«Productos típicos pasiegos y corbatas»

«Nuestra marca principal es la linea de sobaos y quesadas en sus diferentes formatos y presentamos una línea de distribución de corbatas de Unquera, galletas y palmeras de hojaldre. No obstante, nuestra seña de identidad está en los sobaos pasiegos y las quesadas».

José Ángel Sáinz
| El Andral
«Es la feria de las ferias en Cantabria»

«Presento los sobaos pasiegos y quesadas en sus líneas de ecológico y convencional, con IGP. Es una feria muy importante, yo diría que es la feria de las ferias en Cantabria, así que es obligado participar. La organización es muy buena y beneficia especialmente a los productores».

Pablo Pelayo
| La Zapita
«Somos un obrador muy tradicional»

«En la feria vamos a estar con los productos tradicionales que salen de nuestro obrador. Los sobaos y las quesadas, todo elaborado artesanalmente, por supuesto. Las expectativas que tenemos este año son buenas y esperamos salir tan contentos como el año pasado».

Raúl Alonso
| Café Dromedario
«Cafés de cinco países y 85 infusiones varias»

«A nuestra línea de cafés tradicionales (molido, natural, descafeinado...) añadimos cafés de Ruanda, Bolivia, Costa Rica y México. Pero también destaca la distribución de infusiones, con más de 85 variedades para que el público elija aquella que más le guste».

Fast Tea
| Francisco Paz
«Infusiones para la salud y 'be happy'»

«Infusiones para hacer en caliente, para la salud (como novedad, una infusión para los gases estomacales y 'be happy', con gingko biloba para la memoria y antidepresivo). Smoothies saludables, infusiones para gin tonic y una mezcla de café con guaraná, entre otras opciones».