Revilla convoca a todo el Gobierno para que Sota dé explicaciones de los recortes

El consejero de Economía, en el Parlamento, entre la responsable de Sanidad y el de Educación./
El consejero de Economía, en el Parlamento, entre la responsable de Sanidad y el de Educación.

El presidente y De la Sierra citan al resto de consejeros a una reunión para analizar el retraso en la negociación de los créditos bancarios, el déficit y la inminente retención de gastos

GONZALO SELLERSSantander

El recorte de 32 millones de euros que Economía hará en el Presupuesto ha pillado a casi todo el Gobierno regional con el pie cambiado. Nadie se esperaba tan pronto una medida, adelantada el pasado domingo por este periódico, que llega sólo dos meses después de aprobarse las cuentas y que supondrá un primer tijeretazo a las previsiones financieras de todas las consejerías. La orden llega, como siempre, desde el Ministerio de Hacienda. Si Cantabria quiere recibir el dinero del primer trimestre para pagar a los proveedores tiene que eliminar gastos que puedan poner en peligro el cumplimiento del déficit. "Hay una preocupación especial por ciertos aspectos económicos", señalaron ayer mismo desde el Ejecutivo. Por esa razón, Miguel Ángel Revilla y Rafael de la Sierra han decidido convocar a todos los consejeros a una reunión esta misma semana. Sobre la mesa no sólo estarán los recortes, sino también el incumplimiento del déficit del año pasado y el retraso en la renegociación de los créditos bancarios.

"De momento no sé nada. Cuando me informen, daré todos los detalles", aseguró ayer el presidente cántabro. De hecho, la eliminación de 32 millones de gasto no se ha discutido todavía en Consejo de Gobierno y la Consejería de Economía trabaja con sus propias previsiones, ya que el Ministerio de Hacienda todavía no le ha concretado la cantidad exacta que debe corregir. Esos 32 millones coinciden con los ingresos de tres partidas concretas del Presupuesto regional. Tres previsiones que Hacienda tiene en su punto de mira y que desde el propio departamento de Sota consideran que son las de "más difícil cumplimiento": la venta de patrimonio, la concesión del Puerto de Laredo y una parte de la recaudación del impuesto de Sucesiones.

Lo que sí está decidido es que el esfuerzo sea compartido por todas las consejerías y que sea cada una la que decida dónde hacer sus propios recortes. Aunque, de momento, Economía aún no se ha dirigido a los responsables de cada departamento. Será después de la reunión de esta semana cuando se den los primeros pasos.

Críticas de la oposición

PP y Podemos fueron especialmente críticos ayer con el presidente y su reconocimiento público de no saber nada de los recortes. "Debería estar al corriente, ese desconocimiento no es excesivamente creíble", señaló la diputada del PP y exconsejera de Economía, Cristina Mazas. "Revilla miente o sus socios de Gobierno, los socialistas, le han mandado callarse y mirar para otro lado, aunque no le debería sorprender a nadie porque llevamos viendo toda la legislatura que tenemos un presidente honorífico, que se dedica a romerías y a verbenas y no a presidir Cantabria", denunció el diputado de Podemos José Ramón Blanco.

Para los populares, estas retenciones serán las primeras de una larga lista, ya que la Autoridad Fiscal ha puesto en duda la capacidad de la Comunidad Autónoma de cumplir con los objetivos de estabilidad. "Ya sabíamos que esto iba a pasar a la vista de las deficiencias del Presupuesto. No estaba justificado el incremento de gastos que se proponía", subrayó Mazas, que advirtió al Gobierno de que si quiere realizar una nueva subida de impuestos debería pasar la modificación presupuestaria por el Parlamento, donde "contará con la negativa del PP, que tiene un modelo opuesto".

Fue la propia exconsejera de Economía la que recomendó a los consejeros del PRC "gastar mucho y muy rápido" el dinero de sus departamentos, tras vaticinar la llegada de una batería de recortes.

Podemos, que este mismo fin de semana acusó al Gobierno de haber mentido en la elaboración del Presupuesto, ya ha registrado una interpelación dirigida a Juan José Sota para que explique en el Pleno del Parlamento ese recorte presupuestario y detalle las partidas que se verán afectadas por el mismo.

Enfado del PSOE

La portavoz del PSOE, Silvia Abascal, culpó de los futuros recortes a Montoro, que "maltrata y menosprecia a Cantabria". La diputada acusó al ministro de exigir "medidas restrictivas" a la región para cobrar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) mientras el Estado "incumple sus compromisos" y no paga las partidas de la Lomce y de Valdecilla. El abono del dinero para los proveedores, dijo, es "el enésimo chantaje del PP desde el Gobierno a las comunidades autónomas".

Mientras tanto, en Ciudadanos se respira tranquilidad. El partido que pactó con el bipartito para aprobar las cuentas en el Parlamento cree que los recortes "suelen ser habituales todos los años en el Presupuesto". "Más tarde o más temprano tenía que tocar. Ahora lo importante es decidir de dónde se van a tocar los gastos", señaló su portavoz, Rubén Gómez.